Trebujena “El macroproyecto en las marismas se debe a intereses especulativos”

  • Ecologistas en Acción y la plataforma local responden al alcalde que el PGOU del municipio “es nulo” porque carece de la preceptiva Evaluación Ambiental Estratégica.

Representantes ecologistas y de la plataforma cuando presentaron las alegaciones contra el macroproyecto en las marismas. Representantes ecologistas y de la plataforma cuando presentaron las alegaciones contra el macroproyecto en las marismas.

Representantes ecologistas y de la plataforma cuando presentaron las alegaciones contra el macroproyecto en las marismas.

Ecologistas en Acción y la Plataforma Ciudadana contra el Macroproyecto en las Marismas de Trebujena han criticado al alcalde, Jorge Rodríguez, por “persistir” en su apoyo al mismo “incurriendo en numerosos errores y omisiones”.

En alusión a las declaraciones del regidor a este medio, aseguran que “no es cierto que el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Trebujena se aprobara con todos los informes que son preceptivos, incluidos los ambientales”. “El PGOU carece de la preceptiva Evaluación Ambiental Estratégica, que no es un mero trámite, sino un procedimiento de tramitación de planes de obligado cumplimiento en toda la UE desde 2006”, afirman subrayando que “el alcalde tiene pleno conocimiento de esta grave deficiencia, que es causa de nulidad”.

Ecologistas en Acción y la plataforma también sostienen, entre otras cosas, que “esta recalificación fue y sigue siendo totalmente ilegal por incumplir claramente los límites del crecimiento del Plan de Ordenación del Territorio de Andalucía (POTA) y por estar el 100% de la urbanización prevista en terrenos inundables, algo que prohíbe taxativamente las legislaciones de aguas, urbanística y de prevención de inundaciones”.

En su opinión, “la verdadera causa del empecinamiento en desarrollar esta macrourbanización son los compromisos políticos y financieros con sus promotores”. “Hay que recordar que la inclusión de este proyecto turístico-urbanístico en el PGOU se hizo en base a un convenio que firmó en 2003 el entonces alcalde, Manuel Cárdenas, con la sociedad Zanona S.A., del conocido promotor urbanístico Bernard Devos, por el que se comprometía a recalificar unas fincas sobre las que dicha sociedad tenía una opción de compra”, argumenta.

“Zanona S.A. se comprometía a abonar al Ayuntamiento 5.598.427 euros. Hasta la fecha ha pagado 1.800.000 euros. Ésa es la única explicación de tanto interés en que se construya esta macrourbanización. No son los ‘derechos históricos’ de Trebujena sobre la marisma, sino los intereses especulativos de una empresa y los financieros del Consistorio”, aseveran. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios