Algeciras CF - San Fernando CD Sin rastro del líder (0-3)

  • El Algeciras, blando otra vez en defensa y sin respuesta en ataque, cede el primer puesto a un San Fernando letal en el Nuevo Mirador

  • La primera derrota de la temporada en casa deja muy malas sensaciones

Biabiany aprovecha el fallo de Espejo para hacer el 0-1. Biabiany aprovecha el fallo de Espejo para hacer el 0-1.

Biabiany aprovecha el fallo de Espejo para hacer el 0-1. / Erasmo Fenoy

El Algeciras imperturbable y excelente de la primera vuelta no está. El martillo pilón que aburría a los contrarios con una defensa de acero inoxidable no se encuentra. En su lugar, un equipo blandito y sin capacidad de reacción se dejó el liderato ante el San Fernando en la primera derrota de la temporada en el Nuevo Mirador, la primera de Salva Ballesta en casa. Pero el liderato no se ha escapado en un solo partido, no es cuestión de engañarse. El Algeciras se ha ido desprendiendo de la vitola de invencible poco a poco, jornada a jornada, con un reguero de errores impropios de un aspirante al ascenso (a la Pro) que parece que ha dejado de creérselo.

El fútbol va por rachas, por dinámicas o por momentos. Y no es el del Algeciras. Lleva sin serlo prácticamente desde que empezó el año 2021 en aquel ya lejano Clásico ante la Balona, con aquel empate en un duelo que se veía ganado, y después, el primer tropiezo en Sanlúcar, y los puntos que volaron ante el Marino o en Tamaraceite. Los de Salva Ballesta han perdido ese embrujo y la realidad es que solo han sumado una victoria en lo que va de año, en casi dos meses.

Que el Algeciras podía perder con el San Fernando era algo comprensible porque los azulinos tienen un equipazo y van con la flechita para arriba. Pero hacerlo así, de esta manera, viendo como los de rojo y blanco se deshacían como un azucarillo tras un error humano... desilusiona y decepciona por mucho que la primera vuelta haya sido para quitarse el sombrero. ¿Qué el Algeciras no estaba hecho para estar entre los tres primeros? Si a alguien le sirve de consuelo...

Se puede hablar de las bajas, de los fichajes, de los que se han ido, de mil cosas. La sensación tras el envite contra el San Fernando es que el Algeciras ha perdido la brújula que le llevó a lo más alto y le mantuvo tanto tiempo, y para colmo la suerte ha empezado a dar la espalda. El equipo, que parece otro, ha caído en un nerviosismo exagerado, sobre todo cuando desde la afición solo llegan muestras de cariño y desde el cuerpo técnico, mensajes de tranquilidad. Lo mejor, que ahora hay dos semanas por delante para hacer terapia de grupo antes del próximo partido.

El Algeciras saltó al césped del Nuevo Mirador, sin público, con un once que presentó un par de novedades: por un lado, la esperada de Armando como central de urgencias por las lesiones de Fran Serrano y Álvaro Telis, con Iván de vuelta al centro del campo; por otro, la inclusión de Marc Llinares en banda por Canillas en un dibujo, a priori, menos potente arriba.

Tras brindar sus mejores deseos a Telis con una camiseta de ánimo, el Algeciras comenzó con balón y paciencia, una fórmula que le dio el control el primer cuarto de hora ante un San Fernando replegado como un zorro. Los locales montaron un par de jugadas con empeño y los isleños mostraron peligro cuando salieron a la contra y buscaron los centros a su faro, el algecireño Francis Ferrón. Robin y Armando despejaron un par de balones colgados.

Sin embargo, el partido se puso patas arriba de la forma menos esperada. Dani Espejo se equivocó al ceder el balón atrás a Vallejo y Biabiany aprovechó la gentileza para robar la cartera y marcar a placer en el minuto 17. Un fallo tan humano como grosero que recuerda a los vividos recientemente en las Canarias.

El Algeciras se descompuso y el San Fernando estuvo a punto de hacer el segundo al minuto tras una llegada de Ferrón que cedió a Perdomo y salvó la defensa. Volvió a perdonar el cuadro isleño en el minuto 21 tras una acción de Hugo Rodríguez que dejó a Biabiany en el mano a mano ante Vallejo con un disparo desviado. El rapidísimo Biabiany, que desquició a Espejo, la tuvo otra vez en el 25' tras otro desajuste a la hora de sacar el esférico que salvó Vallejo con los pies.

Con el 0-1 como única buena noticia, el Algeciras se asomó con un disparo altísimo de Raúl Hernández y un centro de Llinares que Ubis cabeceó fuera por poco. Parecía que los de casa iban a salir de la cueva cuando el San Fernando mordió como el picotazo de una víbora. Internada de Omar Perdomo, chutazo que despejó Vallejo y el rechace muerto a los pies del azulino que a la segunda sí marcó. Todo, entre la pasividad de la zaga. 0-2 en media hora.

Antes del descanso, Yelko, de lo más lúcido en el Algeciras a la hora de buscar algo en ataque, probó desde la distancia, pero el que pudo marcar otra vez fue el San Fernando en una oportunidad en la que Ferrón falló lo que no suele fallar.

El descanso irrumpió con una malísima sensación en un Algeciras superado por un rival mejor en todos los aspectos. Con Hugo Rodríguez desatado, Biabiany en todas partes, Omar sumándose y Francis como amenaza constante, el engranaje defensivo algecirista sufría como nunca.

Tras el intermedio el Algeciras apretó. Salva apostó por mantener a los mismos protagonistas. Los cambios, solo dos, entraron con poco tiempo. Los albirrojos lo intentaron de distintas formas pero sin claridad, sin chispa para romper las líneas isleñas. Más allá de un cabezazo tímido de Raúl Hernández, el reloj corrió sin que se atisbase la posibilidad del 1-2, de ese golito que diese vida a los albirrojos, que cambiase el semblante del encuentro.

Únicamente la entrada de Alvarito Romero dio algo de alegría en un ataque seco, sin ideas y sin acierto ante un Perales que apenas tuvo que emplearse. Dio la sensación de que el San Fernando se acomodó en su trinchera, de la que solo salió en el tiempo añadido cuando anotó el tercero, obra de Pepe Bernal en otra acción que dejó mucho que desear, impropia de un conjunto que no suele bajar los brazos.

El Algeciras cae al segundo puesto, empatado a 26 puntos con el San Fernando, pero con el golaveraje (ojo a esto) favorable a los isleños. El Tamaraceite rescató un punto al final en Cádiz y es tercero con 25 y algo parecido hizo la Balona en Las Palmas, cuarta con 24. El Sanluqueño venció al colista y ha vuelto a la puja también con 24 puntos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios