Provincia

Recibe un disparo en la cara al atacar a policías con una catana en Jerez

  • El herido, en búsqueda y captura, portaba también un rejón taurino en la otra mano

Un agente del Cuerpo Nacional de Policía disparó ayer a un presunto delincuente, que responde a las iniciales J.V.V., y estaba en búsqueda y captura, después de que éste se abalanzara sobre él y su compañero esgrimiendo una espada del tipo catana en una mano y un rejón en la otra. El disparo le alcanzó en el antebrazo, que fue atravesado, llegando el proyectil el rostro del agresor.

Los hechos acontecieron poco antes de las seis de la tarde en la conocida barriada del Carmen, zona que se ubica en la avenida de Trebujena y frente a las casitas bajas del polígono de San Benito.

La Policía montó amplios dispositivos de seguridad en el barrio y en Urgencias

La detención de este hombre, que roza los 50 años de edad, era urgente después de que la pasada semana protagonizara otro grave incidente con agentes a los que amenazó con otra arma blanca, al parecer en aquella ocasión con un destornillador. Este hombre está considerado como "muy violento" por las fuerzas del orden, motivo por el cual su arresto era prioritario en la agenda diaria de los agentes. No en vano, la madrugada de ayer ya hubo un amplio dispositivo de policías de paisano del 'Grupo Centauro' vigilando la zona para detenerle en caso de que se dejara ver. No fue el caso precisamente.

Según pudo saber este medio de las referidas fuentes policiales, una vez que fue localizado los agentes procedieron a su detención si bien éste logró refugiarse en un bloque de la calle Toná de donde salió armado con la referida espada y les atacó. En dicho momento uno de los agentes hizo uso del arma reglamentaria e hirió al presunto delincuente en la cara.

El disparo, según pudo saber este medio, le alcanzó en la mandíbula, lo que le provocó una amplia hemorragia. Al cierre de esta edición el herido ya había sido trasladado al hospital de Cádiz, centro médico especializado en politraumatismos y cirugía maxilofacial.

Las fuerzas del orden, en primer lugar el Cuerpo Nacional de Policía y después la Policía Local, a la cual se requirió su ayuda, montaron un amplísimo dispositivo de seguridad en la zona mientras se recababan pruebas de lo acontecido, como fue por ejemplo la incautación de la catana con la que J.V. V. se enfrentó presuntamente a los policías.

El herido fue evacuado en primera instancia al departamento de Urgencias del hospital de Jerez, donde recibió los primeros cuidados y atención médica. Es reseñable que el hospital se blindó de policías para evitar cualquier tipo de incidente, así como para garantizar que el detenido no aprovechara que recibía atención médica para escapar.

Todo el dispositivo policial llevado a cabo en la barriada del Carmen estuvo rodeado de gran tensión, principalmente por parte de familiares de J.V.V. que increparon durante la operación tanto a las fuerzas del orden como a los periodistas presentes.

Fuentes policiales destacaron a este medio "la enorme peligrosidad de un arma como una espada catana en distancias cortas. Es un arma mortífera", señalaron. Los cargos con los que se enfrentará son graves, ya que a un delito de atentado contra las fuerzas del orden podría unirse incluso una tentativa de asesinato.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios