Jugar con fuego

La gobernabilidad, como demostró el desaparecido maestro Giovanni Sartori, se mueve constructivamente por el centro y se pierde por los extremos.