Real Balompédica Linense "Os lo advierto, el que no meta la pierna, conmigo no juega"

  • Romerito marca terreno desde su primera cita como entrenador de la Balona

  • Los jugadores llegan en perfecto estado de revista

Romerito, que participó en algunos rondos, durante el entrenamiento de este lunes

Romerito, que participó en algunos rondos, durante el entrenamiento de este lunes / Erasmo Fenoy

Reza el tópico que cada maestrillo tiene su librillo y cada entrenador su sello. Nada mejor que el primer día de trabajo para dejar patente cuáles serán las líneas maestras de una campaña, para que no haya lugar a confusiones. La Real Balompédica Linense ha iniciado este lunes su pretemporada 2021-22, la que le conducirá a la andadura del estreno en la Primera RFEF. Su nuevo técnico, Antonio Ruiz Romerito, no ha dejado pasar ni la primera media hora antes de lanzar un mensaje inequívoco: “Conmigo, el que no meta la pierna, no juega. Os lo digo para que os vayáis enterando”.  La voz del míster resonó en el casi desierto Municipal como aquello que decían los padres de “mientras viva bajo este techo…”, a algo innegociable. Aun es pronto para determinar cómo jugará la Balona en la nueva categoría. Lo que empieza a quedar claro es quienes no tienen opciones de jugar.

El primer día de entrenamiento de la Balompédica estuvo salpicado de tópicos. Como todos los primeros días de todas las temporadas en todos los clubes. Los saludos entre quienes se reencuentran. Las presentaciones de quienes llegan nuevos al vestuario, que el primer mensaje que reciben es que Pepe García es mucho más que el masajista de la centenaria entidad de La Línea. Es más una especie de tótem que lo mismo le vacila al presidente que oye el grito a coro de “Pepe vete ya” que lleva resonando en la caseta más de dos décadas.

Lo único que hizo diferente este comienzo del curso fueron los preceptivos test anti-Covid, esta vez sin sobresaltos, y de los ya habituales desbarajustes entre el responsable de prensa del club y los medios de comunicación (dos) que se habían dado cita a las 9:30 en el Municipal. Jugadores (todos en perfecto estado de revista, lejos quedan ya aquellos tiempos en que los peloteros no se cuidaban en verano) y técnicos comenzaron a ejercitarse en el césped del estadio bajo la dirección de Romerito (que parece que aún esté en condiciones de ejercer de carismático central), escoltado por Fernando Niño, Carlos Guerra, el preparador físico Felipe Franco y el preparador de porteros, Miguel Vega.

En esta primera toma de contacto, mucho trabajo con balón. El suficiente para que un desbocado Abdoul Bandaogo –que se entrena con el equipo con la esperanza de ser aún traspasado- le propinase un auténtico estacazo a Luis Alcalde, que acabó por los suelos. El roquetero se quedó en el césped mirando al infinito con cara de “ya va a empezar éste” pero no le sirvió de mucho. Romerito aprovechó para meter otra cuña: “Bien, Abdoul bien, marcando terreno. Así es como tiene que ser toda la liga. Así es como tenéis que hacerlo todo, si es queréis jugar”. Por si no había quedado claro antes.

La sesión sirvió también para que el presidente, Raffaele Pandalone, que seguía junto al director deportivo Ismael Chico la sesión de trabajo -cómo no, móvil en mano- recibiese un montón de felicitaciones por el título europeo de Italia, para que Din Alomerovic llevase a cabo el que puede que sea su último entrenamiento en blanco y negro y para que Miguel Vega reivindicase los efectos del régimen al que se ha sometido. “Mira que la foto que pusiste el día de mi renovación, con el tipín que tengo ahora”, bromeó.

No comparecieron a esta primera convocatoria, unos por problemas de vuelos y otros por haber estado en contacto directo con un positivo de Covid, los hermanos Alhassan y Alsuine Koroma, Gabriel Chironi, Jesús Muñoz y Gerard Oliva, mientras que el mencionado Bandaogo lo hizo, de momento, en calidad de invitado después de que no haya prosperado su traspaso al Real Betis, a quienes se sumaron los canteranos Méndez, Andrés, Samu y el portero guadiareño Diego.

Por delante, días con una sesión de trabajo y otros, con convocatoria mañana y tarde (“todo es alterable” advierte el preparador) que conducen al primer amistoso, el del próximo viernes en Marbella con el AFC Bournemouth de la Championship inglesa (la segunda categoría) a las 19:00 en un compromiso que está anunciado a puerta cerrada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios