Fondos Next Generation Tarifa proyecta revitalizar la Isla con un acuario y un museo al aire libre

  • El Ayuntamiento solicita a la Unión Europea una subvención de 7,7 millones de euros en cuatro años para generar economía a través del turismo y medio ambiente

  • Incluye la regeneración ambiental y la rehabilitación de una veintena de elementos patrimoniales 

Un deportista camina por el acceso a la Isla de Tarifa.

Un deportista camina por el acceso a la Isla de Tarifa. / Erasmo Fenoy

Las autoridades municipales tarifeñas aspiran a dar un paso de gigante en el proceso de recuperación de la Isla de Tarifa como un enclave para el uso ciudadano y la generación de actividad económica en la localidad desde el máximo respeto al medio ambiente.  

El Ayuntamiento de Tarifa plantea la ejecución de una regeneración integral y la promoción de este espacio protegido con un proyecto valorado en 7,7 millones de euros que se ha presentado a la convocatoria regional de las subvenciones de los fondos Next Generation, los también conocidos como fondos para la recuperación europea post Covid. En el diseño destaca la creación de un acuario para divulgar la fauna y flora marina de la zona así como un espacio museístico al aire libre. 

El proyecto abarca además la recuperación ambiental y la rehabilitación del extenso patrimonio cultural de la Isla de Tarifa, considerada como un privilegiado escaparate del Parque Natural del Estrecho que también atesora elementos constructivos testigos del asentamiento de varias culturas a lo largo de la historia en el punto más meridional del continente europeo. 

"Estamos convencidos del potencial que tiene la Isla de Tarifa para generar la economía en la localidad a través de un uso regulado y controlado, que permita conservar el patrimonio natural y cultural que atesora. Además de todas las actuaciones para la mejora, el proyecto plantea un flujo de personas y capacidad de carga regulados para preservar un lugar inigualable que debe darse a conocer", explica Francisco Ruiz, alcalde de Tarifa.

El proyecto integral se articula a través de cuatro líneas de actuación con un horizonte a cuatro años, de 2021 a 2024, y se enmarca en varios de los objetivos de la convocatoria de los fondos Next Generation. Tarifa justifica que la idea casa con la conservación y restauración de ecosistemas y su biodiversidad, la preservación del espacio litoral y los recursos hídricos o la modernización y competitividad del sector turístico, entre otros. En total, Tarifa ha tramitado una veintena de proyectos a la convocatoria para optar a parte de los fondos de la Unión.  

La verja de entrada a la Isla de Tarifa. La verja de entrada a la Isla de Tarifa.

La verja de entrada a la Isla de Tarifa. / Erasmo Fenoy

Se trata de una iniciativa ambiciosa, que va mucho más allá de la construcción del Centro de Interpretación de la Isla de Tarifa cuya ejecución está prevista para este mismo año. Esta otra actuación tiene totalmente garantizada su financiación para reconvertir el faro y un edificio anexo en el futuro centro de recepción para los visitantes

"Ahora aspiramos a dar un paso más con los fondos Next Generation junto con la avanzadilla que supondrá el centro de visitantes, que será la primera infraestructura potente en la Isla de Tarifa gracias a la colaboración de la Autoridad Portuaria de la Bahía de Algeciras y el Grupo de Desarrollo Regional. Se están dando los pasos para recuperar la Isla toda vez que existe el compromiso por parte del Ministerio del Interior de no reabrir el Centro de Internamiento de Extranjeros", detalla Ruiz, en referencia a la principal servidumbre que mantenía condicionada el desarrollo de cualquier iniciativa de mejora. 

Rehabilitación y restauración de edificios

La primera de las cuatro líneas de actuación contempladas en el proyecto está valorada en 4,55 millones de euros. La mayoría de este presupuesto (2,75 millones) se proponen para rehabilitar aproximadamente 4.000 metros cuadrados de edificaciones actualmente en desuso para actividad terciaria (fines administrativos o de servicios) e investigadora con pautas de eficiencia energética.

El diseño propone además la rehabilitación del edificio anexo al polvorín para crear un acuario que represente la biodiversidad intermareal y submareal del entorno de la Isla, con una superficie aproximada de 500 metros cuadrados y un presupuesto de 850.000 euros. 

"El concepto sería simular una inmersión de los visitantes dado que existe una zona horadada en el terreno. Los usuarios bajarían hacia un recinto bajo tierra en el que se ubicarían los tanques para recrear el hábitat de la Isla de Tarifa", detalla el alcalde tarifeño.

Y en esta misma línea de trabajo, un presupuesto de 950.000 euros queda vinculado a la propuesta para restaurar las edificaciones catalogadas como Bien de Interés Cultural (BIC). Superan la veintena, la mayoría de tipo defensivo.

Proyecto cultural

La segunda línea de trabajo plantea hacer del recinto un referente cultural internacional con la integración de cinco obras artísticas vinculadas al patrimonio natural y cultural de la Isla.

Con un presupuesto de 850.000 euros, estaría vinculado al concepto "Paisaje imaginario" y el Ayuntamiento de Tarifa tiene en mente para su diseño y dirección a un artista de prestigio internacional, muy vinculado al entorno.

"Creemos que también tiene cabida la cultura y el arte en la Isla como foco para la atracción de visitantes que se complemente al atractivo patrimonial que ya de por sí tiene la Isla", comenta Ruiz. 

Regeneración ambiental 

Las actuaciones contempladas en este objetivo abarcarían la demolición o eliminación de las edificaciones o elementos sin valor histórico o cultural, o cuya rehabilitación no sea posible o resulte innecesaria. Tras la demolición, se desarrollarían trabajos de restauración y recuperación del ecosistema y del paisaje.

. .

.

Esta línea de actuación, con 1,6 millones de presupuesto, añade la erradicación de especies exóticas invasoras en toda la superficie de la Isla. "Ha pasado mucho tiempo sin que se hagan intervenciones ambientales en la Isla. Deben retirarse materiales constructivos que no casan con el entorno y regenerar el entorno aprovechando que el uso limitado lo ha mantenido con pocas alteraciones", subraya el regidor tarifeño. 

Uso público

La cuarta y última línea de actuación se centraría en la gestión de la Isla y su funcionamiento para los visitantes, con un nivel de gasto estimado en 650.000 euros.

Entre las tareas programadas se incluye la elaboración de un estudio de capacidad de carga y de accesibilidad universal que permita determinar el número de visitantes que puede soportar la Isla de Tarifa sin comprometer la conservación de sus valores naturales y culturales además de garantizar el acceso de personas con discapacidad.

Así, plantea el diseño y ejecución de los itinerarios para controlar los desplazamientos de los visitantes para evitar perjuicios a la conservación y protección del patrimonio natural y cultural. Y también el control de acceso. Para entrar a la Isla se seguirá necesitando un registro que permita garantizar la conservación y planificar el acceso de los visitantes. Incluye el diseño y puesta en marcha de medidas de control de acceso en la entrada principal y en varios puntos críticos a través de tecnología relacionada con la vigilancia y el control de personas.

"Hemos presentado este proyecto con una enorme ilusión. Creemos que debe tenerse en consideración por parte del comité de reparto de los fondos porque es generador de empleo, cumple escrupulosamente con la protección del medio ambiente al ser sostenible y con la promoción del patrimonio", justifica el alcalde de la localidad. 

Las mejoras ambientales, una línea de acción

La solicitud tramitada para los fondos Next Generation hace hincapié en las mejoras ambientales como “paradigma de las buenas prácticas y desarrollo sostenible del uso público y turístico de un espacio con un alto valor natural y cultural”.

Entre las cuestiones para lograrlo, recoge que permitirá eliminar materiales contaminantes y obsoletos, como el amianto, y reponerlos con materiales más eficientes energéticamente y respetuosos con el medio ambiente. También se pretende utilizar energías renovables para el suministro de las edificaciones rehabilitadas, contribuyendo de esta forma a la menor emisión de CO2 a la atmósfera y a un menor consumo energético.

Por otra parte, la regeneración de hábitats degradados y la eliminación de especies exóticas invasoras contribuirá a la mejora de la biodiversidad. El control de acceso a través de la medición de la capacidad de carga, permitirá implementar una actividad turística sostenible, según se refleja en la ficha del proyecto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios