Resultados elecciones municipales 2019 en La Línea

La Línea 100x100: vía libre para abordar los grandes retos

  • La mayoría absoluta permitirá al partido de Juan Franco iniciar el proceso para la ciudad autónoma y cambiar detalles del PGOU y el presupuesto

Juan Franco, rodeado de militantes y simpatizantes a las puertas de la sede de La Línea 100x100, el pasado domingo Juan Franco, rodeado de militantes y simpatizantes a las puertas de la sede de La Línea 100x100, el pasado domingo

Juan Franco, rodeado de militantes y simpatizantes a las puertas de la sede de La Línea 100x100, el pasado domingo / Jorge del Águila

La amplia victoria de La Línea 100x100 en las elecciones municipales celebradas el pasado domingo permitirán al partido que encabeza Juan Franco sacar adelante asuntos de vital importancia para el municipio que el equipo de gobierno decidió dejar para después de los comicios: la aprobación inicial del avance del nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), la del presupuesto de este año y el pago de 7,2 millones del canon del agua para abaratar el recibo. También le permitirá poder convocar la consulta popular para preguntar a la ciudadanía si quiere que La Línea se convierta en ciudad autónoma sin necesidad de tener que recoger casi 7.000 firmas.

La Línea 100x100 y el PP acordaron a finales de abril aplazar estos tres asuntos estratégicos hasta que se constituyera el próximo equipo municipal, por lo que se podrán llevar al pleno de julio, el primero tras la toma de posesión de la nueva corporación municipal, que se llevará a cabo el sábado 15 de junio.

Juan Franco explicó a finales de abril los motivos por los que se tomaba la decisión de aplazar la aprobación del primer paso para el nuevo PGOU: “Pese a que el expediente está completo y con todos los informes favorables, hemos decidido que por criterios de oportunidad no vamos a llevar el tema al Pleno del 2 de mayo –el último antes de las elecciones–. El PGOU es un asunto de calado que no se puede dejar a la corporación que se constituya a partir del 15 de junio porque puede estar de acuerdo o no. Consideramos que si somos los encargados de continuar la gestión de la ciudad, será un expediente que se lleve a Pleno pero cuando toque, en el primer pleno ordinario del mes de julio de 2019”, matizó el alcalde.

El aplazamiento de este trámite posibilitará al equipo de gobierno entrante modificar algunos aspectos contemplados en el documento de aprobación inicial del Plan, que ha sido supervisado por el edil de Impulso y Desarrollo Urbano, el popular Juan Carlos Valenzuela. En la entrevista a Juan Franco que Europa Sur publicó el pasado 5 de mayo, el alcalde respondió sobre este aplazamiento: “Yo estoy de acuerdo con lo que hay ahí, está claro, aunque hay que matizar algunas cosas, pero lo que no voy a hacer es lo que me hicieron a mí y que tanto critiqué: me dejaron un presupuesto agotado y una serie de pagos que no entendí que se hicieran. Si somos nosotros los que gobernamos después de las elecciones, ya tenemos el trabajo hecho y, si son otros, que cambien lo que entiendan. Todo lo que se propone es muy razonable”.

También se podrá aprobar en el primer pleno tras la sesión de toma de posesión la devolución a Aqualia de 7,2 millones de euros pendientes del canon inicial como primer paso para promover una rebaja del recibo del agua. El canon inicial, de 9,5 millones de euros que la Mancomunidad abonó al Ayuntamiento en 2014, debía amortizarse (con intereses) a favor de empresa concesionaria en 12 años. Juan Franco anunció a finales del pasado marzo que el Ayuntamiento está en disposición de liquidar el pago. “También hemos decidido no llevarlo a pleno. Es una inversión de 7,2 millones de euros y entendemos que quien esté gobernando puede no estar de acuerdo”, dijo el regidor antes de las elecciones.

Lo mismo sucede con el presupuesto, que el nuevo equipo de gobierno podrá sacar adelante sin tener en cuenta las opiniones de su hasta ahora socio de gobierno, el Partido Popular. Las cuentas tendrán una cantidad mayor que en años anteriores para acometer inversiones, ya que la liquidación del presupuesto de 2018 arroja un superávit de 15,5 millones y deja casi 12 millones de euros líquidos en cuentas municipales.

Ciudad autónoma

Con la mayoría absoluta que le dan los 21 concejales, La Línea 100x100 tendrá potestad para poder convocar una consulta popular para preguntar a los linenses si quieren que el municipio se constituya en ciudad autónoma. La normativa establece que el procedimiento lo puede iniciar la propia corporación municipal, mediante acuerdo adoptado por mayoría simple a propuesta de un grupo municipal, o por la solicitud de un grupo de vecinos, suscrita por un número de firmas. En el caso de La Línea tendrían que ser casi 7.000 firmas por su número de población.

Si la propuesta se hubiera iniciado en el mandato que está a punto de expirar, hubiese sido necesaria esta recogida de firmas porque los nueve concejales de La Línea 100x100, la no adscrita Ceferina Peño y el andalucista Ángel Villar (que se mostró favorable) habrían sumado 11 votos a favor por los 15 en contra de los concejales de PSOE y PP, que se mostraron en contra de esta propuesta después de que Juan Franco hiciese público que tenían intención de convocarla tras su decepción por la falta de medidas para paliar los efectos del Brexit.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios