Gibraltar Agaden considera inadmisible el acoso de la Royal Navy a Salvamento tras el vertido del 'AM Ghent'

  • Los ecologistas reclaman a Exteriores la creación de un gabinete entre las Capitanías de Algeciras y Gibraltar en el que prevalezca la conservación ambiental en caso de crisis

Gibraltar, visto desde la playa de Poniente, este martes. Gibraltar, visto desde la playa de Poniente, este martes.

Gibraltar, visto desde la playa de Poniente, este martes. / Erasmo Fenoy

El grupo ecologista Agaden ha calificado este martes como "inadmisible" el hostigamiento al que dos embarcaciones de la Royal Navy sometieron el pasado viernes a un barco de Salvamento Marítimo, la Salvamar Denébola, cuando trataba de contener el vertido de combustible a la Bahía de Algeciras que se estaba produciendo desde el mercante AM Ghent, fondeado frente a Gibraltar.

Los conservacionistas han explicado a Europa Sur que se van a dirigir al Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación para dejar constancia de su malestar por la actitud de Gibraltar en detrimento de la conservación del medio marino "cuando iban a controlar y luchar contra un mal mayor". 

Así, Agaden va a expresar una "energica queja" por la tardanza y la poca colaboración de la colonia ante el vertido y solicitar la creación urgente de un gabinete de crisis ambiental en la Bahía de Algeciras que esté coordinado por las Capitanías Marítimas de Algeciras y Gibraltar "sin interferencias políticas y con un claro protocolo de actuación en estos casos donde se priorice el tema ambiental".

El grupo ecologista ha felicitado la actuación de la Capitanía Marítima de Algeciras, a la que han solicitado información sobre el episodio de contaminación del que Gibraltar no ha dado detalles como la cantidad de hidrocarburo derramada. Entre otros detalles, Agaden ha pedido conocer la tipología y cantidad de fuel vertido, las medidas tomadas para minimizar su impacto así como si se va a proceder a incoar algún tipo de expediente sancionador contra el AM Ghent por parte de las autoridades españolas. 

El viento de poniente y el despliegue de barreras anticontaminación ha permitido mantener alejado el vertido de las playas del Campo de Gibraltar sin que se haya producido afección ambiental al litoral

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios