Real Balompédica Linense La Balompédica convierte su despedida en una gran fiesta por el ascenso

  • Los albinegros instan a su afición a recibir este domingo al equipo, que llegará en autobús al estadio

  • El mítico Chato Aragón recibirá un homenaje en los prolegómenos del duelo con el Córdoba

Aragón, en su última visita al Municipal de La Línea

Aragón, en su última visita al Municipal de La Línea / E.S.

La Real Balompédica Linense quiere convertir en una fiesta el encuentro que este domingo (17:00, en directo por Footters) le enfrenta al Córdoba CF en el Municipal, que será el de la despedida de su afición en la temporada en la que acaba de sellar su ascenso a la Primera RFEF (Liga Pro). O lo que es lo mismo, su último partido en casa de esta Segunda B que ya languidece. La entidad ha citado a sus hinchas a las 15:15 en los alrededores del estadio para recibir a la plantilla, que será a bordo del autocar del club. En los prolegómenos del choque se rendirá homenaje a Santiago Aragón [Chato Aragón] una auténtica leyenda de la entidad de La Línea, en la que compatibilizó funciones de jugador y entrenador.

La fiesta no tiene fin. El desembarco en la Primera RFEF ha supuesto un paso adelante para estabilizar el presente del club y tanto la Balona como su hinchada llevan festejándolo desde que el pasado domingo se consumó el objetivo con el empate en Murcia. Este domingo, en la despedida de la temporada en casa, no va a ser diferente. Los jugadores y técnicos llegarán a las 15:15 en autocar al estadio para que los hinchas tengan la oportunidad de brindarles el primer aplauso de la tarde.

Posteriormente se llevará a cabo un más que merecido homenaje a Santiago Aragón García, nacido el 3 de noviembre de 1941 en La Rinconada (Sevilla) y que en 2011 visitó La Línea por última vez para acompañar en su homenaje al legendario Salvador Mota, fallecido dos años más tarde. Santiago Aragón no podrá realizar el saque de honor porque la Federación no lo permite desde que implantó las medidas anti Covid-19 (coronavirus).

Santiago Aragón –padre del futbolista del mismo nombre que vistió, entre otros, los colores de Real Madrid, Logroñés y Real Zaragoza- desembarcó en el entonces reluciente estadio Municipal en la temporada 1972-73 procedente del CD Málaga, con el que había estado ocho temporadas entre Primera y Segunda. Su hermano Paco había jugado dos años antes en la Balona, a la que llegó del Triana, que era entonces la denominación del filial del Real Betis.

“Conocido por todos como el Chato, llegó a la Balona ya con 31 años y se erigió en futbolista determinante siempre en el centro del campo con un juego técnico extraordinario y una gran maestría en el lanzamiento de faltas. Pronto se ganó el cariño y la admiración de la afición hasta el punto de que permaneció cinco temporadas como blanquinegro, hasta los 36 años”, recuerda el club en un comunicado.

En cuatro ocasiones compaginó las tareas de entrenador con las de jugador. En la primera temporada en la Balona se hizo cargo del banquillo como entrenador el 5 de febrero tras el cese de Paquirrini. Fue jugador y técnico hasta el 28 del mismo mes, cuando fue contratado Juan García Balado. Dos años después, en la 74-75, se repitió la historia y Aragón sustituyó a Jaco Zafrani el 21 de mayo, aunque en esta ocasión se mantuvo hasta el final de la campaña y logró superar aquella histórica promoción de permanencia ante el Alicante”, añade.

“La tercera vez que se hizo cargo del equipo fue en la siguiente temporada, la 75-76, cuando fue cesado Diego Mendoza y se estuvo a la espera de la llegada de Francisco Campos. En esta temporada se consumó el ascenso a Regional Preferente, pero Santiago Aragón siguió en el equipo y luego renovó en el regreso a Tercera en la 77-78. Es más, fue él quien se hizo cargo de los entrenamientos de pretemporada hasta que el 2 de agosto fichó Joaquín Carreras. Su último partido fue el 16 de abril de 1978 ante el Mérida”, finaliza el comunicado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios