Elecciones Generales 2011

El debate entre Rubalcaba y Rajoy costará más de medio millón de euros y durará 90 minutos

  • El debate, moderado por Campo Vidal, será cronometrado por árbitros de baloncesto aunque pretende ser más ágil y flexible.

Comentarios 8

El debate cara a cara entre los candidatos del PSOE y del PP a la presidencia del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba y Mariano Rajoy, tendrá un coste superior al medio millón de euros, entre 530.000 y 550.000 euros, y durará en torno a 90 minutos, según han explicado los responsables de la Academia de Televisión, organizadora del debate previsto para el próximo día 7.

En el plató construido para la ocasión en el Palacio Municipal de Congresos de Madrid, los dos candidatos estarán sentados cada uno a un extremo de una mesa blanca presidida por el moderador, que volverá a ser el presidente de la Academia, Manuel Campo Vidal. No habrá nadie más en el plató, al margen del personal técnico encargado de la retransmisión y un responsable de seguridad, y un sorteo determinará en qué lado se situará cada líder y qué camerino le corresponde.

El orden de las intervenciones está previsto que lo acuerden los partidos, así como detalles relativos al orden de llegada o el lugar por el que accederán al plató antes de iniciar el debate, cuando posarán brevemente ante los fotógrafos mientras realizan el tradicional saludo protocolario.

El debate durará en torno a los 90 minutos en la franja de máxima audiencia entre las 10 y las 12 de la noche del lunes. Habrá una o dos pausas, detalle que también deben cerrar aún las formaciones, y cada candidato podrá contar en su camerino con el apoyo de seis colaboradores, aunque sólo uno de ellos podrá entrar en el plató en los momentos de pausa.

Los dos candidatos confrontarán sus ideas en torno a tres grandes bloque temáticos: economía y empleo; políticas sociales; y democracia y política exterior. Estos a su vez estarán divididos en diferentes temas de actualidad.

La portavoz de la Academia de la Televisión, Concha García Campoy, ha adelantado que el interés que ha suscitado el debate es "incluso superior" al que provocaron los debates de 2008 y ya hay más de 450 medios acreditados, entre ellos numerosos medios internacionales. Incluso, alguna cadena de televisión extranjera como la italiana Sky TG24 tiene previsto transmitirlo en directo.

El productor ejecutivo del debate, Pepe Carbajo, ha explicado que el coste se prevé en torno a 530.000 y 550.000 euros, lejos del casi millón de euros que costaron los dos cara a cara de las anteriores elecciones. Este montante será sufragado por las televisiones que han decidido transmitir el debate contando con los porcentajes de audiencia que obtengan la noche del lunes. Sin embargo, ya han realizado un adelanto teniendo en cuenta sus audiencias del mes de octubre.

Accesible para las personas con discapacidad

Al frente del trabajo de realización está Fernando Navarrete, quien ha detallado los aspectos técnicos del debate. Para su retransmisión, la Academia contará con el trabajo de más de cien personas y con 18 cámaras, diez de ellas en el interior del plató y otras ocho en los exteriores del Palacio Municipal de Congresos, además de dos unidades móviles. Además, la Academia ha habilitado canales para que el debate sea accesible para las personas con discapacidad.

Navarrete ha explicado que el sábado se realizará un ensayo general del debate con dobles de los dos candidatos para asegurar que todo funciona correctamente, pese a lo que todos los medios están "duplicados, triplicados y hasta cuadriplinados" para poder hacer frente a posibles fallos.

Precisamente uno de estos errores fue el que le hizo pasar "el peor momento" en el debate de 2008, cuando falló uno de los cronómetros que marcan a los candidatos el tiempo con el que cuentan. Afortunadamente, se había habilitado un segundo marcador que funcionó y permitió el desarrollo de las intervenciones sin más sobresaltos.

El tiempo de las intervenciones es uno de los aspectos que está perfectamente cerrado por los responsables técnicos de ambos partidos y estará cronometrado por dos árbitros de la Federación Española de Baloncesto contratados para la ocasión, aunque se prevé que este debate sea más flexible y dinámico para que cada candidato pueda distribuir en el tiempo con el que cuenta en cada bloque y dar lugar a posibles réplicas y contrarréplicas.

El moderador tendrá cierto margen de maniobra

En este punto entrará también en juego el moderador para distribuir los turnos de palabra y los diferentes temas a abordar. Campo Vidal ha sido definido por García Campoy como el mejor periodista que se podía elegir para la ocasión, tanto por su experiencia como por su independencia de ambos partidos, además de que no está vinculado a ninguna cadena de televisión.

Campo Vidal ya fue el encargado de moderar el primero de los dos cara a cara celebrados en 2008 entre Rajoy y José Luis Rodríguez Zapatero y también fue el presentador de uno de los debates celebrados entre Felipe González y José María Aznar en 1993.

Navarrete ha explicado que los partidos no le han trasladado muchas exigencias sobre la realización del debate y aspectos técnicos como los planos de los candidatos o los ángulos de grabación estarán a su cargo, aunque ha garantizado que serán los mismos para ambos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios