Real Balompédica Linense

La Balona ficha a Nacho Huertas y prescinde de Tato Díaz

  • El delantero toledano llega del Villarrobledo, con el que ha marcado dos goles en cinco partidos

  • En octubre de 2019 sufrió una grave lesión de rodilla que le tuvo un año sin competir

  • En su etapa de formación el Liverpool pagó 150.000 libras por su traspaso

  • El italo-argentino se va de La Línea sin estrenar su cuenta anotadora

Nacho Huertas, en un entrenamiento con el Villarrobledo Nacho Huertas, en un entrenamiento con el Villarrobledo

Nacho Huertas, en un entrenamiento con el Villarrobledo / La Tribuna de Albacete

La Real Balompédica Linense ha hecho oficial este mediodía la contratación del atacante toledano Nacho Huertas, que procede del Villarrobledo, colista del grupo V-B de la Segunda B, en el que en el presente curso había anotado dos goles en cinco partidos. Al mismo tiempo la entidad de La Línea ha dado a conocer la rescisión del centrodelantero italo-argentino Tato Díaz, con el que el club anuncia que se ha producido un acuerdo mutuo para su salida de la caseta.

José Ignacio Huertas Ortiz (Nacho Huertas), es natural de Quintanar de la Orden (Toledo) de 27 años y está representado por la empresa que encabeza el exfutbolista de la Balona David Copito.

En su formación era un futbolista muy prometedor que pasó por las canteras de Albacete, Liverpool y Atlético de Madrid. El conjunto de Londres pagó 150.000 libras al Albacete (que en ese momento militaba en Segunda B) por su traspaso. Más tarde regresó al conjunto manchego coincidiendo en su filial en la etapa en la que el actual entrenador de la Balona, Antonio Calderón, era responsable del primer equipo. Participó en muchos entrenamientos con él.

Después hizo carrera en Tercera división (Zamora, Tomelloso, Socuéllamos, Ontinyet, Gimnástica de Torrelavega) hasta que logró el ascenso con el Villarrobledo bajo la batuta del exbalono Jesús Castellanos, en un último partido en el que se convirtió en héroe al anotar dos decisivos tantos en Villaviciosa.

En dos temporadas y medias en el Virgen de la Caridad (la primera de ellas en Tercera), marcó 23 goles en 59 partidos.

El 23 de octubre de 2019 y durante un partido con el Sevilla Atlético -justo antes de visitar el Nuevo Mirador para enfrentarse al Algeciras Club de Fútbol- sufrió una lesión en ligamento cruzado y el menisco de la rodilla de la pierna derecha, que le obligó a pasar por el quirófano. No volvió a jugar un partido oficial hasta el comienzo de la presente temporada, un año después. Hace seis días hizo oficial su salida del club

“Centrocampista ofensivo, zurdo, de exquisita calidad, de perfil e imaginación ofensiva, con uno contra uno, juega al espacio y del que se espera que levante de los asientos a los apasionados aficionados de la Real Balompédica Linense, y que nos permita sumar, para cumplir los objetivos marcados en la Recia Balona”, asevera la directiva albinegra.

Este primer fichaje de invierno no será efectivo hasta el partido que los albinegros disputarán el 10 de enero. Se juegue cuando se juegue el Clásico comarcal en el Nuevo Mirador, Nacho Huertas no podrá ser alienado, ya que no estaba inscrito en la fecha originalmente fijada para ese duelo.

Por su parte con respecto a la salida de Tato, la Balona asegura:  “El futbolista agradece el trato recibido en la entidad. No queda más que agradecer su aportación tanto en lo personal como en lo deportivo en nuestra Balona. Le deseamos los mejores éxitos en el futuro”.

Augusto José Díaz (Tato Díaz),  llegó a la Balona procedente del Fasano, de la Serie D italiana (cuarta categoría del escalafón en su país), con el que anotó 13 goles en 33 partidos entre Liga y Copa. En la Balompédica no consiguió estrenar su cuenta goleadora, después de participar en seis compromisos, tres de ellos como titular.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios