Real Balompédica Linense Nacho Jáuregui se compromete a "dejar la vida" por la Balona

  • El medio ya coincidió con Chironi en Estudiantes de San Luis, en Argentina

  • "Me gusta participar de la faceta ofensiva, pero no rehúyo el contacto", se define

Jáuregui (de verde) durante un partido con el WSG Swarovski Tirol

Jáuregui (de verde) durante un partido con el WSG Swarovski Tirol / WSG Tirol

Nacho Jáuregui no ve el momento de comenzar a entrenarse. Después de que una lesión de abductores le llevase a pasar por el quirófano y de no haber tenido minutos con el Tirol –al que ayudó a ascender- en la Bundesliga Austriaca, el segundo fichaje de la Real Balompédica Linense para la andadura 2021-22, la del estreno en la Primera RFEF, se ejercita por su cuenta para cuando llegue el momento de ponerse a las órdenes de Antonio Ruiz Romerito.

Jáuregui, que fue internacional sub-20 con la albiceleste, decidió poner rumbo a España nada más finalizar la competición en Austria, en mayo, y espera la vuelta a la actividad en la residencia de otro balono, Gabriel Chironi, con el que no solo le une el país de nacimiento, sino también una fuerte amistad desde que ambos coincidieron en el vestuario del Estudiantes de San Luis, en el país natal de ambos, Argentina.

El centrocampista –que dicen quienes le han visto jugar que aporta trabajo, pero no está exento de calidad- será presentado este viernes, explica que ha estado entrenándose con el grupo desde el pasado mes de noviembre “pero el equipo iba bien y no hubo continuidad” y que se siente deseoso de “conocer a los compañeros” y empezar a desenvolverse como jugador de una Balona a la que llega de la mano del presidente, Raffaele Pandalone.

“Para mí no será un equipo extraño, lo vengo siguiendo toda la temporada, porque como estaba Chironi quería saber qué tal le iba a él y como le iba a la Balona”, explica. “Lo que tengo claro es que hicieron una temporada muy buena y lograron el ascenso a falta de tres fechas, dejando atrás a varios equipos con presupuestos muy superiores”.

“Aunque esta temporada por la pandemia ha habido hasta partidos a puerta cerrada, ya me han contado que la afición de La Línea muy pasional, que se parece a mi país”, continúa. “Estoy deseando entrar a la cancha para disfrutarla”.

Nacho Jáuregui llegó del fútbol europeo hace tres años procedente del balompié de su país, así que poco se conoce de su forma de desenvolverse en un terreno de juego. “A mí me cuesta describirme, la verdad. Lo que sí puedo garantizar es que me voy a dejar la vida en cada partido para que podamos alcanzar los objetivos”.

Ante la insistencia, cede: “Puedo jugar por el centro, en un costado e incluso alguna vez lo he hecho de lateral. Soy zurdo. Me gusta pisar el área rival, participar de la faceta ofensiva, patear al arco, pero también me siento cómodo con el contacto, me gusta el roce, no lo rehúyo”.

El nuevo centrocampista balono ya ha sido advertido de que el míster, Romerito, se caracteriza por la exigencia en el día a día a sus discípulos. “Sí que me lo han dicho y la verdad es que eso me motiva. Tengo 25 años, pero aún con muchas ganas de aprender y un entrenador exigente te ayuda a mejorar y todo eso redunda en el equipo”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios