fútbol liga santander

El Valladolid es de Primera

  • De la mano de Sergio González, los de Pucela dieron un giro de 180 grados

Los jugadores del Valladolid celebran el ascenso. Los jugadores del Valladolid celebran el ascenso.

Los jugadores del Valladolid celebran el ascenso. / R. GARCíA / efe

El Valladolid es el equipo que más promociones de ascenso ha disputado en la historia, cuatro en total, y tras ganar el sábado su último play off ante el Numancia estará de nuevo en Primera tras cuatro años de ausencia.

Dicen que para creer hay que sentir la necesidad de creer y Pucela la tenía. Valladolid empezó a creer de la mano de Sergio González y el gigante se ha despertado tras protagonizar una espectacular mutación.

A mediados de abril llegó González para sustituir a Luis César Sampedro. El nuevo técnico fue, junto a la plantilla y su espectacular reacción, el artífice de este renacimiento.

En el momento de su llegada, una plantilla decaída ocupaba la undécima posición, a tres puntos del último puesto que otorgaba el derecho a jugar la fase de ascenso a primera. Lo de González es mucho más que su "uniforme de la suerte": pantalón vaquero, camisa azul celeste y camiseta interior blanca, que se pone por superstición.

La metamorfosis tuvo nombres propios, los de Toni Villa, Nacho González y Michel Herrero, quienes, tras pasarse media temporada en el banquillo o en la grada, empezaron a acaparar los focos. Y el equipo empezó llevando con abnegación la etiqueta de tapado en esta carrera por el ascenso para acabar explotando tras hacer un ejercicio de paciencia, trabajo y humildad muy notables.

El Valladolid es una entidad más grande de lo que parece, y por ello cuesta muy poco que la afición se reactive. Así ocurrió. Ahora es momento de celebrarlo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios