Encuesta de Fecundidad INE 2018 Trabas para la maternidad

  • Más de la mitad de las mujeres de 30 a 34 años aún no ha tenido hijos, según los resultados definitivos de la Encuesta de Fecundidad del año 2018

Monitorización del embarazo en una unidad especializada de un hospital andaluz. Monitorización del embarazo en una unidad especializada de un hospital andaluz.

Monitorización del embarazo en una unidad especializada de un hospital andaluz. / Migue Fernández

Las razones económicas, laborales o de conciliación de la vida familiar y laboral son los principales motivos para no tener más hijos entre las mujeres menores de 30 años. Y son la segunda razón aducida por las que tienen entre 30 y 39 años. Entre las mujeres sin hijos hay mayor variedad de motivos para no tener la intención de tenerlos en un futuro próximo. Entre todos ellos destacan las razones económicas, laborales o de conciliación de la vida familiar y laboral, no tener pareja o no ser ésta la adecuada y no querer ser madre para las mujeres de entre 30 y 44 años, según los resultados definitivos de la Encuesta de Fecundidad del año 2018.

Casi ocho de cada 10 mujeres de 25 a 29 años (el 79,2%) aún no ha tenido hijos. Este porcentaje se eleva al 88,1% para todas las mujeres de entre 18 y 30 años. Por su parte, más de la mitad de las mujeres de 30 a 34 años (el 52,0%) no ha tenido aún hijos. Según informa el Instituto Nacional de Estadística, el porcentaje de mujeres que aún no ha sido madre se reduce al 27,8% en las que tienen de 35 a 39 años y al 19,0% en las de 40 años y más. Si tenemos en cuenta la situación laboral actual de las mujeres de 18 a 55 años residentes en España, podemos concluir que las que están trabajando tienen menos hijos de media para todas las edades.

Entre ellas, la mayor fecundidad se da en las ocupadas con 40 o más años, con una media de 1,5 hijos. Por su parte, las mujeres en situación de inactividad son las que más hijos tienen de media,llegando a alcanzar los 1,8 hijos en el grupo de edad de 40 a 44 años. El porcentaje de mujeres que trabajan y que no tienen hijos es superior al de las mujeres que ya han sido madres en todos los grupos de edad, excepto para las menores de 30 años. En el grupo de edad de mayor fecundidad (30 a 34 años) un 78,0% de las que no tienen hijos está actualmente trabajando, frente al 64,0% de las que ya han tenido hijos.

Prácticamente la mitad de las mujeres que actualmente tienen entre 30 y 44 años estaba trabajando en el momento de tener a su primer hijo, con porcentajes que oscilan entre el 50,4% de las de 35 a 39 años y el 46,9% de las de 40 a 44 años. Para el resto de edades (menores de 30 y de 45 años y más) son mayoría las mujeres que estaban en situación de inactividad en el momento de tener su primer hijo. En general, y a cualquier edad, lo que más valoran las mujeres de un puesto de trabajo es que tenga unas buenas condiciones económicas.

Sin embargo, las medidas de conciliación familiar y el horario pasan de ser aspectos poco valorados por las mujeres sin hijos, a ser los más importantes para las mujeres que sí los tienen. Esto sucede a todas las edades, superando el 38,0% para las menores de 40 años.

Por otro lado, que el trabajo sea interesante y les satisfaga personal y profesionalmente pasa de ser la segunda cuestión más importante para las mujeres sin hijos menores de 30 años, a ser la sexta para las mujeres con hijos de la misma edad.

El 42,0% de las mujeres residentes en España de edades comprendidas entre 18 y 55 años ha tenido su primer hijo más tarde de lo que consideraban ideal. De media, el retraso asciende a 5,2 años.Por edades, los mayores porcentajes de mujeres que han retrasado su maternidad respecto a la edad que consideraban ideal se dan entre las mujeres de 40 a 44 años (51,7%) y de 35 a 39 años (46,9%). Por su parte, las mujeres que más han retrasado su maternidad son las mayores de 44 años, que se han distanciado, de media, 5,6 años respecto de su ideal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios