Algeciras CF - UD Socuéllamos | Fase de ascenso a Segunda B

Willy y Mario, dos algecireños que saben cómo las gasta el Socuéllamos

  • El zurdo del Ceuta y el central del Mérida avisan al Algeciras de las virtudes de su último rival

  • "Defensivamente son fuertes, conceden poco y manejan los espacios en su campo", coinciden

El algecireño Mario Ramón, con el Mérida. El algecireño Mario Ramón, con el Mérida.

El algecireño Mario Ramón, con el Mérida. / E. S.

Juan Luis Becerra Willy y Mario Ramón Hidalgo son dos futbolistas que comparten raíces algecireñas y batallas contra la UD Socuéllamos, el último obstáculo del Algeciras CF en su camino de vuelta a la Segunda B. Ambos, dos jugadores conocidos en la ciudad y en el Campo de Gibraltar, tienen reciente un doble enfrentamiento con el rival de los albirrojos. Mario vivió la de cal con el Mérida hace muy poquito, en la eliminatoria de campeones de Tercera, y Willy sufrió la de arena con el Ceuta en la pasada Copa Federación. Cualquier experiencia es válida, pero mucho más si viene de dos aliados.

Willy se ha asentado en la otra orilla del Estrecho de Gibraltar con el Ceuta, una plaza donde se ha granjeado el cariño. El zurdo criado en la cantera del Algeciras vio esfumarse el sueño del ascenso con los caballas en la primera ronda ante el Prat catalán. Ahora aprovecha en casa las vacaciones, pero sigue muy de cerca los designios de los albirrojos. Es habitual ver a Willy en el Nuevo Mirador siempre que puede. “Me alegraría mucho que ascendiese el Algeciras, todo el mundo lo sabe”, interviene.

“Porque aquí empecé, porque sé bien lo que se vive en este club, mantengo mucho contacto y me siento querido por la afición”, sostiene Willy, feliz en Ceuta y asiduo en La Menacha. “No hay una vez que vaya al estadio y que la gente no me pare, me salude y me trate igual de bien que cuando jugaba aquí”, admite. “Así que el domingo estaré ahí animando como uno más”.

Willy entiende que el sorteo fue “mala suerte para los dos” por tanto considera que se van a enfrentar “de los dos equipos fuertes del bombo, sino los que más”. El algecireño sabe cómo las gasta el Socuéllamos, con el que su Ceuta se midió en la Copa Federación en la ronda de cuartos de final. “Quedamos cero a cero en los dos campos y nos eliminaron en los penaltis”, rememora.

“El Socuéllamos es un equipo veterano con gente muy experimentada, defensivamente muy fuerte y que apenas deja espacios”, avisa. “Sabe manejar registros, juega a la contra, aprovecha bien el balón parado y sobre todo protege su portería”, continúa.

Willy: "Creo que van a dar el balón al Algeciras y a buscar un partido feo"

En su campo es otro, allí cambian y aprietan más”, prosigue Willy con su análisis personal. “Juega en un campo de césped artificial, que no está mal, estrechito, y saca mucho partido hasta en los saques de banda”, previene Willy, que subraya al lateral derecho, “pone el balón en el área”.

El exalbirrojo se moja sobre lo que puedo pasar: “Yo creo que le va a dar el balón al Algeciras, se va a plantar ordenadito, sabiendo sufrir y dispuesto a provocar un partido feo. En su campo va a ser complicado, pero se puede jugar. Eso sí, ellos tienen las dimensiones cogidas y saben cómo hacer daño”, señala.

Willy, no obstante, muestra confianza en el equipo de Emilio Fajardo: “El Algeciras está como un avión ahora mismo. Le sale todo bien y está haciendo buen fútbol en estos partidos”, resalta. “Iván es el mejor jugador de la categoría, Borja Vicent me ha sorprendido, Antonio Sánchez también les da mucho, Romero es Romero, Antoñito está que se sale...”, desgrana un poco más de manera indivual. “Cuando llegas a una liguilla de forma que ya no te le esperabas, entras con una motivación diferente”, opina. “Yo siempre digo que a la liguilla hay que ir como campeón o como se ha metido el Algeciras o se metió el Sanluqueño la pasada temporada”, zanja.

De vuelta a esta orilla del Estrecho y rumbo al norte por la Ruta de la Plata, el algecireño Mario Ramón Hidalgo acaba de ascender a Segunda B con el Mérida, un equipo histórico de Extremadura que arrastra muchas pasiones. El robusto defensa central consumó el éxito en la eliminatoria de campeones que le enfrentó al Socuéllamos, campeón del grupo de Castilla-La Mancha, tras un pulso con dos empates a cero que se decidió en el Romano en la tanda de penaltis.

Mario: "Aprovechan la estrategia y tienen gente que sabe de qué va esto"

“Sigo de reojo al Algeciras y por supuesto que me alegraría que subiese”, afirma Mario, que tiene poco de descanso porque ha cambiado el balón por los libros de fisioterapia. “Ahora echándole horas al estudio”, dice, en principio con una temporada más firmada con los emiritenses.

El Socuéllamos es un equipo que me gustó, defensivamente muy fuerte, que apenas concede ocasiones ni comete errores”, coincide el zaguero, que casi repite las palabras de Willy, aunque ofrece distintos matices.

“Creo que sería una locura que el Algeciras se abriera demasiado para jugarle al Socuéllamos”, advierte. “Son fuertes arriba también con Belencoso, que aguanta todo el partido, o Megías, que ahora estaba algo tocado. Ellos aprovechan muy bien la estrategia, el balón parado, sobre todo allí en su campo, que es pequeñito y le tienen muy bien tomada la medida”, explica.

Mario incide también sobre el papel del “lateral derecho, que a veces hace de extremo, y saca de banda con mucho peligro”. “Creo que van a intentar tener el control del partido y si pasan pocas cosas, mejor para ellos”, desliza.

En su campo se manejan mejor y son algo más agresivos”, relata Mario, que destaca el plus de la experiencia en la nómina de los de Ciudad Real. “La veteranía en este caso es un grado porque el Socuéllamos tiene a mucha gente que sabe de esto, gente que se cuida y que se mueve bien en este tipo de partidos”.

El central, que entre muchos clubes de Segunda B tuvo una etapa en la Balona, ve a los de Fajardo muy enchufados: “El Algeciras está con la flechita para arriba y también es un hueso duro. Se han tocado dos equipos que yo creo que nadie quería”, apunta.

“La dinámica empuja mucho en el fútbol, pero es verdad que el último pasito siempre es el más difícil”, manifiesta el algecireño, que considera que “lo ideal es sacar algo bueno en casa, que ya digo que hasta un empate sin goles puede valer, y rascar algo fuera. No encajar es fundamental ante este tipo de rivales”.

Mario, que también militó en el Real Jaén, opina que el Algeciras se va a topar con “un rival muy distinto a lo que se ha encontrado”. “El Jaén, que lo conozco, hizo cosas raras, jugó con alineaciones que no han sido las normales en la liga y el campo no había estado tan mal en todo el año”, sentenció.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios