Algeciras CF La alargada sombra de Romero

  • El Algeciras ha encajado cinco goles en los tres últimos partidos y la afición tiene dudas con Lopito

  • La ausencia del lesionado ídolo de la portería, una carga extra para los dos guardametas de Fajardo

Lopito se ejercita en el Nuevo Mirador. Lopito se ejercita en el Nuevo Mirador.

Lopito se ejercita en el Nuevo Mirador. / Erasmo Fenoy

Cuando Lopito y Benito del Valle firmaron como porteros del Algeciras CF, los dos lo hicieron a sabiendas de a quién venían a suplir. No hay cláusula por escrito que lo explique, pero los dos guardametas aceptaron el grandísimo desafío de intentar llenar el hueco del lesionado Jesús Romero, más que un ídolo para el algecirismo, casi una divinidad tras el último ascenso. Lopito, por lo pronto, se ha adueñado del marco albirrojo en el arranque de la temporada, pero el de Jaén ha despertado algunas dudas entre la afición y ha encajado cinco goles en las tres últimas jornadas, dos el pasado domingo en Badajoz.

¿Hay debate en la portería del Algeciras? En la calle, entre los seguidores, sí. Otro cosa puede ser de puertas para dentro en el Nuevo Mirador, en un cuerpo técnico que ha apostado por Lopito como su cancerbero titular, aunque también es verdad que Benito del Valle llegó algo más tarde que su colega de guantes. No es partidario Fajardo de dar el puesto por sentado a nadie, como ya ha demostrado.

Fernando López Lopito comenzó con la portería a cero en el debut del Algeciras ante el Villarrubia. El meta mostró cierto nerviosismo en su primera vez delante del Nuevo Mirador, pero dejó una valiosa intervención en el tramo final. Ese día se puede decir que el jiennense enseñó sus carencias y sus virtudes: dudas en el juego aéreo y reflejos cuando el peligro viene por tierra.

El meta titular no termina de imponerse en sus dominios

En la Nueva Condomina de Murcia, Lopito encajó su primera diana del curso -poco pudo hacer ante el chutazo de Chumbi-, la semana después recibió dos tantos más en la victoria sobre el Yeclano, dejando de nuevo esa sensación de una de cal y otra de arena, y el pasado domingo en Badajoz, el arquero volvió a repetir el guion con acciones de mérito y otras que no terminan de despejar esas dudas que se ciernen sobre los algeciristas.

La principal crítica (siempre de manera constructiva) es que el meta no acaba de imponerse en sus dominios y sufre en los saques de esquina y los balones parados. Hay quienes prefieren quedarse con lo resolutivo del jiennense en los mano a mano y en acciones que dependen mucho más de los reflejos. En lo que todo el mundo coincide es en que la sombra de Romero es muy alargada. La ausencia del Gato, ya operado y en rehabilitación, pesa y es una losa añadida con la que Lopito y Del Valle van a tener que librar durante toda la primera vuelta.

Lo de dejar la portería a cero ya se ha visto la relevancia que tiene en esta categoría. Ahí tiene Fajardo la misión de que esa tarea se convierta en un trabajo de todos, de los once que salgan de inicio y los tres que salten desde la banqueta.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios