Abengoa, disuelta

Los accionistas han perdido su lucha por salvar la sociedad histórica y el empleo, que debe ser ahora la prioridad: evitar que muchos trabajadores acaben en el Fogasa.