Provincia

El Parque estudiará medidas para reforzar los accesos

El Parque Natural de la Sierra de Grazalema estudiará algún tipo de medida para reforzar aún más si cabe toda la información y las condiciones relativas a los senderos que oferta a raíz de las dos intervenciones que tuvieron que realizar efectivos de Guardia Civil, Bomberos y agentes ambientales el fin de semana para rescatar a tres personas en la Garganta Verde. En este sentido, se maneja la posibilidad de vehicular la información del parque con vínculos de la AEMET para dar detalles de la climatología para que los senderistas sean conscientes del pronóstico antes de iniciar una ruta. El director del Parque de Grazalema, José Manuel Quero, recordó ayer que la institución otorga cada año unas 5.000 autorizaciones para los senderos que componen el área de reserva. Reconoce que con los condicionamientos que hay ahora es más que suficiente, aunque el Parque evaluará otras claves complementarias para dar a los usuarios. En contra de lo que pueda parecer, la Garganta Verde "no es un punto negro" de la zona, afirmó, si bien donde se producen la mayoría de los accidentes de visitantes es en los senderos más populares, que no necesitan de autorización.

Eso sí, advierte que, en caso de descenso a la Garganta, la autorización es muy explícita apuntando que es necesario tener conocimientos y equipamiento especializado como neopreno para ello. "Además, en la web sobre el Parque siempre se advierte que hay que extremar la seguridad", insiste. A su juicio, el último peldaño para realizar una actividad en la montaña siempre es la "cordura". El Parque Natural de la Sierra de Grazalema cuenta con 53.000 hectáreas de terrenos. El director del Parque, que el domingo vivió muy de cerca junto al dispositivo el rescate de los dos barranquistas chiclanero, mostró ayer su satisfacción por el buen estado de ambos montañeros tras ser localizados en la Garganta Verde.

03597591

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios