Contaminación en la Bahía de Algeciras Un vídeo recoge el hostigamiento de la Royal Navy a Salvamento cuando trataba de frenar el vertido del 'AM Ghent'

La Royal Navy hostiga a Salvamento Marítimo durante el vertido en aguas de la Bahía de Algeciras

Unas imágenes de vídeo han pasado a ser una de las principales pruebas del hostigamiento al que dos embarcaciones de la Royal Navy sometieron el pasado día 12 a un barco de Salvamento Marítimo, la Salvamar Denébola, cuando esta trataba de contener un vertido incontrolado de combustible a aguas de la Bahía de Algeciras que desde primeras horas de la mañana se estaba produciendo desde el mercante AM Ghent, fondeado junto a las costas de Gibraltar.

El vídeo, al que ha tenido acceso Europa Sur, recoge los posicionamientos localizados por radar de las tres embarcaciones durante la más de media hora -en un periodo comprendido entre las 9:00 y las 10:00- en la que se desarrolló el incidente entre las tres embarcaciones. Las imágenes se reproducen de forma acelerada y resumida en un time lapse de algo más de un minuto de duración.

La embarcación de color rojo que aparece en el vídeo es el AM Ghent, en naranja aparecen las de Salvamento Marítimo y en gris, las de la Royal Navy. En las imágenes se aprecia cómo ante el intento de acercarse de la Salvamar Denébola, la lancha de la Royal Navy IB22 se cruza una y otra vez ante ella para impedirle actuar. El barco español insiste en su intento de aproximación, pero pasados unos minutos se suma al acoso, saliendo directamente con ese fin desde el puerto del Peñón, el HMS Pursuer, una patrullera de Royal Navy.

Durante los siguientes minutos, las dos embarcaciones de la Royal Navy se echan literalmente encima de la española hasta que la HMS Pursuer fuerza a la Salvamar Denébola a alejarse, persiguiéndola sin descanso conforme se mueve por la Bahía. La tripulación española se vio obligada en varias ocasiones a maniobrar para evitar una colisión con las embarcaciones militares británicas

El vídeo recoge también el vuelo realizado en la zona por el helicóptero de Salvamento Helimer 223, que comprueba desde el aire cómo el vertido se va extendiendo por la Bahía mientras no se permite a la embarcación española poner las barreras.

Es casi al final del vídeo cuando se aprecia el momento en el que entra en acción el Luz de Mar, un buque polivalente de Salvamento Marítimo que había estado cargando hasta poco antes más barreras de protección y preparado para la recogida de vertidos, con brazos de recogida, skimmers y tanques de almacenamiento. Este remolcador sí logra acercarse al lugar de la fuga, situado en aguas españolas que Gibraltar reclama como suyas.

Fin del acoso

Coincidiendo con ese momento y según ha podido confirmar este periódico, una llamada del capitán responsable del puerto de Gibraltar medió ante los mandos de la Royal Navy para que cesase el acoso a las embarcaciones civiles españolas, que finalmente pudieron colocar una barrera de contención del derrame desde el muelle de La Línea, en el límite con el Peñón, lo que evitó que el combustible llegase a la costa española.

La Salvamar Denébola es una embarcación de alta velocidad y 21 metros de eslora, de gran maniobrabilidad y poco calado, ideal para actuar en circunstancias de emergencia en las que la rapidez de respuesta es fundamental. El Luz de Mar cuenta con 56 metros de eslora y está preparado especialmente para contener vertidos marinos. Tanto el RHIB22 como el HMS Pursuer son embarcaciones militares, la primera una semirrígida de 8 metros de eslora y la segunda una patrullera.

Como también informó esta redacción, no fue hasta las 11:00 (más de cuatro horas después de saltar la alerta del derrame, dada a las 6:50) cuando las autoridades gibraltareñas avisaron oficialmente a las españolas del vertido y estas ofrecieron su asistencia, que fue rechazada. Durante el fin de semana, España se ha ofrecido a colaborar en la limpieza en otras dos ocasiones, pero su ayuda ha sido rechazada.

El buque AM Ghent, que provocó un vertido en la Bahía de Algeciras El buque AM Ghent, que provocó un vertido en la Bahía de Algeciras

El buque AM Ghent, que provocó un vertido en la Bahía de Algeciras

El armador se hace cargo

Según fuentes de la Administración española, estas ya han contactado con el armador del buque AM Ghent, que habría asumido la responsabilidad de lo ocurrido el pasado viernes y se hará cargo tanto de los costes del operativo de recogida del vertido como de la multa que le corresponda por lo ocurrido. Las autoridades de Gibraltar aseguran que el buque quedará detenido en aguas cercanas al Peñón hasta que se reciba el pago correspondiente de los gastos que ha tenido que afrontar el Gobierno llanito y la correspondiente sanción.

Según la versión inicial del accidente, el buque aseguró que el derrame se había producido porque una de las válvulas de ventilación había fallado. No obstante, este lunes el ministro del Puerto de Gibraltar, Vijay Daryanani, ha asegurado que se llevará a cabo "una investigación detallada" respecto al origen de este accidente.

Fuentes del sector consultadas por este periódico ponen el acento en que las dos franjas que muestra el buque a estribor, presuntamente causadas por el rastro del combustible al derramarse hasta el mar, apuntan a que se produjo un rebose incontrolado de fuel durante la operación de bunkering desde una gabarra. En la fotografía que acompaña a este texto puede verse también cómo la operación de limpieza del buque se está llevando a cabo por solo con una pequeña barrera, en lugar de con el apoyo de una embarcación destinada a recoger el combustible desprendido del casco.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios