Baloncesto | IV Copa Diputación (73-50) Udea completa el póker

  • Los algecireños alzan su cuarto título tras imponerse otra vez a la ULB

  • Los de La Línea plantan cara hasta el descanso (33-28)

  • La defensa de Malla desarbola al rival en un tercer cuarto decisivo (21-7)

El MVP del encuentro, Bola Olaniyan, anota entre Chernodolia y Álex Valor El MVP del encuentro, Bola Olaniyan, anota entre Chernodolia y Álex Valor

El MVP del encuentro, Bola Olaniyan, anota entre Chernodolia y Álex Valor / Erasmo Fenoy

Udea se ha confirmado este domingo como el propietario de la Copa Diputación. Cuatro ediciones, cuatro trofeos que adornan las vitrinas del equipo de Algeciras. Como en ocasiones anteriores, el conjunto de Javi Malla ha derrotado a la ULB (73-50). En esta ocasión los linenses plantaron cara hasta el descanso, pero cuando los udeístas se pusieron a la tarea de defender la diferencia se fue ensanchando hasta acariciar los 30 puntos en algunos momentos.

El individuo que acuñó el tópico de “las categorías están para algo” está casi confirmado que había tenido acceso al mítico DeLorean y lo había aprovechado para ver las últimas finales de la Copa Diputación de Cádiz. El salto que existe entre un Udea de LEB Plata -que además esta campaña tiene muuuy buena pinta- y una ULB de Liga EBA hace casi impensable que los de La Línea puedan saltar la banca, sobre todo cuando los algecireños están ya a las puertas de su competición. Ha vuelto a quedar de manifiesto este domingo.

Y eso que los 23 puntos de distancia del final ni demuestran que los de casa, porque tampoco lo necesitaban, hayan estado a un nivel excelso -sobre todo en ataque en la primera mitad- ni que los linenses no tengan derecho a sacar sus conclusiones positivas.  No es cualquier cosa, por ejemplo, que un chico que acaba de entrar en la edad júnior, Carlos Luque, jugase ante un rival de categoría superior 20 minutos, anotase siete puntos y capturase dos rebotes. Simplemente es que hay un abismo entre ambas escuadras.

El primer tiempo fue una historia bien diferente al segundo. La ULB salió centrada y llegó a sostenerse por delante hasta el minuto seis, cuando llegó el 10-9. Los visitantes se mantenían en la pelea incluso después de que su técnico, Juan Antonio Cabeza, hiciese cinco cambios de una tacada, una decisión que suena a básket de otro tiempo… y de otras partes del planeta.

A pesar del tirón inicial de Udea en la segunda entrega, el juego seguía marcado por las imprecisiones, las pérdidas… El conjunto de La Línea se reenganchó con un parcial de 0-7 (21-21) y solo la aparición de Miki Ortega en los últimos instantes permitió a los de casa irse por delante (33-28).

En ese rato Udea perdió a Javi Fernández, en apariencia con un problema muscular. Demasiada penalización, no tanto para este duelo, sino de cara al inminente duelo con el Marbella. Especialmente teniendo en cuenta que no sería la única baja.

El tercer cuarto decide y el local Olaniyan se sale

La sensación de que las espadas estaban en alto era totalmente ficticia. En el descanso Malla llamó al orden a los suyos y Udea comenzó a jugar con el potencial defensivo que impone el sello de su técnico. Hasta el punto de impedir que la ULB subiese el balón hasta la mitad de la cancha. Y desde la defensa se crece en ataque.

Al conjunto de La Línea le  faltaban ya piernas y talento para salir de esa emboscada y a partir de ese instante las diferencias se fueron ampliando, con un parcial de 13-0 de por medio. El  balance del tercer cuarto 21-7 dejó el encuentro visto para sentencia (54-37). Mucho tuvo que ver la labor de Bola Olaniyan, que acabó como MVP del choque, con 21 puntos y 31 de valoración.

Los diez últimos minutos fueron de uso y disfrute de la afición local, aunque la ULB consiguió contener la herida (19-15) y evitar que la derrota fuese exagerada. Tampoco merecía un escarnio.

Los jugadores del conjunto algecireño recogieron su cuarto trofeo de manos del diputado Provincial de Deportes Javier Armario, ante los 400 espectadores que el protocolo Covid-19 permitió que accediesen a las gradas del pabellón Juan Carlos Mateo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios