CD Badajoz - Algeciras CF | La crónica (2-1) Primer golpe de realidad

  • El Algeciras perdona y paga sus errores en Badajoz, donde planta batalla pero sufre su primera derrota de la temporada

  • Gorka y Héber Pena marcan entre el 53' y el 63' y Antoñito acaba con el imbatido Kike Royo en el 86'

Pablo de Castro busca el centro en el Nuevo Vivero. Pablo de Castro busca el centro en el Nuevo Vivero.

Pablo de Castro busca el centro en el Nuevo Vivero. / E. P. E.

El que perdona lo paga y en Segunda B más. Tenía que llegar y llegó donde casi todo el mundo lo daba por hecho. El Algeciras CF sufrió, en el Nuevo Vivero de Badajoz, su primera derrota de la temporada, un tropiezo muy digno, aseado, lógico hasta cierto punto, pero que dio mucho coraje. Dio coraje porque el equipo de Emilio Fajardo volvió a ser arrojado, propuso y se mostró serio. Por momento pareció que los albirrojos se iban a adelantar, pero entonces se toparon con un adversario inmutable que asestó dos golpes de realidad. El Badajoz no perdona, por eso está invicto y en lo más alto de la tabla. Un muy buen gol de Antoñito en la recta final dio vidilla y acabó con el único portero imbatido de España. Valió de poco o quizás no. A esta categoría se le aprovecha todo.

El algecirismo presenció la diferencia de clases que existe en el grupo IV. El Badajoz se encuentra entre la nobleza, entre ese selecto palco de equipos que conceden muy poco o nada. Que tiene una ocasión, te mete un gol. Que tiene dos, casi seguro que dos. El Algeciras del regreso a Segunda B se empeña en ser ese recién ascendido rebelde que quiere plantarle cara a todo el mundo. Esa es la actitud, pero las carencias están ahí: cualquier mínimo fallo defensivo sale carísimo y cualquier error a la hora de definir da un plus al rival. En el Nuevo Vivero se conjugaron aciertos y errores en las dos áreas y se confirmó la batalla interna que libra el portero David Lopito, que duda y zozobra por arriba pero se desquita en otras acciones comprometidas. La sombra de Romero es alargada.

El Algeciras salió sin complejos, como había avanzado su entrenador, como había hecho en Murcia. Fajardo alineó a los tres tocados -Choco, Borja Vicent y Antonio Domínguez- y dio la titularidad a Gonzalo Almenara en el lateral izquierdo, a Cerpa en el mediocentro y al punta Antonio López. El míster sentó a Braganza, Barba y Karim. Los albirrojos respondieron con una buena salida. Lo más destacado en el primer cuarto de hora fue un disparo del grandullón Antonio López que se marchó a córner.

El Badajoz, dirigido desde la banda por el ex del San Roque José María Pajares -por la sanción de Nafti-, comenzó a tener más presencia, tratando de buscar la banda de Candelas o a Gorka Santamaría en velocidad. El Algeciras buscó puerta con un disparo de Martos que chocó en Antonio López en el 18'. El duelo discurría sin un claro dominador, de tú a tú, con los dos contendientes mirándose a la cara. Pasada la media hora, Borja Vicent taponó un chut con intención de Gorka y a renglón seguido el árbitro invalidó por falta un remate del propio Gorka solo ante Lopito. El combate se fue al descanso con máxima igualdad.

El segundo periodo comenzó con una oportunidad del exalgecirista Dani Segovia tras cabecear un centro de Toni Abad. Tres minutos después el Algeciras tonteó con el gol: Almenara robó el balón y sirvió a Antonio Domínguez, cuyo disparo mordido se topó con Morgado y rebotó a fuera por poco. A renglón seguido el de Punta Umbría lo intentó con un disparo lejano que atajó Kike Royo y justo después, un robo de Iván propició otra llegada, esta vez de Antoñito. ¿Y que pasó? Lo que suele suceder en estos casos. La siguiente jugada el Badajoz aprovechó la tibieza algecirista, Héber Pena colgó el balón al área y allí ni Pablo ni Choco ni Lopito se anticiparon a un Gorka Santamaría letal. La volea del '9' blanquinegro dejó tocado al Algeciras durante unos diez minutos. En ese trance Héber Pena se echó el equipo a la espalda hasta que marcó un señor golazo de disparo ajustado desde fuera del área en el 63'. El gol poco reparo tiene, no así el córner del que vino precedido en un balón que debió hacer suyo Lopito.

Domínguez tiene la ocasión más clara para los albirrojos al empezar el segundo tiempo

Fajardo metió a Karim -¿no había hecho méritos para seguir como titular?- y poco después a Ganet. El Badajoz acarició el tercero pero Lopito se interpuso al disparo de Abad desde la derecha en el 65'. Los pacenses amenazaban en cada córner, en cada balón detenido. Salió Tote como última bala y el último cuarto de hora dejó ver de nuevo el carácter de este Algeciras. Los del Nuevo Mirador insistieron e insistieron hasta que una internada por la izquierda posibilitó un centro al área que encañonó Antoñito. Un gran gol que termina con el único portero imbatido de las tres primeras categorías en España. Los de Fajardo achucharon hasta el 93 y pico, aunque el que pudo marcar de nuevo fue el Badajoz en una acción de Adilson que desbarató Lopito en otra intervención de mérito.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios