Aniversario TTI Algeciras, diez años asomada al Estrecho

  • La terminal semiautomática de contenedores del Puerto de Algeciras cumple una década

  • La ampliación hacia la Fase B de Isla Verde Exterior, en el horizonte

Felipe de Borbón, entonces Príncipe de Asturias, preside la inauguración de TTI Algeciras el 15 de julio de 2010. Felipe de Borbón, entonces Príncipe de Asturias, preside la inauguración de TTI Algeciras el 15 de julio de 2010.

Felipe de Borbón, entonces Príncipe de Asturias, preside la inauguración de TTI Algeciras el 15 de julio de 2010. / Vanessa Pérez

Diez años, diez millones de contenedores y todo el futuro por delante. TTI Algeciras, la terminal semiautomática de contenedores del Puerto de Algeciras, celebra este miércoles el décimo aniversario desde la puesta en marcha oficial de sus instalaciones.

Fue un 15 de junio de ahora hace una década cuando Felipe de Borbón, Príncipe de Asturias, presionó simbólicamente el botón de arranque de las flamantes instalaciones acompañado por los representantes institucionales del momento. 

Cinco contenedores de las principales navieras clientes de la compañía –Hanjin Shipping, Cosco, K-Line, Yang Ming y UASC– fueron descargados ese 15 de junio desde el Hanjin Port-Kelang por las cinco primeras grúas de muelle en la ceremonia inaugural, presidida por el hoy monarca.

TTI Algeciras, que llevaba operando desde unas semanas antes, desde el 5 de mayo de 2010, nació con un carácter pionero. Fue la primera terminal semiautomática del Mediterráneo y del sur de Europa tras una potente inversión de 200 millones de euros liderada por la compañía surcoreana Hanjin Shipping. Con ellos se habilitaron los terrenos de la primera fase de Isla Verde Exterior, la última ampliación del Puerto algecireño. En su momento fue la mayor inversión de una compañía de Corea del Sur en España.

La terminal suma 357.750 metros cuadrados y puede manejar hasta 1,86 millones de contenedores cada año. En su primera semana movió 9.000 cajones a través de sus ocho grúas portacontenedores, que llegaron meses antes en una espectacular maniobra a bordo de varios barcos. Su infraestructura se completa con 32 grúas de patio automáticas montadas sobre raíles y 20 shuttle carriers.

A finales de 2019, TTI Algeciras logró alcanzar los 10 millones de contenedores despachados. Hoy, más de 25 navieras escalan regularmente junto a un patio automatizado con los gigantes del mar de casi 24.000 contenedores de capacidad como visitantes habituales. Entre ellos, el HMM Algeciras, el considerado en estos momentos como el barco portacontenedores más grande del mundo, que escalará próximamente en la terminal.

El buque, de la naviera que hoy controla la explanada, debió escalar en su viaje inaugural pero una reestructuración temporal del servicio por la pandemia de coronavirus ha aplazado este esperado momento no solo para las instalaciones, también para toda la comunidad portuaria algecireña. Pasó por el Estrecho, y ya se le espera en "su casa". 

De Hanjin a Hyundai

TTI Algeciras comenzó a funcionar bajo el paraguas de la entonces potentísima naviera surcoreana Hanjin Shipping, todo un coloso del sector. Y fue así hasta la quiebra del gigante del mar, en agosto de 2016. Sus barcos, que habían desfilado durante años por Algeciras, quedaron paralizados por todo el mundo evidenciando el estallido de una crisis que hasta el momento había permanecido latente en el seno de la compañía. 

Aunque Hanjin había auspiciado la terminal, desde 2015 mantenía solo una participación del 25% mientras que un consorcio compuesto por IBK Securities y Korean Investment Partners poseía el 75% restante. Tras la entrada de Hanjin Shipping en concurso de acreedores, Hyundai Marine Merchant planteó a finales de noviembre de 2016 su intención de hacerse con la totalidad del capital y, por tanto, el control de la instalación en un puerto clave, el de Algeciras, para el tráfico mundial de mercancías.

Y lo logró en mayo de 2017, con una operación valorada entonces en 95,4 millones de euros, si bien aquel proceso tardó meses en consolidarse.

El futuro pasa por Isla Verde

El horizonte de futuro de TTI Algeciras está marcado por la Fase B de Isla Verde Exterior. La adjudicación de los terrenos contiguos a la terminal de contenedores supone uno de los principales retos para el Puerto de Algeciras porque de su gestión dependerá, en gran medida, el crecimiento de la actividad en los muelles para las próximas décadas. La ampliación del Puerto para acoger más contenedores (30,5 hectáreas) lleva varios años construida pero pendiente de cristalizar.

La Autoridad Portuaria sacó a concurso los terrenos en agosto de 2016, con una concesión de 50 años y un canon anual de ocupación de 1,74 millones de euros, más las tasas por actividad. El concurso tuvo varias ampliaciones del plazo, hasta cinco, hasta que la administración portuaria decidió en enero de 2018 no aplicar nuevas prórrogas y declararlo desierto.

Fue así hasta que Total Terminal International Algeciras (TTI-A) mostró durante el verano de 2018 su interés por ampliar su terminal semiautomática explotando estos terrenos contiguos a las instalaciones. Una opción preferente que TTI-A tenía al inicio de su actividad pero que no ejerció en su momento y por la que la Autoridad Portuaria puso en marcha el fallido concurso de 2016.

Ante esa intención, el consejo de administración de la Autoridad Portuaria aprobó en julio de 2018 las condiciones básicas ofrecidas a la compañía para este plan de ampliación para las instalaciones portuarias, pendiente ahora de que Hyundai Merchant Marine tome una decisión.

Mientras tanto, Hyundai Merchant Marine sigue en busca de un nuevo socio inversor para Total Terminal International Algeciras (TTIA). El pasado junio trascendió que esta operación está prácticamente cerrada, según informó entonces el portal informativo BusinessKorea. De su cristalización dependerán las siguientes decisiones sobre TTI Algeciras, ya en su segunda década de funcionamiento. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios