Crónica Linense-Tortas del Casar. Liga EBA

La Unión Linense celebra en casa su primera victoria de la temporada

  • Los albinegros fundamentan su triunfo en el acierto con los triples

Álex Valor conduce el balón ante la oposición de un adversario. Álex Valor conduce el balón ante la oposición de un adversario.

Álex Valor conduce el balón ante la oposición de un adversario. / Erasmo Fenoy

ULB 80 (18+14+23+25): Víctor Chernodolia (7), Cándido Matoso (11), Charles Acquah (0), Alejandro Valor (0), Javier Balastegui (17) -quinteto inicial- Sergio Gil (4), Iván Torres (0), Jakub Kasa (14), Adri Mateos (18) y Lucas Pérez (9)

Tortas del Casar 73 (21+14+24+14): Eduardo Chacón (11), Cayetano Abreu (8), Franco Acosta (19), Vieux Kaste (7), Whadim Fall (0) -quinteto inicial- Juan Santos (4), Moisés Jiménez (2), A. Hadzisehovic (11), PabloSerrano (0), Francis Pavón (5) y Javi Gallardo (6).

Árbitro: Alberto Aragoneses García y Milkana Borges. No hubo exclusiones por cinco personales.

Incidencias: Encuentro de la segunda jornada de Liga en el grupo DB de la Conferencia Sur de la Liga EBA, disputado en el pabellón de La Línea ante unos 300 espectadores.

La Unión Linense de Baloncesto (ULB) ha logrado su primera victoria de su cuarta andadura en la Liga EBA. Lo hizo en su debut en casa y ante un Tortas del Casar de Extremadura que, en principio, está llamado a pelear con los de La Línea por evitar angustias al final de la temporada. Es decir, que si se confirma esta teoría los de Vicente González sumaron el primer triunfo de los que contará para la segunda fase.

El partido, ante un filial del Cáceres preñado de juventud, volvió a sacar a flote las limitaciones de esta ULB, que afortunadamente encontró a sus jugadores mas valiosos en el último cuarto, al que llegó cuatro puntos por detrás en el luminoso y en el que volteó el resultado merced a un parcial de 25-14 muy jaleado por los aficionados presentes.

El Tortas del Casar –que cuenta con baloncestistas de talento que echan de menos la experiencia- impuso sus normas durante buena parte del choque.

La clave de esa ventaja extremeña, por un lado su superioridad en el rebote (especialmente por sus 16 capturas en el apartado ofensivos) que le permitía tener segundas opciones. Por otro por la falta de acierto en el lanzamiento exterior de los de casa, que es una tara que viene quedando patente desde la pretemporada, porque echa en falta a un alero descollante.

En los de La Línea no apareció el británico Charles Acquah-Davis, incapaz de anotar un solo punto en 12 minutos sobre el parquet. Por el contrario sí que lo hicieron en los momentos claves el base Javi Balastegui (17 puntos y otros tantos de valoración que le señalan como el mejor de la contienda), Jakub Kasa (14) y el canterano Adrián Mateos, que anotó triples en momentos decisivos y se fue hasta los 18. 

Precisamente los lanzamientos de más de 6.75 estuvo la base de la primera victoria liguera de los albinegros, que anotaron 11 de 19 por 4 de 16 del conjunto visitante.

A pesar de este primer triunfo, balsámico las sensaciones de que el equipo de La Línea no se parece al de cursos anteriores va tomando cuerpo. Los resultados, si se tuercen, pueden acelerar acontecimientos en forma de retoques en la plantilla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios