Real Balompédica Linense

Balona-cantera: división de opiniones

  • La polémica abierta por la marcha de Kai Mauro del Zabal al Cádiz saca a flote abiertas diferencias en el futbol de formación de La Línea

  • Muchos padres culpan a los albinegros de no prestar atención a los futbolistas de proyección y justifican que estos busquen acomodo en otras ciudades

  • La cantera de la Balona, otra vez profanada

Canteranos de la Balona, durante la fiesta de despedida de la temporada

Canteranos de la Balona, durante la fiesta de despedida de la temporada

La marcha del gibralareño Kai Mauro de la cantera del Atlético Zabal (es decir de la base de la Real Balompédica Linense) al Cádiz Club de Fútbol y la información sobre la misma hecha pública por Europa Sur ha abierto una fuerte polémica en el balompié de cantera de La Línea. No son pocos los que responsabilizan a la entidad albinegra de no prestar suficiente atención a los jugadores de proyección y otros entienden que los futbolistas de proyección (y sobre todo sus padres) se dejan llevar por los cantos de sirena, generalmente de sus representantes, que la mayor parte de las veces acaban en agua de borrajas.

La realidad es que con el primer juvenil de La Líneas recién desembarcado de nuevo de la Liga Nacional, la segunda categoría del escalafón nacional y erigido en el primer equipo del Campo de Gibraltar, los movimientos que tengan que ver con esta plantilla (tanto entradas como salidas) van a dar mucho que hablar en los próximos días. Y es que una de las cuestiones sobre la mesa -y así ha quedado patente en las conversaciones mantenidas al respecto en las últimas horas es por qué existen tan escaso apego por parte de la mayor parte de los primeros equipos de las ciudades, algo que contrasta con lo que sucedia no hace mucho.

La aparición de una información sobre la marcha del prometedor lateral zurdo gibraltareño Kai Mauro al Cádiz no ha pasado desapercibida. No hay que pasar por alto que no se trata de una salida más, sino de la marcha de un jugador que se había entrenado en numerosas ocasiones con el equipo de Segunda Federación y que parecía llamado a inscrustarse en el mismo de pleno derecho en un plazo corto de tiempo. La posibilidad de enrolarse en el equipo de la División de Honor (la Primera división nacional) de los cadistas ha disuelto esa opción.

La redacción de Europa Sur recibió a lo largo de este martes un importante número de llamadas de personas relacionadas a los clubes de formación que entienden que están siendo maltratados y de padres de jugadores (por cierto, no en todo los casos de La Línea ni referidas específicamente a la Balompédica) para dejar constante de sus opinones. Lo mismo ha sucedido con las redes sociales. No es precisamente una sorpresa que las opiniones no es que sean dispares, es que están encontradas.

Una de las aportaciones llegó por parte del expresidente de la Unión Deportiva Los Barrios Álvaro Moya (ahora vinculado al Rácing Marbella), que propone que los clubes como Balompédica o Algeciras Club de Fútbol inscriban como profesionales a sus canteramos más destacados, como fórmula para brindarles.

La idea ha sido calificada de “exótica” por los responsables de alguno de los clubes afectados, ya que, recuerdan, para eso sería obligatorio no solo pagar el precio de la inscripción (ya de por sí elevado), sino abonar mensualmente los seguros sociales de todos esos jugadores, que en muchos casos juegan en categorías autonómicas. “Como si ya no tuviésmos bastante”, recalcan. “Y después de todo eso viene el padre de un jugador de 17 años que entiende que tiene una oportunidad y qué haces, ¿le cierras la puerta? ¿Pides algo a cambio?”

Entre las llamadas recibidas algunas insisten en la idea de que la Balompédica no presta suficiente atención a la cantera. “Mi hijo tuvo que buscarse la vida fuera porque la Balona no le daba una oportunidad”, reclama uno de ellos. “¿Para qué llevan a tantos canteranos a los entrenamientos? Para tenerles engañados. La prueba es que después no juegan ni un minuto”.

Quienes se acreditan como representantes  del Guzmán El Bueno afirman que la propia Balona ha actuado como el Cádiz con jugadores de Tarifa, hurtándole futbolistas “sin consultar con nadie”. "Al final cada uno bebe de su propia medicina”.

“Es el mercado. Y al Cadiz y a otros se los quita el Madrid o el Barcelona”, sostiene José Luis Lozano en las redes sociales de Europa Sur, en respuesta a la información. “El futbolista aspira a jugar en el mejor equipo donde tenga más visibilidad y un futuro económico mejor. Aunque no siempre todos triunfen. Fácil”. Un argumento que cuenta con el respaldo de Ray de Francisco: “Los chavales quieren progresar en su vida deportiva, lo que es lógico y entendible”.

Hay quien se queja de que a pesar del continuo esquilmo que el Cádiz hace de la cantera del Campo de Gibraltar -no solo de La Línea- “haya gente que defienda a ese club en esta zona”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios