Elecciones Generales 2011

Ahora toca hablar de barcos

  • Las recientes inversiones en el aeropuerto de Jerez lo alejan, de momento, de cualquier proyecto económico · Las conexiones ferroviarias de los puertos absorberán el poco capital que se mueva

Nos hemos llevado varios meses en los que todo el mundo sabía lo que era un corredor ferroviario. Los gestores nos inculcaron, a marchas forzadas, que podía ser algo crucial para el futuro del sector del transporte y las comunicaciones. Ha sido durante un tiempo la cara bonita de Europa, un ente supranacional que sólo sabía intervenir, hacer quitas y "ordenar" cambios de gobierno.

Sí o sí, Europa estaba comprometida a servir de entidad financiera que dotara a los puertos españoles de una conexión ferroviaria con uno o varios corredores que unieran Algeciras con la punta más septentrional de Europa.

Por eso, tras el 20-N habrá que seguir hablando de barcos. Atrás quedan los cien millones de euros invertidos por Fomento en el aeropuerto de Jerez con el objetivo de convertirlo en un aeropuerto de primerísima categoría para un pasaje de tercera (no en calidad sino en cantidad). Así que Jerez, su aeropuerto, no verá un euro durante mucho tiempo. Fundamentalmente porque se supone que no es eso lo que necesita. Lo que requiere es que el final de la crisis le haga recuperarse de la fuga masiva de los aviones que habrían dado sentido a esa gigantesca inversión.

Pero ahora estaría mal visto ante Europa no dar prioridad al tren, ahora más ecológico que nunca, y con ello lograr oxigenar a los más de cuarenta puertos españoles, utilizando el símil de González Laxe, del ente público de Puertos del Estado.

Además, las tendencias indican que Europa moverá en muy poco tiempo muchos millones de toneladas de mercancías a través de sus puertos. Los muelles de Cádiz y Algeciras, hermanados sobre todo por sus respectivos presidentes, luchan por preparar sus zonas logísticas y sus despensas para la moda del contenedor y para dar salida a unas mercancías que demandarán pronto de manera ingente desde Asia.

Cádiz sueña con ordenar sus tráficos y porque alguien ponga orden portuario en Andalucía, sobre todo en su "lucha" con Huelva y Sevilla. Algeciras, desde la cumbre portuaria española y la semicumbre europea, se alegra de los aires que llegan desde Tánger-Med donde los conflictos laborales le hacen relajarse.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios