Comarca

El incendio en la zona sanroqueña del Albarracín calcina de 15 a 20 hectáreas

  • Los bomberos sofocan el fuego en torno a las dos de la madrugada · Los internos de Montenegral evacuados vuelven al centro terapéutico por la mañana · Aún se desconoce el origen de las llamas

Comentarios 1

La medición provisional efectuada por los bomberos del Consorcio Provincial estima que la superficie de monte bajo arrasada en la madrugada del domingo por las llamas en El Albarracín, cuyo origen aún no se ha determinado, se sitúa en una horquilla entre las 15 y 20 hectáreas de los que buena parte pertenecen a la empresa Alcaidesa. Ninguna construcción civil se ha visto perjudicada, si bien fue necesario evacuar viviendas aisladas de la zona alta de la barriada sanroqueña y el centro terapéutico Montenegral, donde residen una treintena de toxicómanos en rehabilitación.

Se trata del primer gran incendio forestal del verano en el Campo de Gibraltar después de que hace menos de dos semanas ardiera una superficie de casi 4 hectáreas, también en el Albarracín.

Los bomberos, apoyados por personal del Infoca, lograron sofocar el fuego en torno a las 1:30 horas de la madrugada, si bien el siniestro, originado en torno a las nueve de la noche del sábado, quedó controlado al filo de la medianoche a pesar de su virulencia inicial gracias a la caída de la noche y la escasa pendiente del suelo, lo que facilitó en gran manera las labores a pie de tierra ya que fue imposible emplear medios aéreos.

Los residentes en las viviendas aisladas que fueron evacuados con carácter preventivo por la Guardia Civil pudieron volver a sus hogares en torno a las dos de la mañana, mientras que los efectivos desplegados en la zona procedieron al refresco del entorno durante una hora y media más para evitar una posible reactivación de los rescoldos.

Por su parte, los 27 internos de Montenegral fueron alojados de manera provisional en el pabellón deportivo de San Roque, donde el Consistorio aportó colchonetas y víveres. Una dotación de Protección Civil y otra de la Policía Local se encargó de atender a los toxicómanos durante toda la noche. Volvieron al centro a las 8:40 horas de ayer domingo.

Desde el Consorcio Provincial de Bomberos destacaron que el viento de poniente que soplaba en la zona facilitó las tareas de control, puesto que alejó el avance del incendio de las zonas habitadas. No obstante, en cualquier momento el viento podía virar a levante, lo que hubiera hecho más complicada la intervención y puesto en serio riesgo a las viviendas. Por eso, los bomberos se afanaron durante más de dos horas en lograr el control del incendio y evitar su propagación.

En un primer momento la dotación fue de seis bomberos, que luego se vio ampliada hasta once procedentes de los parques de Algeciras, Guadacorte (Los Barrios) y San Roque. Para acabar con las llamas emplearon 25.000 litros de agua y mangueras de 25 y 70 milímetros de diámetro, tres vehículos rurales, una autobomba urbana ligera y dos vehículos de mando y once funcionarios. Las labores se centraron en el control del frente en dos zonas. El servicio de los bomberos comenzó a las 21:22 horas y terminó a las 03:47 horas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios