Algeciras

Un cuentacuentos cosmopolita con alma algecireña

  • Jordi Segura ha escrito junto a su hijo Daniel, de 8 años, '10 cuentos que te gustarán y otros 10 que no'

  • De Algeciras a Houston pasando por Tokio, el camino de este peculiar ingeniero de Telecomunicaciones

Jordi Segura, con sus hijos Daniel y Elena. Jordi Segura, con sus hijos Daniel y Elena.

Jordi Segura, con sus hijos Daniel y Elena. / E. S.

Jordi Segura es un algecireño que acaba de publicar un libro de cuentos. La peculiaridad es que lo ha hecho gracias a la ayuda de su hijo Daniel, de 8 años, que empezó como su fuente de inspiración y acabó casi como su editor. Jordi se ha lanzado al mundo de las letras con 10 cuentos que te gustarán y otros 10 que no, pero es ingeniero de Telecomunicaciones y un auténtico cosmopolita que ha vivido en Finlandia, Tokio o Houston desde que emprendió la aventura lejos de su tierra.

De madre leonesa y padre catalán, ambos afincados más de 45 años en la Bahía, Jordi Segura nació y se crió en Algeciras. Aún recuerda esos años frente a la antigua Celupal -"Había que cerrar las ventanas cuando soplaba el viento hacia nuestra casa porque entraba todo el humo"-, antes de mudarse a San García. Estudió en Los Pinos y cursó Telecomunicaciones en Málaga.

Estando a caballo entre Málaga y Algeciras, como tantos muchos otros estudiantes de la zona, Jordi Segura disfrutó de su primera experiencia internacional al hacer una Erasmus de cuatro meses en Finlandia durante su último año de carrera. Fue el detonante para acceder a una beca Vulcanus en Japón, hacia un viaje que le iba a cambiar la vida por completo.

Lo que empezó como un periodo de becario en una multinacional (Schlumberger) se tornó en una oportunidad de trabajo estable. La crisis de 2008 decantó a este algecireño a seguir en el país nipón. "Me quedé en Tokio esperando a que pasara la crisis para volver a España, y esperé y esperé... Y al final acabé pasando siete años en Japón, y por el camino me casé con mi novia china", relata Jordi, que tuvo a su primer hijo allí y vivió, entre muchísimas experiencias, la catástrofe de Fukushima. "Aunque la explosión nos cogió de viaje", recuerda.

"En 2014, que ya estaba más consolidado en la empresa, me trasladaron a Houston, donde vivo desde entonces y donde nació mi segunda hija Elena", explica el algecireño, que ya lleva doce años fuera de Algeciras. "Se echa mucho de menos. Pese a todo lo que nos criticamos a nosotros mismos, hay algo bonito en nuestra manera relajada y amigable de vivir, y espero que mis hijos lo puedan experimentar algún día", desea.

¿Y cómo se arrancó a escribir Jordi Segura y por qué los cuentos? Su hijo Daniel es el responsable. "Esta idea surgió por dos motivos", comienza. "Daniel es trilingüe (inglés, español y chino) pero a medida que crecía me di cuenta de que le costaba más responder en español, se quedaba rezagado, así que empecé a leerle cuentos en español por las noches", explica. "Lo segundo fue una manera de motivar a mi hijo a pensar y escribir historias, algo que le pedían en el colegio, así que decidí darle ejemplo al sentarme a escribir con él".

"El plan salió mucho mejor de lo deseado", reconoce el padre, que pronto se vio sorprendido por el interés de su hijo. "Empezó a compartir sus propias ideas o a pedirme que cambiara cosas, y así empezamos a hacer cuentos que cada vez le gustaban más", desvela.

Los Segura utilizan nombres de familiares en sus personajes, una manera de que Jordi consiga estrechar el lejano contacto de sus hijos con sus raíces algecireñas y ahora también chinas. Los cuentos están disponibles en la versión digital en Kindle y dentro de poco, avisa Jordi, saldrá una edición en tapa dura.

La vida en EEUU durante el Covid-19

Jordi Segura y su familia han encontrado en Houston una ciudad tan enorme como acogedora. "Es como un gran bloque de hormigón. Aquí tienen un dicho que dice "Everything is bigger in Texas" (todo es más grande en Texas) y realmente lo es", afirma.

"Es de los mejores lugares del mundo para tener una familia, sobre todo con niños pequeños", explica el algecireño, que se ha topado con una comunidad multicultural con gran presencia de hispanos (el 47%) y muchísimos hispanohablantes. El calor y los huracanes son dos factores que sí han sorprendido a un algecireño acostumbrados a las temperaturas del sur de Andalucía.

El Covid-19 azota con fuerza en Estados Unidos. Jordi Segura lo ha vivido "como a cámara lenta" ya que han tenido un seguimiento casi diario desde enero a través de la familia china de su esposa. "Lo vimos venir y sabíamos lo grave que era", admite.

"Cuando llegó, hubo una reacción del gobierno muy lenta, y además EEUU es un país muy descentralizado. Cada estado toma sus propias medidas por el tiempo que considera adecuado, y si preguntas a alguien en otro estado te contará una historia muy distinta a la mía. Esto hizo más difícil tener una respuesta coordinada en las primeras semanas y nos ha llevado a estos números tan altos de infecciones", explica Segura. La normalidad vuelve poco a poco en Texas, donde no ha habido restricciones para salir de casa.

Otro acontecimiento social que sacude el país es la revuelta callejera por la muerte de George Floyd. "El Black Lives Matter ha desplazado completamente al Covid en las noticias e incluso ha obligado a tener toques de queda por la noche en otros estados, pero ha tocado menos a Houston", desvela Jordi, que remarca la diversidad de la comunidad de Houston, donde la mayoría de las protestas "han sido pacíficas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios