Patrimonio

La Isla de Tarifa, un tesoro para todos los públicos

Vista general del faro de la Isla de Tarifa y del edificio que acogerá el centro de interpretación. Vista general del faro de la Isla de Tarifa y del edificio que acogerá el centro de interpretación.

Vista general del faro de la Isla de Tarifa y del edificio que acogerá el centro de interpretación. / Erasmo Fenoy

El año 2020 será crucial para avanzar en la recuperación para la ciudadanía del privilegiado paraje de la Isla de Tarifa. El Ayuntamiento de la localidad confía en dar durante los próximos meses el impulso definitivo al proyecto del centro de interpretación para divulgar la singularidad de este enclave desde el máximo respeto al medio ambiente. Estará ubicado en el faro que se levanta al sur del recinto y durante los últimos meses se han dado importantes pasos hacia ese objetivo.

Descrita como el balcón más al sur de Europa continental, la Isla de Tarifa atesora elementos históricos, patrimoniales y, por supuesto, medioambientales de incalculable valor. Con un perímetro de 1.850 metros y una superficie de 227.380 metros cuadrados, ha sido a lo largo de la historia un lugar de asentamiento para diferentes culturas. La posibilidad de mirar de frente a África, a tan solo 11 kilómetros, con el Mediterráneo y el Atlántico abrazándose a sus pies se ha mantenido durante siglos como un importante argumento tanto comercial como defensivo. Fenicios, cartagineses y romanos ya supieron ver en su día su potencial y dejaron su impronta.

El futuro centro de interpretación difundirá estos valores que convierten la isla en un lugar privilegiado a modo de escaparate para el visitante. La exposición se hilará en torno a la historia, los elementos del patrimonio cultural asociado a las construcciones defensivas y los fondos marinos.

Será un centro diseñado para resultar atractivo a todos los sectores de la población, desde los grupos de escolares a visitantes y turistas. "Se trata de un espacio emblemático para Tarifa. Queremos poner en valor la Isla de Tarifa para que sea un elemento de atracción turístico, para que Tarifa deje de vivir a espaldas de la isla, y también para que la ciudadanía comprenda la importancia de conservarla tal cual está", explica Francisco Ruiz, alcalde de la localidad. 

Lo más difícil ya está asegurado: el Ayuntamiento logró en noviembre la financiación para reconvertir el faro y un edificio anexo en el centro de recepción para los visitantes. La Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía dio luz verde a una subvención de la Estrategia de Desarrollo Rural Leader para sufragar las obras y la dotación del centro, valorado en total en 166.799,27 euros. De este monto, el Ayuntamiento de Tarifa aportará un 10% y el fondo comunitario, el resto.

Cinco áreas temáticas

Aún queda mucho trabajo por delante hasta que el centro pueda abrir sus puertas al público, pero las líneas maestras ya están trazadas en un anteproyecto que, a grandes rasgos, define en cinco áreas temáticas lo que se podrá ver en el interior del faro de Tarifa. Los bloques serán: 

  • El Estrecho de Gibraltar, encrucijada de caminos.
  • Los fondos de la Isla, fondos llenos de vida e historia.
  • La historia desde la Isla.
  • La Isla como baluarte defensivo.
  • El faro de la Isla: vigía del Estrecho. 

Toda la exposición se articulará bajo el lema "La Isla de Tarifa, testigo de la historia del Estrecho" para reforzar el concepto del paraje como un lugar de trascendencia geográfica, ambiental y social a escala mundial. Además de ser un centro de visitantes, podrá cumplir igualmente funciones como centro de dinamización turística, para programas de educación ambiental y la celebración de exposiciones o jornadas. 

"La Isla de Tarifa, testigo de la historia del Estrecho" será el hilo conductor del recinto con cinco áreas temáticas

El primer bloque temático, "El Estrecho de Gibraltar, encrucijada de caminos" acogerá a los visitantes en el patio central del edificio del faro para introducir al público en la temática. Contará con elementos en las paredes para difundir las características físicas del Estrecho como su orografía, régimen de corrientes marinas y los vientos. Entre las ideas que traza el anteproyecto se encuentra recubrir parte del suelo con vinilos para recrear una vista de satélite del Estrecho

"Los fondos de la Isla, fondos llenos de vida e historia", el segundo bloque, será la primera de las salas visitables en el recorrido previsto y situada a la derecha conforme se entra al patio. Será a su vez la sala más tematizada y figurativa del recorrido, con la recreación de un fondo marino e iluminación cenital con un falso techo para simular una lámina de agua sobre los visitantes. Abarcará explicaciones sobre la tipología de los fondos, su biodiversidad, y también sobre los numerosos pecios hundidos en la zona durante la historia.  

El tercero de los bloques temáticos, "La historia desde la Isla", estará conformado por unas esferas transparentes en una de las galerías sujetas por su eje horizontal y con posibilidad de rotación para acoger dos paneles. Informarán sobre aspectos como los primeros colonizadores (hasta el siglo VI), los grandes navegantes (siglos VII-XIV), la piratería (siglos XV-XVII) y la navegación en la modernidad, con especial incidencia en el momento en el que la isla adquirió su especial relevancia militar como baluarte defensivo de Tarifa y del propio Estrecho. 

Una de las construcciones defensivas de la Isla de Tarifa y, al fondo, África. Una de las construcciones defensivas de la Isla de Tarifa y, al fondo, África.

Una de las construcciones defensivas de la Isla de Tarifa y, al fondo, África. / Erasmo Fenoy

"La Isla como baluarte defensivo", el cuarto apartado de la exposición, se ubicará frente a la sala dedicada a los fondos marinos y se centrará en el paso del hombre por la isla y su impronta en forma de edificaciones militares. Estará dominada por una gran maqueta de la isla con señalización luminosa de cada elemento, lo que se complementará con paneles y un carrusel de posters y fichas técnicas. 

El edificio que acogerá el centro tematizará la quinta y última sala, bajo el apartado "El faro de la Isla: vigía del Estrecho". El anteproyecto prevé una maqueta del mismo faro de unos tres metros de altura, cortada por la mitad longitudinalmente para que se puedan observar los distintos niveles y estancias. La maqueta explicará el proceso constructivo del faro y la inserción de la escalera de caracol en una de sus paredes de carga. También habrá recursos para explicar la vida de los fareros y la actual gestión de estos elementos de señalización, todo coronado con una muestra de antiguos equipos. 

La visita al centro de interpretación no tendrá un carácter finalista, desconectado de la isla, sino que se insertará en un recorrido general por los terrenos para contemplar los baluartes defensivos, las vistas al parque natural del Estrecho y otros elementos de interés. 

Centro de interpretación de la Isla de Tarifa. Centro de interpretación de la Isla de Tarifa.

Centro de interpretación de la Isla de Tarifa.

El anteproyecto subraya que todo el esfuerzo comunicativo para captar al público tendrá en cuenta el contexto natural, cultural, etnográfico y recreativo con un modelo de interpretación que conjugue tres elementos: deberá atraer al visitante, ser fácil de comprender y entretenido y agradable. 

Contará además con una recepción, zona de descanso, un área de vending para tomar aperitivos y bebidas así como aseos, uno de ellos adaptado. 

Trámites

El Ayuntamiento de Tarifa espera que las obras puedan comenzar a finales de este 2020. La subvención europea obliga a que el proyecto se ejecute en dos años, como máximo. "El pasado 4 de febrero el Pleno aprobó la resolución de la subvención y también aceptó la cesión del faro por parte de la Autoridad Portuaria de la Bahía de Algeciras al Ayuntamiento de Tarifa. Son 321 metros cuadrados de superficie y estos trámites supusieron los últimos pasos previos. Ya tenemos el faro a nuestra disposición y también el dinero", apostilla el alcalde tarifeño.

En el primer semestre de este año saldrá a concurso el proyecto de ejecución que perfilará el diseño general ya descrito en el anteproyecto. Básicamente, definirá las formas de los cinco bloques temáticos, los elementos expositivos y las obras necesarias para plasmar la exposición final.

Tras ello podrán comenzar las obras de adaptación, con un plazo estimado de diez meses. "No se prevén muy aparatosas. Tendrá elementos retirables y paneles tipo pladur para cerrar espacios en el interior del edificio del faro. Con este centro, los visitantes van a tener un recurso para acercarse al Parque Natural del Estrecho. Y supondrá además la pica en Flandes para promover de una forma más firme la desafectación total de la isla, su liberación de la servidumbre de uso que tiene actualmente", detalla Ruiz. 

Acceso controlado

El excepcional estado de conservación ambiental de la isla, con unos fondos marinos de gran riqueza biológica cuajados de coral, fue uno de los principales argumentos que motivaron en 2003 la declaración del Parque Natural del Estrecho, junto con los elementos constructivos defensivos y vestigios históricos de la propia isla. Sin embargo, el acceso libre a esta joya de la corona del espacio protegido permanece a día de hoy condicionado por varias servidumbres.

En 2016 la isla comenzó a ser visitable para el público aún con las instalaciones del Ministerio del Interior, que mantiene una extensión del Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Algeciras. Para hacer compatible ese uso con las visitas guiadas, se habilitó entonces un sistema de acceso restringido que requiere de una serie de permisos y autorizaciones así como unas tres semanas de espera

Estas limitaciones a la entrada libre del público han convertido al paraje en una especie de cápsula del tiempo, ajena a la degradación por las visitas descontroladas. El centro de interpretación proyectado no supondrá abrir de par en par las rejas que custodian el acceso. La entrada se mantendrá a través de un cauce ordenado bajo registro previo y recorrido con guías para que se preserve al máximo el grado actual de conservación. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios