Comarca

El acuerdo de transición para el Brexit incluye a Gibraltar

  • El negociador de la UE recuerda que la aplicación en la Roca dependerá del acuerdo que adopten España y Reino Unido

  • Dastis confía en sellar el pacto antes de octubre

David Davis y Michel Barnier, antes de la comparecencia en Bruselas, ayer. David Davis y Michel Barnier, antes de la comparecencia en Bruselas, ayer.

David Davis y Michel Barnier, antes de la comparecencia en Bruselas, ayer. / olivier hoslet / efe

Comentarios 4

El negociador jefe de la Unión Europea (UE) para el Brexit, Michel Barnier, anunció ayer que Bruselas y Londres han acordado un periodo de unos dos años de transición después de que el Reino Unido abandone la UE, el 29 de marzo de 2019. El ministro británico para el Brexit, David Davis, se mostró convencido de que ese periodo transitorio se aplicará a Gibraltar, aunque Barnier recordó que eso dependerá de que haya una discusión "positiva" entre Reino Unido y España.

"El resultado de la negociación es fundamental para la aplicación del acuerdo en Gibraltar", dijo el negociador en una rueda de prensa para anunciar los progresos de la última ronda de negociación.

David Davis también confirmó que ese acuerdo "cubre a Gibraltar" y señaló que las negociaciones que están llevando a cabo con las autoridades españolas están siendo "muy constructivas" y espera que estas "serán productivas".

Sobre estas conversaciones, el ministro español de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, mostró ayer su confianza en que España y Reino Unido alcancen un acuerdo sobre Gibraltar antes de que la Unión Europea y Londres firmen el acuerdo sobre el Brexit y el periodo de transición, un paso que ambas partes esperan dar en octubre de este año. "¿Cómo de cerca estamos de ese acuerdo? Estamos en ello. Estoy esperanzando en que antes de que haya que firmar el acuerdo, en torno a octubre o a lo mejor antes, podamos alcanzarlo", expresó ayer en una rueda de prensa.

El negociador de la UE indicó que ambas partes han precisado en el acuerdo el "alcance territorial del mismo", pero que "sigue válida" la referencia en las directrices negociadoras, validadas en dos ocasiones por los 27 Estados miembros, que condiciona la aplicación de los acuerdos sobre el Brexit a un acuerdo previo entre Madrid y Londres.

"Los jefes de Estado han indicado su posición sobre la cuestión de Gibraltar en solidaridad total con el Gobierno español", dijo el negociador europeo, que añadió que, según le han transmitido ambas partes, la negociación entre los ejecutivos británico y español "avanza" y deseó que el resultado sea "positivo".

El Gobierno de Gibraltar criticó la postura de la UE en las conversaciones. "Es lamentable que la Unión Europea se haya posicionado del lado de un potencial veto español sobre la aplicación a Gibraltar de cualquier aspecto del acuerdo entre Reino Unido y la Unión Europea, en lugar de ponerse del lado de los varios miles de ciudadanos de la UE que viven y trabajan en Gibraltar y que requieren de consistencia, seguridad y claridad de cara al futuro. Esta posición no tiene ningún sentido moral en absoluto", indicó el Ejecutivo del Peñón.

Cuestionado por las conversaciones entre ambos estados, el embajador de Reino Unido en Madrid, Simon Manley, se limitó a decir que su país "está trabajando estrechamente con Gibraltar y también con España de manera constructiva para intentar promover la seguridad y la prosperidad de la zona y de sus habitantes".

El embajador no desveló qué valoración hace Reino Unido de la intención española de conseguir una gestión conjunta del aeropuerto de Gibraltar, aunque reconoció que el aeródromo tiene "un papel importante" en el objetivo de conseguir seguridad y prosperidad.

El texto jurídico del Acuerdo de Retirada presentado este lunes por ambas partes precisa en un asterisco a pie de página que su alcance territorial "incluido respecto el periodo de transición, debe respetar plenamente los párrafos 4 y 24 de las orientaciones del Consejo Europeo del 29 de abril de 2017, notablemente respecto a Gibraltar".

El punto 24 de las mismas establece que "después de que Reino Unido abandone la Unión Europea, ningún acuerdo entre la UE y Reino Unido podrá aplicarse al territorio de Gibraltar sin un acuerdo entre España y Reino Unido", mientras que el punto 4 deja claro que los tratados también dejarán de aplicarse a los territorios de ultramar asociados, como es el caso de Gibraltar.

El periodo de transición regirá la relación entre el Reino Unido y el bloque comunitario desde la salida efectiva del país, prevista para el 19 de marzo, hasta diciembre de 2020, con el objetivo de dar tiempo a una adaptación mientras se negocia la nueva relación entre ambas partes. Durante ese tiempo, Londres no participará en la toma de decisiones en la UE, pues ya no será un Estado miembro, pero mantendrá el acceso al mercado único y la unión aduanera. "Nos hemos comprometido a trabajar durante ese periodo con buena fe y a seguir respetando el principio de cooperación leal", comentó Barnier.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios