EUROPA SUR En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Baloncesto | LEB Plata La Federación consultó con los clubes antes de decidir cómo se disputaba el ascenso a LEB Oro

  • Tres de los ocho con derecho a jugar el play-off, entre ellos Udea, anunciaron su intención de renunciar

Javi Malla da instrucciones a sus jugadores en el transcurso de un tiempo muerto Javi Malla da instrucciones a sus jugadores en el transcurso de un tiempo muerto

Javi Malla da instrucciones a sus jugadores en el transcurso de un tiempo muerto / E.S.

La Federación Española de Baloncesto (FEB) consultó con los equipos que ocupaban las plazas que daban derecho a jugar play-off de ascenso de las dos categorías LEB  en el momento de suspenderse la competición (tras la jornada del ocho de marzo) cuáles estarían dispuestos a disputarlo para, una vez tener la certeza del número, establecer la fórmula de competición en caso de que ésta pudiese reanudarse. Mientras en LEB Oro los ocho primeros comunicaron que afrontarán esa hipotética fase, en Plata, además de ascender directamente el Real Murcia, tres de los que tenían ese derecho renunciaron, lo que dio pie a un cuadro de eliminatorias tan diferente como peculiar. Entre los que había hecho saber que no estaría interesado en seguir compitiendo se encontraba Udea Algeciras, como informó ayer este diario.

La directiva del conjunto de Algeciras ha hecho público este sábado un comunicado en el que trata de desmentir la información de este periódico, que había sido contrastada en organismos oficiales y en la propia entidad. Udea asegura que no renuncia a ese play-off  y que analizará esa posibilidad la próxima semana, ya que apenas ha tenido unas horas para tomar esa decisión. Afirmación incierta, por cuanto había sido consultado previamente como el resto de los clubes y son varios los de LEB Oro y LEB Plata que han constatado este hecho a Europa Sur.

Udea hizo público un primer comunicado nada más conocerse la decisión de la Española de dar por terminada la fase regular, es decir el pasado viernes. En el mismo se congratulaba de que el equipo que entrena Javier Malla hubiese finalizado en quinta posición. “Udea Algeciras ha conseguido una más que meritoria quinta plaza de entre los 24 participantes en esta Liga. Con esta carta de presentación el club se prepara para afrontar lo que será su segunda temporada en LEB Plata, rehaciendo su plantilla y buscando los apoyos necesarios para afrontar la temporada con solvencia económica”, decía literalmente.

Es decir, no hacía referencia alguna a la posibilidad ni tan siquiera de optar a la fase de ascenso (a pesar de que por clasificación le correspondía ya que ocupaba la quinta posición de la A-1) y daba por hecho que la campaña próxima militará de nuevo en LEB Plata. Si tenía en mente siquiera la opción de valorar la posibilidad de participar en una fase de ascenso ¿por qué no hacía referencia a la misma?

En caso de que hubiese tomado parte en ese play-off y de que los udeístas hubiesen vencido en los dos partidos ya no tendría derecho a jugar en LEB Plata, sino en Oro. Si realmente barajaban volver a jugar ¿por qué el club da por hecho que seguirá en LEB Plata? ¿qué costaba añadir en el comunicado un "ya valoraremos la posibilidad de disputar el play-off que propone la Federación"?

Es decir, o no se ajustó a los hechos en el primer comunicado o no lo hace ahora.

El club, en este segundo manifiesto, afirma que se le atribuyen problemas económicos para tomar esa decisión, cosa que no es cierta. Lo que explica la información de este diario es que la Española llevó a cabo la consulta previa porque vaticinaba que, como consecuencia de la crisis generada por el Covid-19, habría equipos que renunciarían, entre otras cosas, por haber quedado muy dañados sus ingresos.

Con todo, en el caso de Udea fue el propio club el que alertó hace semanas de sus ajustes financieros al lanzar una campaña de micromecenazgo para recaudar fondos una vez logró la clasificación para la A-1. “Udea Algeciras ha puesto en marcha una campaña de recogida de fondos entre particulares, conocida como micromecenazgo o crowdfunding, con el objetivo de conseguir los fondos necesarios para afrontar esta segunda fase en la Liga LEB Plata”, decía el escrito, al que acompañó una cuestación en el Nuevo Mirador durante un partido del Algeciras Club de Fútbol.

Con este telón de fondo y con varios de sus jugadores fuera del país -con lo complicado que resultaría en este momento su regreso- la entidad comunicó a la Española su deseo de no seguir participando si la competición se prorrogaba, una decisión extremadamente  dolorosa después del esfuerzo realizado en los despachos y las canchas, pero en absoluto criticable, ya que como la propia entidad sostiene lo primero esa la salud de sus integrantes.

Otra cosa es que desde el legítimo derecho -y a sabiendas de que no todos los aficionados aceptan de buen grado que el equipo no acuda a una fase de ascenso- el departamento de comunicación del club optase por no dejar constancia de esa renuncia con la esperanza de que si, como todo parece indicar, ese play-off no puede llegar a disputarse (los plazos se antojan demasiado cortos), nunca hubiese que hacer pública esa decisión.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios