Campo de Gibraltar Agaden advierte del peligro de la presencia de glifosato en Charco Redondo

  • Los ecologistas culpan a varias administraciones del uso del plaguicida

  • Recuerdan que del pantano de Los Barrios se abastece gran parte del Campo de Gibraltar

Pancarta de Agaden en el pantano de Charco Redondo, en Los Barrios Pancarta de Agaden en el pantano de Charco Redondo, en Los Barrios

Pancarta de Agaden en el pantano de Charco Redondo, en Los Barrios

El grupo ecologista Agaden ha hecho público este domingo un comunicado en el que advierte de la presencia “varias centenas de veces superior al límite permitido” de glifosato en el agua del pantano del Charco Redondo, que abastece a gran parte del Campo de Gibraltar, y, por añadidura, del peligro que ello entraña para la población.

“En los datos aportados por el Ministerio para la Transición Ecológica y Cambio Climático sobre las concentraciones de glifosato en el embalse de Charco Redondo -Los Barrios- embalse que abastece a la población del Campo de Gibraltar, en un punto de muestreo se ha detectado una concentración de este plaguicida que supone el tercer máximo nacional, una concentración que es varias centenas de veces  superior al límite permitido. Se trata del Embalse de Charco Redondo (27,3 μg/l), con el agravante de que abastece de agua potable a la comarca del Campo de Gibraltar”, dice la nota de prensa.

La toxicidad de los herbicidas con principio activo Glifosato está ya reconocida en multitud de estudios, concretamente Greenpeace publicó en un informe científico mundial sobre el herbicida Glifosato (http://www.greenpeace.org/argentina/es/informes/Tolerancia-a-herbicidas/), en el que afirma que respecto a la salud pública, la exposición de los seres humanos al glifosato ha sido vinculada a varios efectos crónicos: reproductivos  (defectos de nacimiento), cáncer, neurológicos (incluso implicado en causar el mal de Parkinson), y efectos agudos por el uso directo del producto por los agricultores o por la exposición de los habitantes”, sostienen los ecologistas.    

“Se indica que estudios científicos demuestran el  potencial del glifosato para interrumpir la reproducción, por su capacidad de causar daño mitocondrial, necrosis y muerte celular en células embrionarias y placentarias; y de causar alteraciones endócrinas, incluyendo la interrupción en la producción de progesterona y estrógenos, y el retraso en la pubertad masculina”, agregan.

"Probablemente cancerígeno para humano"

“Respecto al glifosato ya se pronunció la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IARC, en sus siglas en inglés), dependiente de la OMS, y anunció que  es "probablemente cancerígeno para humanos", introduciéndolo entre los productos y acciones de riesgo 2A (probablemente cancerígeno)”, detallan.  

“Por este motivo para los ecologistas es muy grave que el glifosato que se halle en  altas concentraciones en el pantano de Charco Redondo. Este herbicida lo están utilizando la Junta de Andalucía - Consejería de Fomento, Infraestructuras y  Ordenación del Territorio; la Diputación del Cádiz y varios ayuntamientos de la comarca del Campo de Gibraltar (a través de empresas contratadas) como herbicida en las cunetas de las carreteras, muchas de ellas en secundarias que lindan o están dentro del Parque Natural de los Alcornocales”, denuncia Agaden.

"El glifosato que llega al embalse de Charco Redondo es desde las cunetas de las carreteras que están en su cuenca hidrográfica: Autovía A-381 , vía de servicio de la mencionada autovía y carretera hacia Benalup A-2226. No podemos olvidar que toda esta cuenca hidrográfica almacena agua en Charco Redondo”, señala la nota.

“Esta grave contaminación por glifosato es responsabilidad de todas las administraciones competentes que han fumigado y han permitido la aplicación de herbicidas basados en glifosato de cunetas de carreteras y cunetas. A pesar de las constantes denuncias y advertencias de los ecologistas durante años, incluida la dirección del Parque Natural de los Alcornocales”, sostiene el grupo ecologista.

“La generalizada presencia del glifosato en nuestros ríos y embalses desmiente la justificación aportada por las administraciones públicas que lo autorizan o utilizan, y es que se degrada con rapidez. Muy al contrario, queda demostrada su persistencia, sobre todo en ecosistemas acuáticos, los más vulnerables a este herbicida”, recalca.

Por todo, desde Agaden Ecologistas en Acción Cádiz solicitan.

  1. Se suspenda todos los tratamientos de productos glifosato de todas las cunetas de las carreteras del Campo de Gibraltar y del Parque Natural de Los Alcornocales.
  2. Se realicen analíticas urgentes de charco redondo, guadarranque y Almodóvar, con máxima urgencia porque con la falta de agua es posible que las concentraciones de glifosato estén más altas.
  3. Se sustituyan el control de maleza por medios químicos por desbroces mecánicos.
  4. Se realicen analíticas de las principales baldas de aguas subterráneas de la comarca 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios