Real Balompédica Linense Romerito garantiza humildad trabajo e ilusión en su regreso a la Balompédica

  • El nuevo entrenador subraya "la incertidumbre" que rodea a la Primera RFEF

  • El míster destaca la importancia de que se quede "la base" del plantel que logró el ascenso

  • "Siempre entró en mis planes volver, me sentía identificado con La Línea y con la Balona"

Presentacion de Romerito como entrenador de la Balona

Antonio Ruiz Romerito ya está a los mandos. El nuevo entrenador de la Balona desembarca en la que ha sido su casa desde que defendió la camisola albinegra en la 2011-12 con la misma sinceridad que siempre le caracterizó. No hace promesas que luego no pueda cumplir. Garantiza “humildad y trabajo e ilusión” en dosis máximas para formar “un equipo aguerrido” que transmita a la afición. La Real Balompédica 2021-22, la del estreno en la Primera RFEF, ya está en marcha.

La presentación [es un tópico] este viernes de Antonio Ruiz Romerito como entrenador de la Balona no transmitió el espíritu de estudio mutuo entre el recién llegado y los que preguntan de otras presentaciones. Sencillamente porque no lo era. Se trataba de un reencuentro. El cuidado físico del espigado exfutbolista se muestra esquivo a mostrar la realidad y no delata que haya pasado una década desde que dejó la caseta del Municipal tras disputar una fase de ascenso a Segunda con la Balompédica. Desprende la sensación de que se esté debatiendo entre sentarse en el banquillo y ocupar plaza en el eje de la retaguardia. “Estoy más gordito que entonces”, bromeó durante la sesión de fotos posterior a su comparecencia, a la que se sumó, a regañadientes, su lugarteniente, Fernando Niño, al que no se le caía la sonrisa de la cara, porque acababa de conocer que su hijo, el atacante del Villarreal Fer Niño, había sido convocado con la selección española para el Europeo Sub-21.

Romerito compareció en la sala de prensa que rinde tributo al añorado Francis Negrón junto al presidente, Raffaele Pandalone –quien destacó que la negociación fue “muy fácil”- y al director deportivo, su excompañero Ismael Chico, quien recalcó que el nuevo técnico dejó “muy buenas sensaciones” en la grada durante su etapa como jugador y que ya por entonces los que compartían caseta sabían que “más tarde o más temprano sería entrenador”.

Era lo que buscábamos, tiene carácter, reúne el perfil que queremos en el club, la predisposición de las dos partes era total y se produjo un acuerdo en apenas un día”, recalcó el máximo responsable de la parcela deportiva.

Romerito agradeció “tanto al presidente como a Ismael Chico” la oportunidad de dirigir al elenco albinegro. “Fernando [Niño] y yo tenemos una gran ilusión porque sabemos que llegamos a un gran equipo y ya hemos empezado a trabajar para que sea un año ilusionante y que alcancemos éxitos deportivos”, dijo, al tiempo que recalcó que los recién llegados experimentarán “una simbiosis” con los preparadores que ya forman parte del cuerpo técnico: Juan Mari Sánchez y su excompañero en el eje de la zaga Carlos Guerra, a la espera de que se resuelva el futuro del preparador de porteros, Miguel Vega.

Romerito desveló que, desde que colgó las botas en el Xerez DFC, siempre tuvo la sensación de que volvería a La Línea para desempeñar la tarea de entrenador. “En la 2011-12 hicimos un grandísimo año, un equipo que estaba recién ascendido de Tercera y nos metimos en play-off, en Tenerife pasó lo que pasó y después de aquello siempre he seguido a la Balona. Entonces me llevé una gratísima sorpresa de la ciudad y del club y entraba dentro de mis planes volver, porque me sentía identificado con La Línea y con la Balona. Ya comenté cuando vine con el Sanluqueño que había salido muy contento de aquí”, remató, en referencia a una entrevista concedida a Europa Sur.

El nuevo entrenador albinegro subrayó la “incertidumbre” que existe en torno a la Primera RFEF y advirtió: “Tenemos que ser muy humildes. Tenemos que hacer lo que hicimos la temporada pasada en el Sanluqueño, formar un bloque humilde y trabajador. Nuestro objetivo es que el equipo convenza a la afición, al club… que seamos un equipo difícil, correoso”.

“El año que se presenta es ilusionante, pero tenemos que ser conscientes de que va a haber muchas dificultades y que aún no sabemos exactamente cómo va a ser la categoría”, agregó.

“Nosotros somos muy pesados en el aspecto del trabajo y queremos que el equipo juegue de todas las formas posibles, que se adapte a todas las circunstancias que se pueda encontrar en un partido, pero es verdad que me gusta que mis equipos sean verticales y presionantes… pero bueno eso ya lo veremos con la plantilla que vamos a formar y el trabajo que vamos a hacer, aunque seremos un equipo aguerrido, eso seguro”.

El sevillano recordó que con 13 futbolistas con contrato en vigor “se va a quedar una base importante” de la que logró el ascenso a la Primera RFEF “y eso es positivo, pero siempre siendo conscientes de que hay que reforzar. En eso estamos trabajando”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios