EUROPA SUR En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

cómics

¡Viñetas infectadas!

  • Plagas, epidemias, virus de todo pelaje… En los cómics hallamos infinidad de historias imaginadas que sitúan a la humanidad al borde de la extinción

Una imagen de 'Pestilence'. Una imagen de 'Pestilence'.

Una imagen de 'Pestilence'.

Dicen que la realidad supera a cualquier tipo de ficción. Y es verdad. ¿Quién nos iba a decir que tendríamos que estar padeciendo una obligada reclusión dentro de nuestras acomodadas vidas occidentales, en la bautizada como sociedad del bienestar?

Pues ya que, por lo visto, esta situación nos va a tener encadenados a nuestro sillón favorito, ¿por qué no hacer un repaso por todas esas obras del noveno arte, el cómic, en las que sus autores llevan al límite su imaginación y, por supuesto, ponen a sus protagonistas en más de un apuro para librarse de la enfermedad que ha diezmado a la mayoría de la población mundial, de múltiples e imaginativas maneras?

Y claro, lo primero que nos viene a la cabeza es el subgénero protagonizado por los zombis, aunque en este caso particular, alejémonos de todo el origen místico relacionado con el vudú y demás prácticas venidas de tierras haitianas. En este caso particular, los trataremos como infectados, tal como hace Robert Kirkman en una de sus obras cumbre, Los muertos vivientes, junto a Charlie Adlard, de la que Planeta Cómic acaba de publicar su último volumen, el número 32, con un cierre muy por encima de las expectativas de los lectores más exigentes.

Los superhéroes, ese vasto e imaginario mundo poblado por supertipos que visten ajustadas mallas, no podían ser menos y se han visto salpicados en varias ocasiones por invasiones de devoradores de carne, como en las múltiples miniseries protagonizadas por los héroes de La Casa de las Ideas (Marvel Zombies, publicada por Panini Cómics) o su competidora más directa, la editorial DC, en la que en los últimos tiempos a Batman, Superman, Wonder Woman y Cía les han puesto las cosas bastante difíciles en la saga titulada DCeased (aquí traducida con muy buen criterio como Dcesos por ECC…), creada por Tom Taylor junto a un plantel de dibujantes como Trevor Hairsine, James Harren o Stefano Gaudiano.

En Pestilence, Frank Tieri y Oleg Okunev nos proponen una intrigante trama, enmarcada en el medievo, en una Europa diezmada por la peste negra, una epidemia a la que tendrá que enfrentarse un cruzado, Roderick, junto a un variopinto grupo de guerreros que averiguarán que esta enfermedad no es lo que parece, sino algo mucho más terrorífico. Su primer volumen ha sido publicado por Planeta Cómic.

Pero, ¿y si la desaparición de la humanidad viniera de la mano de unos colosales insectos que han invadido las grandes urbes? Este misterio y alguno más serán a los que tendrán que enfrentarse un puñado de supervivientes, cada uno cargando con su propia, e imaginaria, mochila de recuerdos y secretos. Publicado por Dibbuks, su ominoso título es La bella muerte, y su autor el galo Mathieu Bablet.

Uno de los grandes clásicos de la viñeta argentina, y mundial, es El Eternauta, creada por Hector G. Oesterheld y Francisco Solano López. En ella, sus protagonistas se enfrentan a una misteriosa y letal nevada que cubre la ciudad de Buenos Aires y ha diezmado a su población. Juan Salvo, El Eternauta, nos narrará lo ocurrido, y la terrible respuesta que se encuentra en las blancas calles bonaerenses. Norma Editorial ha publicado en nuestro país su edición definitiva.

Sin abandonar el país del tango, dos de sus mayores figuras dentro del mundo de la viñetas, el guionista Carlos Trillo y Horacio Altuna, maestro de la viñeta, imaginaron un mundo en el que sólo han sobrevivido los más pequeños, los niños y niñas, y las dramáticas consecuencias que suceden cuando les llega el momento de pasar a la siguiente etapa del su crecimiento. El último recreo es el título de esta joya del tebeo.

Y dando un salto mortal nos trasladamos a tierras galas, donde un buen (o mal) día, los niños se despiertan y todos los adultos han desaparecido misteriosamente. ¿Qué ha ocurrido? Y, sobre todo, ¿cómo se van a comportar los críos, totalmente desamparados, a partir de ese momento? Fabien Vehlman y Bruno Gazzotti son los padres de este auténtico culebrón que nos tiene enganchados desde que Dibbuks publicó su primer volumen en nuestro país.

Rizando el rizo, el cineasta Guillermo del Toro y el escritor Chuck Hogan plantearon en una saga de tres novelas una pandemia en la que los infectados se convertían en vampiros, nada menos. La editorial independiente norteamericana Dark Horse, acostumbrada a tener bajo su sello a varias franquicias cinematográficas, catódicas o literarias, no se resistió a publicar varias miniseries que se desarrollaban en ese mundo acosado por legiones de chupasangre.

El cómic japonés, el manga, también nos ofrece historias sobre misteriosas pandemias, o sucesos que han borrado de la faz de la tierra a sus habitantes. Tomemos como ejemplo la agobiante situación en la que se ven inmersos los jóvenes protagonistas de Dragon Head, del mangaka Minetaro Mochizuki, tras un inesperado accidente en un tren bala.Aunque no hay nadie como Junji Ito para ponernos los pelos de punta con su Uzumaki y Gyo, donde la humanidad se transforma, en un giro de obvia influencia lovecraftiana, en gigantescos caracoles y peces, respectivamente… Planeta Cómic y ECC tienen en sus catálogos de manga ambas ediciones.

El desaparecido sello Vértigo fue la casa en el que se publicaron dos obras que tratan sobre el tema de las pandemias. La primera, titulada Y, el último hombre, no podía ser más descriptiva, ya que narra las aventuras y desventuras de Yorick Brown, que estará acompañado por su mono Ampersand en un mundo en el que se ha convertido en el único representante del sexo masculino. ECC ha editado esta auténtica odisea en una serie de lujosos volúmenes firmados por Brian K. Vaughan y Pia Guerra.

Sweet Tooth es el título del otro cómic, obra de Jeff Lemire que aquí, como autor completo, nos narra las peripecias del joven protagonista, al que apodan Goloso, un curioso híbrido de humano y ciervo que, a lo largo de los episodios de esta serie averiguará su origen, mientras huye de los violentos adultos, tan sólo contando con la ayuda del tipo al que llama Grandullón, un superviviente con algunos cadáveres en su imaginario armario…

La imaginación de algunos autores ha hecho que la situación que estamos padeciendo en estos momentos sean trasladados, con algo más de dramatismo si cabe, a las viñetas, como va a suceder con La Chute, obra de Jared Muralt, que publicará Futuropolis en el mercado francobelga.

Y no podíamos terminar este recorrido sin su dosis de humor, ya que el gran maestro de la coña y la chanza, el español Francisco Ibáñez, también enfrentó a su pareja de torpes agentes de la T.I.A. a una epidemia, la podréis disfrutar en el álbum titulado La gripe "U"

He aquí una selección variada que, de una u otra manera afronta el tema de las epidemias a nivel mundial. Tan sólo una recomendación: Más vale consumirla poco a poco, con mesura, a no ser que seamos especialmente masoquistas…

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios