España

Sánchez y Costa preparan en Lisboa la cumbre que negociará fondo europeo de recuperación

Pedro Sánchez, en un acto reciente. Pedro Sánchez, en un acto reciente.

Pedro Sánchez, en un acto reciente. / EFE

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se reúne este lunes en Lisboa con el primer ministro portugués, Antonio Costa, para preparar la cumbre europea que a mediados de mes debe negociar el fondo de recuperación de la UE tras la pandemia del coronavirus

Sánchez inicia con Costa una intensa ronda de contactos previos a ese Consejo Europeo determinante para la reconstrucción del continente y de España, que necesita esa inyección para afrontar los estragos económicos y sociales de la epidemia y preparar sus presupuestos nacionales con ese fin. 

El jefe del Ejecutivo también se verá el miércoles en Madrid con el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, y no se descartan otros contactos, mientras la próxima semana prevé reunirse con los primeros ministros de Suecia y Holanda, dos de los cuatro países denominados "frugales" -junto con Dinamarca y Austria-, reticentes al fondo tal y como lo plantea la Comisión Europea. 

Antonio Costa, primer ministro portugués. Antonio Costa, primer ministro portugués.

Antonio Costa, primer ministro portugués. / EFE

La negociación del fondo europeo y lograr un buen resultado para España es en este momento el principal objetivo político de Sánchez, como él mismo ha repetido estos días, porque de dicho fondo depende en buena parte la recuperación y la posibilidad de hacer un presupuesto acorde con las necesidades del país, entre los más azotados por la pandemia. 

De ahí que el presidente del Gobierno centre su agenda de los próximos días en esta cuestión, aunque alternando con otros compromisos como las campañas electorales gallega y vasca para los comicios que ambas comunidades celebran el domingo 12 de julio. 

El punto de partida para la negociación de la cumbre que se celebra en Bruselas el 17 y el 18 de julio es la propuesta de la Comisión que preside Ursula Von der Leyen. 

La Comisión apuesta por combinar un presupuesto para los próximos siete años dotado con 1,1 billones de euros, con el citado fondo de recuperación, que sería de 750.000 millones distribuidos en forma de subvenciones (500.000 millones) y préstamos (250.000 millones).  

El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, llevará a la reunión una nueva propuesta distinta a la de Ursula Von der Leyen que prevé el mismo montante para el fondo -aunque con otras condiciones de reparto- y un presupuesto algo inferior, que sería menor de los 1,094 billones negociados en el Consejo Europeo de febrero pero mayor de los 1,05 que defienden los que más quieren reducirlo. 

El montante final del fondo, así como la proporción entre subvenciones y créditos se decidirán en cualquier caso en la cumbre. 

La propuesta de Michel supone además un cambio en los criterios de reparto de la Comisión -que se basan en el nivel de población, PIB y paro entre 2015 y 2019 de cada país-, ya que varios Estados consideran injusto usar como referencia el desempleo anterior a la pandemia. 

La idea es dividir el dinero del fondo en dos partes: un 70 % se usaría entre 2021 y 2023 y se repartiría conforme al criterio propuesto por la Comisión; y el 30 % restante se desembolsaría entre 2023 y 2024 teniendo en cuenta el impacto efectivo que haya tenido la pandemia, utilizando como criterio la caída del PIB registrada en 2021 y 2022. 

De momento es difícil calcular cómo afectaría este cambio a la asignación propuesta por la Comisión, que atribuye a España 140.446 millones

Para España, como Francia, Alemania e Italia, es fundamental que la mayor parte se desembolse como transferencias a fondo perdido

Otro punto de fricción entre Estados que figurará en la negociación es la condicionalidad de las ayudas del fondo, donde algunos países, en particular los cuatro "frugales", reclaman más poder para aprobar o incluso vetar los planes de reformas e inversiones que presenten los Gobiernos para recibir el dinero. 

Sánchez ya ha dejado clara su posición contraria a que sea el Consejo -los jefes de Estado y de Gobierno- y no la Comisión el que apruebe o niegue los planes de reforma, porque eso permitiría a un solo estado miembro decidir sobre la gobernanza de otro. 

El presidente de Gobierno se vuelve a encontrar este lunes con Costa muy pocos días después de haber estado ambos en el acto de reapertura de la frontera entre España y Portugal, celebrado en las localidades de Badajoz y Elvas y presidido por los jefes de Estado de ambos países, el rey Felipe VI y el presidente luso, Marcelo rebelo de Sousa. 

Sánchez tiene en Costa a un aliado con el que ya ha unido fuerzas en otras ocasiones, como cuando ambos se encargaron de la negociación de los cargos de la UE por parte de la familia socialista europea, y con el que ahora va a preparar esta dura negociación. 

Ambos, además, trataran también de limar asperezas y buscar el acercamiento de países como Holanda -los dos van a visitar al primer ministro, Mark Rutte- para llegar en mejores condiciones a la cumbre del 17.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios