Andalucía

Transportes, prevención de incendios y deporte acaparan los recortes en 2012

  • Cooperación internacional, museos, turismo, comercio o fomento empresarial son otros de los programas que caen para sufragar el mantenimiento de la educación y la sanidad en los presupuestos de la Junta

Comentarios 8

La Junta de Andalucía ha puesto el foco en que los Presupuestos andaluces para 2012 incrementan la financiación en educación y en prestaciones sociales como la dependencia y mantienen la inversión en sanidad. Para ello se eleva el endeudamiento hasta el máximo autorizado y se recortan las políticas no prioritarias. Pero ¿cuáles son los programas en los que el Gobierno andaluz prevé meter la tijera?

Sobresale en negativo la partida destinada a la planificación territorial, infraestructuras y servicios de transportes. En una lectura por programas del proyecto de Presupuestos para 2012, se extrae que la financiación para estos servicios retrocede un 32% (200 millones), de los 611 millones de este año a los 411 millones de 2012. En 2010 la cuantía presupuestada fue de 1.475 millones. Es decir, en dos años se ha quedado en un tercio.

Esta caída se explica en el descenso progresivo en la inversión y en el presupuesto de la Consejería de Obras Públicas y Vivienda, de sólo 609,8 millones en 2012 (-25,3% que en 2011). El 70% del presupuesto de esta Consejería, esos 411 millones, se ajustarán a las actuaciones en sistemas de transporte de las áreas urbanas y metropolitanas, la construcción y mejora de las infraestructuras viarias, el planeamiento y construcción de instalaciones portuarias y áreas logísticas o las medidas de seguridad en el dominio público viario. Las inversiones reales pasan de 338,4 a 197,8 millones y las transferencias de capital de 154,6 a 76,3 millones.

A distancia, la siguiente partida que baja con mayor virulencia es la gestión del medio natural, dependiente de la Consejería de Medio Ambiente. Desciende de 334,7 a 276,8, casi 58 millones. El desplome es consecuencia de la dieta practicada en esta Consejería, que se queda en 788 millones, un 9,9% menos que este año. Como gestión del medio natural se entiende la prevención y extinción de los incendios forestales, la ordenación de la caza y la pesca o la conservación de la fauna y la flora.

La mayor parte del descenso presupuestario obedece a la prevención de incendios, en lo que se refiere a la conservación y uso sostenible de los montes, especialmente en las zonas rurales, y a las subvenciones que se otorgan para ello. Estas partidas decrecen unos 25 millones. En cuanto a la conservación de especies no hay variaciones destacables. Incluso se aumenta por el proyecto Life para el lince ibérico. También desciende el presupuesto para parques naturales y participación ciudadana, unos 3 millones de euros. Sin embargo, se incrementan 14.000 euros las acciones para cambio climático y levemente los programas de consumo y administración del tiempo libre.

Las actuaciones en materia de agua registran un descenso de 296 a 265 millones, explicado principalmente en la reversión de competencias de la cuenca del Guadalquivir al Estado.

Un año más las inversiones en materia deportiva son de las más perjudicadas. Los programas de infraestructuras, centros y ordenación deportiva caen casi a la mitad (de 60 a 32 millones) y la planificación y promoción del deporte de 26 a 23 millones. También dependiente de la Consejería de Turismo desciende la financiación para el fomento de la oferta turística, de 60 a 52,5 millones. Aumenta sólo 42.000 euros las acciones para la promoción, calidad e innovación turística.

Por su parte, las actividades para la promoción del comercio bajan de 28,4 a 20,3 millones. Esta Consejería es, tras Obras Públicas, la que sufre los mayores recortes para 2012, un 16,4% con respecto a este año. Se queda en 245,1 millones.

Llama la atención también el descenso en la Consejería de Presidencia, de un 18,6%, que repercute en un descenso en programas de comunicación social de 35 millones (publicidad institucional, publicaciones,...) y de cooperación internacional y acción exterior, con 19,5 millones menos de lo que han aportado este año las consejerías involucradas. La Agencia andaluza de cooperación al desarrollo protagoniza la bajada, con recortes menos pronunciados para fundaciones como Tres Culturas, Casa Sefarad o Barenboim Said.

Otros de los programas que retroceden en 2012 son las acciones para desarrollo económico y fomento empresarial, que pasan de 277,4 millones en 2011 a 254, 23 millones menos. En similar cuantía caen las partidas para desarrollo energético y fomento de la minería, de 133,5 a 106 millones.

En agricultura, lo más destacado es el descenso en servicios generales. Es común en todas las consejerías la merma en este apartado directivo, pero se agudiza en esta Consejería al descender su presupuesto 53 millones, de 141 millones a 87,6. De esta dirección dependen el seguimiento de las políticas de desarrollo rural y las ayudas a organizaciones agrarias. Se añade un retroceso de 8 millones en desarrollo rural, una política que se elevó un 43% en el presupuesto vigente.

En cultura, el programa de museos y promoción del arte cae 6,5 millones (de 30 a 23,5), 1,1 millones los fondos para libros, archivos y bibliotecas (de 24,4 a 23,3) y 400.000 euros en bienes culturales. Sube la tutela de la Alhambra y el Generalife (de 22,6 a 25,2) y se apuntala en 4,4 millones el fomento del arte contemporáneo.

Algunas de las políticas de protección social experimentan aumentos anecdóticos. El plan de drogodependencias se incrementa en 576 euros, la atención a la infancia en 918 euros, el bienestar social en 452 euros, las acciones para igualdad y promoción de las mujeres en 4.783 euros, la prevención en violencia de género en 13.803 euros, las políticas migratorias en 7.585 euros y la promoción y servicios a la juventud en 20.779 euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios