Medio ambiente

Agaden critica a la Diputación por fumigar con herbicidas con glifosato las cunetas de la comarca

  • La organización ecologista opina que los productos utilizados para combatir las malas hierbas son peligrosos para el medio ambiente

Pancarta en la carretera que une San Martín del Tesorillo y San Pablo de Buceite. Pancarta en la carretera que une San Martín del Tesorillo y San Pablo de Buceite.

Pancarta en la carretera que une San Martín del Tesorillo y San Pablo de Buceite.

La organización ecologista Agaden ha denunciado que la Diputación de Cadiz está fumigando con herbicidas con glifosato las cunetas de varias carreteras rurales del Campo de Gibraltar. Según la versión del grupo, los productos utilizados para eliminar las malas hierbas plantean riesgos serios para el medio ambiente, pueden contaminar los acuíferos y son tóxicos para los animales.

Agaden ha señalado que las tareas de fumigación se han efectuado en la carretera CA-8200 que une San Pablo de Buceite con el Tesorillo, la Calle Manilva que une la CA-8200 con Jimena de la Frontera, la carretera que une Botafuegos con la barriada de El Cobre en Algeciras, la carretera Vieja de Algeciras a Los Barrios o la CA-9207, entre otras vías.

"Todos los años la Diputación emplean herbicidas de acción rápida para eliminar lo que vienen denominándose malas hierbas en la cunetas de diferentes carreteras, para reducir los costes de desbroce de personal forestal. Pero el uso de herbicidas químicos puede plantear riesgos muy serios. Diferentes estudios demuestran que el glifosato, componente de los herbicidas de uso más extendido tiene efectos muy tóxicos sobre la salud y el medio ambiente", han explicado desde la organización.

"El glifosato, un herbicida total no selectivo que se emplea para matar hierbas y arbustos, se infiltra en el suelo, es muy soluble en el agua, y persistente en el suelo. Contamina los acuíferos, es tóxico para la fauna acuática, los animales domésticos o el ganado, y se esparce sin control por el subsuelo", han comunicado desde Agaden.

La organización ecologista ha señalado que existen estudios científicos que relacionan el uso del glifosato con afecciones y enfermedades. Entre los efectos adversos de este principio activo se han descrito toxicidad subaguda y crónica, daños genéticos, trastornos reproductivos, aumento de la frecuencia de anomalías espermáticas, y carcinogénesis. Además, cada preparado herbicida que contiene glifosato viene acompañado de otras sustancias que facilitan su absorción y que multiplican su toxicidad.

Pancarta de protesta de Agaden en la CA-9200 de Jimena. Pancarta de protesta de Agaden en la CA-9200 de Jimena.

Pancarta de protesta de Agaden en la CA-9200 de Jimena.

Entre estos ingredientes están el N-nitroso glifosato que, como otros compuestos nitrogenados, son cancerígenos, y el formaldehido, otro carcinógeno conocido que se forma durante la descomposición del glifosato. En fauna, incluso en pequeñas dosis, inferiores a las recomendadas para el tratamiento de la vegetación en las cunetas, el glifosato puede provocar la muerte de anfibios.

"Nos encontramos con el hecho de que la aplicación de un herbicida como el glifosato para terminar con las hierbas en las cunetas constituye una medida que incluso facilita los incendios forestales, ya que deja altas densidades de vegetación seca, convirtiéndola en pólvora si en ella cae colillas o vidrios procedentes de algunos irresponsables conductores, mas aun cuando una parte importantes de las ramas bajeras de los árboles y arbustos son secados por este producto", ha continuado la asociación.

"Es común ver como la Diputación inflige la normativa de aplicación, ya que fumiga cerca de arroyos y escorrentías temporales, sea como sea, con las precipitaciones todas las aguas de estas cunetas acaban contaminando arroyos, ríos y acuíferos.", han señalado.

Desde Agaden han manifestado que "diversas diputaciones y municipios están limitando o erradicado el uso de herbicidas y de glifosato debido a los impactos ambientales y sobre la salud de estas sustancias" y han asegurado que van a exigir a la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, que retire a la Diputación todos los permisos de aplicación de herbicidas en defensa de la protección de la salud de los ciudadanos y el medio ambiente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios