Comarca

Vecinos denuncian un vertido de aguas negras en la duna de Valdevaqueros

  • Los afectados aseguran que proceden de un chiringuito y apartamentos turísticos

Vecinos de la zona conocida como Casa de Porros, en las cercanías de la duna de Valdevaqueros, han denunciado ante este periódico y al Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona) la existencia de un vertido de aguas fecales hacia la arena de la playa. A escasos metros de donde actualmente se celebra el campeonato del mundo de Kite existe un aliviadero de aguas que despiden un mal olor y un aspecto negruzco.

El vecino que ha efectuado la denuncia y que no ha querido revelar su identidad, señala que a lo que es un aliviadero de lluvia y escorrentías se está vertiendo de manera continuada y prolongada las aguas fecales procedente de un chiringuito cercano así como de los cuartos de baños de los bungalows allí instalados y que son alquilados durante los meses de verano.

El denunciante asegura que "es vergonzoso la existencia de un auténtico río de aguas negras en un municipio que tiene depositada la mayor parte de sus miras futuras en el turismo. Es vergonzoso que se celebre un campeonato del mundo y a unos cuantos metros haya tanta porquería", señaló el perjudicado. Esta persona denunció el pasado miércoles estos hechos ante la Guardia Civil que mandó una patrulla al objeto de determinar la posibilidad de que se esté cometiendo un delito ecológico y la posible autoría del mismo. En tal sentido la patrulla requirió información al empresario del chiringuito que lleva la gerencia de los bungalows.

Por su parte, el propietario del chiringuito -un ciudadano de origen francés afincado desde hace años en Tarifa- se eximió de cualquier tipo de responsabilidad y señaló a este diario que no existe tal vertido de aguas negras sino que se trata de un río cuyo poco caudal hace que se estanquen las aguas produciendo mal olor y descompone las algas y plantas que hay en él. El empresario negó tajantemente cualquier tipo de responsabilidad de los hechos denunciados ante el Seprona.

Por su parte la edil de Medio Ambiente, Paola Moreno, señalaba ayer desconocer la existencia de un vertido de aguas negras en la zona de Valdevaqueros y manifestó su intención de recabar información al respecto para poder adoptar las medidas correctoras que sean necesarias.

De confirmarse el vertido de aguas negras en Valdevaqueros, serían dos los puntos negros de las playas tarifeñas. Uno el vertido en Los Lances, cuya eliminación parece ser más complicada de las esperada y ahora este otro.

Algo que contrasta con la obtención de la bandera azul de los mares limpios de Europa que concede la Asociación de Educación Ambiental y del Consumidor (Adeac). Los grupos ecologistas, por su parte, le han adjudicado la bandera negra recientemente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios