La Línea

La Línea anuncia una rebaja del agua al devolver 7,2 millones de euros a Aqualia

  • La cancelación anticipada del canon inicial de 2014 reducirá el coste del abastecimiento en un 33%

  • El Ayuntamiento prevé trasladar esa rebaja con un 45% de descuento a los dos primeros bloques y un 40% a los restantes

  • Juan Franco prevé que el proceso esté terminado en el cuatro trimestre

El alcalde, Juan Franco, muestra su último recibo del agua junto a Juan Macías. El alcalde, Juan Franco, muestra su último recibo del agua junto a Juan Macías.

El alcalde, Juan Franco, muestra su último recibo del agua junto a Juan Macías. / A. R.

El Ayuntamiento de La Línea comenzará la próxima semana el procedimiento para rebajar "considerablemente" el recibo del agua para que los linenses puedan ahorrarse hasta un 45% en los dos primeros bloques del abastecimiento, uno de los tres conceptos que forman la factura trimestral del servicio. La medida prevé estar en marcha en el cuarto trimestre del año

El alcalde linense, Juan Franco, y el teniente de alcalde Juan Macías han anunciado este jueves que el Ayuntamiento está en disposición de devolver ya 7,2 millones de euros pendientes del canon inicial. El canon inicial, de 9,5 millones de euros que la Mancomunidad abonó al Ayuntamiento en 2014, debía amortizarse a favor de la empresa concesionaria Aqualia (con intereses) en 12 años.

"Tenemos cerrada la propuesta del Ayuntamiento para devolver el canon que adelantó la concesionaria y prevemos llevarla al consejo de administración de la empresa pública comarcal Arcgisa el próximo viernes 5 de abril para poner en marcha el proceso que lleva años siendo negociado", ha explicado Franco. El dinero procederá de la liquidación positiva del presupuesto, que arrojará, avanzó el alcalde, "unos resultados históricos" con un superávit de 12 millones de euros

Franco recordó que esos 9,5 millones de euros adelantados al Ayuntamiento "y usados para pagar nóminas" tienen un tipo de interés del 8,5%, muy alejado de los costes financieros del mercado actual. El coste total a 12 años del canon más los intereses (tipo francés) asciende a 16.142.000 euros de los que se han pagado hasta el momento, a través del recibo de los vecinos, unos 6 millones. "De ahí vienen las subidas del agua que se producían en los últimos años y que ya logramos frenar en 2018 porque teníamos este proceso en marcha", ha detallado el alcalde. 

Al devolverse 7,2 millones de euros también se ahorran otros 3 millones de euros en intereses pendientes, lo que supone, según Franco, reducir un 33% el coste del agua. Esa reducción de los costes se trasladará al recibo, según la propuesta municipal, con una rebaja del 45% en los dos primeros bloques del abastecimiento (de 1 a 35 metros cúbicos por trimestre) y del 40% para los otros dos bloques restantes (de 36 metros cúbicos en adelante).

El efecto en la factura, en el que también se abonan el alcantarillado, depuración y otros conceptos, será "muy notable" y acorde con un consumo responsable del agua. El alcalde ha puesto como ejemplo su última factura, en la que cuatro personas de una vivienda sin jardín consumieron 46 metros cúbicos, los dos primeros bloques completos y 10 metros cúbicos del tercero. "En total, incluyendo alcantarillado y depuración, la factura fue de 114 euros. Al aplicarse las rebajas previstas sobre el abastecimiento, serían 22,88 euros menos, dejando el recibo final en 97,90 euros al trimestre", ha calculado Franco.

Como la factura integra otros conceptos, en este caso concreto la rebaja sobre el conjunto del recibo sería de un 14,2%, algo más de 16 euros. "Hablamos de unos 100 euros por familia media al año. Cada caso es concreto, pero al rebajarse el coste del agua un 33% se puede aplicar una rebaja importante. Lograr el resultado económico del Ayuntamiento para poder pagar anticipadamente el canon ha costado sangre, sudor y lágrimas. No era justo que el Ayuntamiento tenga sus préstamos al 1% y el pueblo al 8,5%. La operación tenía un coste financiero brutal y dejar pasar cada día era más dinero", ha dicho Franco. 

Para que todo el proceso se ponga en marcha, el Ayuntamiento remitirá la semana entrante el oficio a la Mancomunidad con la previsión de estudiar el punto en el consejo de administración de Arcgisa del viernes. "La operación irá al Pleno municipal de mayo y esperamos que haya otro pleno en la Mancomunidad antes de que termine el mandato. Luego hay que modificar las ordenanzas y su periodo de exposición al público y alegaciones. Teniendo en cuenta que en medio hay elecciones, confiamos en que todo esté aprobado en el cuatro trimestre de 2019. Es un compromiso que vamos a afrontar ya", ha estimado el alcalde. 

Con ello, según Franco, se pretende revertir las fuertes subidas experimentadas por el abastecimiento desde el inicio de la nueva concesión. El primero año la subida por abastecimiento fue de un 12,5%. En 2017, el incremento fue de un 7,5% y en 2018 están pagando un 4,5% más, lo que suma un 25%. En 2019, la subida hubiera puesto la cantidad que se paga por el abastecimiento de agua potable –el saneamiento y la depuración no cuentan con este incremento– casi un 30% más cara que hace cuatro años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios