Coronavirus Sube ligeramente la asistencia a los colegios e institutos de La Línea pero las faltas aún superan el 85%

  • Unos 850 alumnos permanecen confinados por ser positivos o contactos estrechos de personas enfermas

Una estudiante se dirige a un instituto de La Línea.

Una estudiante se dirige a un instituto de La Línea. / Erasmo Fenoy (La Línea)

Las familias de La Línea mantienen el pulso con la Junta. La mayoría del alumnado de la ciudad permanece en casa, sin acudir presencialmente a los colegios e institutos de la ciudad, porque se mantiene el miedo a los posibles contagios de la Covid-19 cuando el segundo trimestre se encuentra ya en la cuarta semana del calendario lectivo tras las Navidades. 

La concejalía de Educación del Ayuntamiento de la ciudad ha detectado un ligero incremento en las asistencias desde el arranque de esta semana, si bien el grueso de la comunidad escolar, formada en total por unos 12.500 estudiantes, continúa sin ocupar las bancas de sus centros educativos. 

"Esta semana sube poco a poco. El lunes, la asistencia a clase rozó el 11% y ayer martes llegó al 12% en el conjunto de los centros educativos de la ciudad. La mayoría de las familias se mantiene en su decisión de no llevar a sus hijos a clase, si bien también se aprecian signos de desgaste en la conciliación que están llevando a incrementar la asistencia levemente", ha explicado el concejal linense de Educación, Sebastián Hidalgo. Las inasistencias han llegado a alcanzar el 92% en las primeras semanas del trimestre. Actualmente se encuentran por encima del 85%.

La tasa de incidencia de la enfermedad en la ciudad tiende a la baja en las últimas jornadas, con 1.387,7 casos por cada 100.000 habitantes según el último balance de la Consejería de Salud. Llegó a superar los 2.400 casos, si bien es aún un parámetro elevado. 

Como consecuencia de la situación sanitaria en la localidad, unos 850 alumnos permanecen confinados por ser positivos o contactos estrechos (generalmente convivientes) de personas que han desarrollado la Covid-19. A esta cifra hay que sumar unos 30 docentes en idéntica situación. 

El consejero de Educación, Javier Imbroda, avisó a principios de la semana pasada que la Junta de Andalucía aplicaría el protocolo de absentismo escolar en los centros del Campo de Gibraltar cuyos padres no envíen al colegio a los alumnos por temor a contagios de la Covid-19. 

"Nosotros como Ayuntamiento no hemos recibido ninguna información. El pasado viernes celebramos la última sesión de la mesa técnica en la que se sacaron las conclusiones de las que ya se informó en su momento", ha apuntado Hidalgo.

Tras aquella reunión, el alcalde linense, Juan Franco, lanzó un mensaje de tranquilidad a las familias y argumentó la dificultad que entrañaba la puesta en conocimiento de la Fiscalía de Menores de "una situación como la actual, lo que conlleva trámites bastante largos, además de la necesidad de acreditar que la ausencia de los alumnos en las aulas está motivada por una situación de abandono familiar, hecho que no existe en este caso concreto". 

Hidalgo ha reflexionado sobre la paradoja entre la situación sanitaria y las directrices en materia educativa. "Salud no ordena clausurar clases porque no detecta contagios. Y estos no se producen porque desde que se desató la tercera ola, a principios de año, el grado de asistencia ha sido mínimo", ha comentado el concejal. 

Como alternativa, desde la pasada semana la mayor parte de los institutos de educación secundaria de la ciudad han cambiado la modalidad semipresencial por la modalidad sincrónica (presencial y telemática), que consiste en la impartición de cada asignatura o módulo profesional de forma simultánea en clase y en vídeo a través de una plataforma online.

Esta medida beneficia a unos 4.000 estudiantes de los cursos de tercero y cuarto de ESOprimero y segundo de Bachillerato y ciclos formativos que tienen la posibilidad de seguir online las clases. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios