II Premio Federico Joly | Inés Arrimadas Una sociedad que reconoce el coraje de una mujer del sur

  • Arrimadas transmite, más allá de su afiliación política, la imagen de una mujer con determinación que cree en lo que hace

Inés Arrimadas, junto a su marido, Xavier Cima, y José Joly. Inés Arrimadas, junto a su marido, Xavier Cima, y José Joly.

Inés Arrimadas, junto a su marido, Xavier Cima, y José Joly. / Reportaje gráfico: Julio González, Jesús Marín y Lourdes de Vicente

Inés Arrimadas es una política en activo que, además, está en campaña electoral, ya que su formación, Ciudadanos, quiere que su carisma favorezca a su candidato en Andalucía, Juan Marín. Sin embargo, Arrimadas no ha sido premiada con el II Premio Federico Joly por la acción política en su partido, sino por haber sabido encarnar en un periodo de máxima crispación en Cataluña un mensaje de convivencia y de defensa de los valores constitucionales. Como ella reseñó en su discurso, un constitucionalismo no ceñido al 78, sino también a 1812, “cuando los súbditos se convirtieron en ciudadanos”.

Ese papel durante el otoño del pasado año en Cataluña es algo que se reconoce en el resto de España. Ella supo canalizar un sentimiento que era inclusivo. Durante toda su campaña ella llamó a la sensatez de todos los catalanes. Tuvo que ser una andaluza, tuvo que ser una gaditana, lo que le da cierta dimensión épica. Los asistentes a la entrega del Premio, que venían de muy diferentes sectores de la sociedad gaditana y andaluza, transmitieron esa admiración.

Eduardo González Mazo, rector de la Universidad de Cádiz, fue uno de los invitados que quiso resaltar a la premiada. “Su figura es muy destacada en el escenario político nacional en estos momentos. Hay que valorar que desde su Jerez natal ha conseguido tener una gran trascendencia en Cataluña. Su defensa de la Constitución es digna de alabar, porque ha defendido su postura con valentía, tomando el camino difícil pero el correcto, como ella misma ha dicho en su discurso".

Antonio Rivas, presidente de la Asociación de Antifaces de Oro del Carnaval de Cádiz, declaró que Arrimadas “es una política muy importante en el panorama no sólo catalán sino de todo el país. Dice las cosas sin dobleces, por eso llega a tanta gente con un discurso valiente y que no se pierde en tópicos ni virajes políticos. Sabe lo que a la gente le preocupa y los trata con decisión, pensando siempre en el ciudadano de a pie, y eso es algo que en la calle se le agradece. Además, el hecho de que tenga raíces en nuestra tierra nos debe hacer sentirnos orgullosos de ella”, dijo.

Pedro Gallardo, presidente de Asaja Cádiz, estaba interesado en conocer cuál es el proyecto de Ciudadanos para el agro, algo de lo que esta formación no habla demasiado, lo que a él le preocupa. Aún así, había conseguido cerrar una cita para los próximos días y esa distancia que se intuía entre los intereses de su asociación y las prioridades de esta formación no impedía que se le restara ni un ápice de admiración por la líder de la oposición en Cataluña: “Tiene un enorme mérito el que ella defienda unos valores que nos dimos los españoles, incluidos los catalanes, en el año 78 y que sepa explicarlo de la manera que lo explica. Es una magnífica política”.

También muy vinculado al campo, Pepe Bohórquez, sacaba a pasear su orgullo de Jerez cada vez que la veía en una comparecencia o en una tertulia. “Es una mujer inteligentísima y una persona admirable”. Bohórquez, a quien conoce es al padre, Rufino Arrimadas, que es de su generación, y que fue concejal de Jerez durante la Transición por UCD. “Es evidente que ha sabido transmitir a su hija valores democráticos que él en su día defendió, aunque en aquella época de lo que se trataba era de modernizar la ciudad y él se aplicó a ello”.

María Fernández-Trujillo, concejala de Cs en el Ayuntamiento de Cádiz, reconoció que para ella Inés Arrimadas suponía “un referente como mujer y como política. Para mí, Inés es una inspiración, no sólo por su juventud y por todo lo que ha hecho en tan poco tiempo, sino porque tiene las ideas muy claras y posee una oratoria que llega a todo el mundo. Inés Arrimadas posee carisma, fuerza, es un ejemplo del poder de las mujeres, porque es una primera espada de la política nacional”.

Desde la rivalidad política, José Pacheco, subdelegado en la provincia del Gobierno de Pedro Sánchez, el único miembro de otro partido que asistió a un reconocimiento que era ajeno a la competencia entre formaciones, no tuvo problema en reconocer lo que ha significado Inés Arrimadas: “Tiene unas estupendas maneras políticas, es una luchadora, muy preparada y con una magnífica oratoria. Que sea andaluza es un buen ejemplo de que desde el sur se exporta mucho talento, aunque no comparta las ideas que su formación tiene para Andalucía".

Desde el mundo empresarial, Rafael Fernández, CEO de Bayport y recientemente elegido presidente de la Asociación para la Promoción del Puerto de la Bahía de Cádiz, Cádiz-Port, dijo que a la líder de Cs en Cataluña se la podía definir en pocas palabras: "Porque trae frescura, valentía, una mentalidad abierta, positiva, de unidad y defensa constitucional”.

“Particularmente me ha sorprendido el peso que ha cogido en la política nacional en tan poco tiempo pero creo que es una bocanada de aire fresco que agrada a la gente, porque su lenguaje es cercano y eso se agradece siempre”, concluyó Fernández.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios