EUROPA SUR En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Espacio ofrecido por ASAJA Cádiz

Ganaderos y agricultores: GRACIAS, GRACIAS y GRACIAS

  • ASAJA Cádiz quiere resaltar lo que desgraciadamente no debería hacer falta resaltar, el increíble y esencial trabajo que llevan a cabo nuestros agricultores y ganaderos y que en estos momentos más se valora

Cuando llegan los malos momentos es cuando realmente valoramos lo que es esencial para nosotros, esas cosas que en nuestro día a día normal no nos paramos a considerar la importancia que tienen. Se habla mucho en estos momentos de la magnífica labor que llevan a cabo el personal sanitario, cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, etc., labor por supuesto por la que desde ASAJA Cádiz nos quitamos el sombrero pero a la que debemos sumar, y no menos importante, la que llevan a cabo nuestros agricultores y ganaderos, la distribución y el personal que trabaja día a día en los mercados, supermercados, tiendas, etc., para garantizar el suministro de alimentos a la población, sin vacilar ni quejarse ante la gravísima situación que estamos viviendo, todo lo contrario, sacando fuerzas de flaqueza, apretando los dientes y atendiendo sus tareas diarias para que productos agroalimentarios de máxima calidad lleguen a nuestras hogares.

El campo NO PARA El campo NO PARA

El campo NO PARA

Todo ello no quita los problemas y dificultades diarias con la que se encuentran en estos momentos, las pérdidas económicas que están sufriendo y las que se nos vienen encima. Tenemos subsectores en nuestra provincia que lo están pasando realmente mal. La Flor Cortada está sufriendo una situación que va a provocar, si no se toman medidas, el cierre de la actividad, tras la suspensión de la Semana Santa, Fallas, Ferias, etc.; los ganaderos de ovino y caprino de leche están teniendo que reducir su producción para adaptarla a la demanda de la industria quesera, muy importante en nuestra provincia, que a su vez han reducido su facturación en más de un 40%; los ganaderos de vacuno de carne, ovino y caprino de carne y porcino más de lo mismo, al ser el destino de sus producciones el canal HORECA (restaurantes, hoteles, bares, etc., que han tenido que cerrar), es decir, una cadena donde una cosas lleva a la otra pero donde los eslabones más vulnerables, como es la agricultura y ganadería necesitan y van a necesitar más ayuda que nunca.

En estos momentos es cuando el Gobierno central y todos los partidos políticos tienen que demostrar con hechos que si el campo es una actividad esencial y estratégica, necesita que se mire por ella y que no se escatimen medidas ni dinero para apoyar y ayudar a nuestros agricultores y ganaderos. Hay que recordar que además el sector agrario viene de uno de los peores años que se recuerdan, donde los bajos precios percibidos por los agricultores y ganaderos y la grave sequía sufrida en 2019 ha provocado un descenso de la renta agraria en 2019 de más un 8%, algo que no pasaba

desde hace años. Todo ello dio lugar a las movilizaciones que el sector agrario de forma conjunta (ASAJA, COAG, UPA y Cooperativas Agroalimentarias) emprendieron por todo el país desde finales del mes de enero, reclamando medidas que garantizaran una renta digna, y que sin soluciones dadas por parte del Gobierno central, esos mismo agricultores y ganaderos cuando nos viene encima la crisis sanitaria provocada por el coronavirus, dejaron sus protestas a un lado para arrimar el hombro, con la responsabilidad y lealtad que los caracteriza, y empezaron a utilizar sus tractores y equipos, además de para producir alimentos, para llevar a cabo tareas de desinfección por todos los pueblos, para ayudar en hacer mascarillas, etc.

Por todo ello, ASAJA Cádiz no puede más que ponerse en pie, quitarse el sombrero y sentirse orgulloso del colectivo que representa, hombres y mujeres que se dejan la piel para producir alimentos y que a la vez sacan tiempo para ayudar a los demás. Desde ASAJA Cádiz pedimos que todo ello no caiga en saco roto y que nuestros dirigentes políticos tomen por fin las medidas necesarias para dar a nuestros agricultores y ganaderos lo que desde siempre se han merecido y pocas veces se les ha concedido.