Provincia

Le roban en un descampado atraído por los servicios sexuales de una joven

  • La Guardia Civil detiene a la chica, a su hermano y a un cómplice, todos de Medina

Un hombre de nacionalidad marroquí ha sido víctima de un timo más que redondo por parte de tres conocidos delincuentes de Medina, dos hombres y una joven, que lograron atraerlo hasta un descampado de la localidad con la promesa de mantener relaciones sexuales con la chica. La historia que terminó con el marroquí sin blanca, apaleado y con varios pinchazos de cuchillo, arrancó el martes, en torno a las once de la noche, cuando la víctima estaba en un bar de la pedanía de Jerez de El Portal, jugando en una máquina tragaperras. Según la denuncia que presentó ante la Guardia Civil, un niño se le acercó, para interesarse por cómo le iba el juego. Después, una joven se aproximó con la excusa de que el pequeño le molestaba, Y a ella, le siguieron otros dos hombres. Al final, los tres acabaron ayudándole con la máquina, logrando obtener un premio de 90 euros. Animado por la suerte lograda, les invitó a cenar, sendos bocadillos y consumiciones. Y la joven, en un aparte, le hizo una proposición, que a la postre resultaría de lo más indecente: quedar en el transcurso de la noche en Medina para acostarse con él, a cambio de 50 euros.

Aceptó y tras llegar a la localidad, a bordo de su coche, montó en su interior a la joven, que lo condujo, con la excusa primero de comprar tabaco, hacia un descampado, a través de un camino sin alumbrado situado en las inmediaciones del recinto ferial. Una vez allí, aparecieron los dos hombres del bar de El Portal, se montaron en el coche y empezaron a golpearle asestándole además varios cortes con un cuchillo. Mientras, la joven rebuscaba en su chaqueta, logrando birlarle los 1.200 euros que llevaba encima.

Acto seguido, los tres se dieron rápidamente a la fuga. Con golpes en las piernas y la espalda, y con cortes en varios dedos de la mano, pudo ser ayudado por un vecino, que lo trasladó al centro médico de la localidad. Allí, al comprobar la gravedad de las heridas que presentaba, fue evacuado al hospital de Puerto Real, donde no recibió el alta hasta el día siguiente. .

Tras ello, se personó ante la Guardia Civil para denunciar lo ocurrido. Le mostraron fotos de conocidos delincuentes del pueblo. Y tras identificarlos, los agentes lograban detener a la joven gancho, Estefanía S.F., de 21 años, así como a su hermano, Jesús S.F., de 34 años, y al tercer implicado, Francisco Luis G.R., de 32 Los tres fueron puestos ayer a disposición judicial, como supuestos autores de un delito de robo con violencia y otro de lesiones.

03597591

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios