Real Balompédica Linense La afición señala a Nacho Miras como el mejor de la Balona 2020-21

  • El meta ubetense logra un triunfo aplastante en la votación solicitada por el club

  • Alhassan Koroma y José Ramón Masllorens completan el podio

  • Los tres tienen contrato en vigor con los albinegros para el próximo curso

Nacho Miras celebra el triunfo de la Balona sobre el Real Murcia en La Línea

Nacho Miras celebra el triunfo de la Balona sobre el Real Murcia en La Línea / Erasmo Fenoy

La afición de la Real Balompédica Linense lo tiene claro: el mejor jugador de la temporada en la que su equipo logró el ascenso a la Primera RFEF no es otro que el guardameta Nacho Miras. Completan el imaginario podio, con notable diferencia con respecto al resto del plantel, Alhassan Koroma y José Ramón Masllorens.

La Balona ha sometido a votación a través de sus redes sociales el galardón de mejor futbolista del conjunto albinegro en la andadura 2020-21. Aunque el sondeo sigue abierto, la hinchada ya ha dictado sentencia. Con 230 votos el elegido es Nacho Miras, el guardameta que defendió el marco en todos los encuentros de la andadura, excepto en uno de Liga y otro en Copa del Rey.

Prueba del consenso que existe en la grada es que el segundo jugador más valorado es Alhassan Koroma, que a pesar de haber llamado la atención de clubes de élite cuenta con 40 votos, quizás porque le penaliza su dubitativo arranque de la competición.

Completa el hipotético podio el mediocentro José Ramón Masllorens. Los problemas burocráticos impidieron al hispano-colombiano sumarse a la competición hasta el mercado de invierno, pero eso no impide que se le reconozca con 21 votos.

Los tres futbolistas que más han satisfecho a la afición albinegra tienen contrato en vigor para la próxima andadura. 

Sin la sombra de Montoya

Macho Miras comenzó la temporada con la difícil tarea de que no le pasase factura la alargada sombra de su predecesor en el cargo, Javi Montoya. El ubetense ha demostrado un carácter fuerte, dejó claro desde el principio que su objetivo no era competir con su excompañero sino servir a su equipo y sus intervenciones empezaron muy pronto a ser relevantes.

El Clásico de enero en el Nuevo Mirador supuso un importantísimo espaldarazo y la guinda llegó en el Real Murcia-Balona en el que los albinegros consumaron su desembarco en la categoría de nuevo cuño, ya que para que los de Calderón sumasen el necesario empate fue determinante que detuviese un penalti con un espectacular paradón que abortó el lanzamiento de Jesús Carrillo.

Éste que le concede ahora su afición no es el único reconocimiento que ha recibido el guardavallas. Junto a su entonces entrenador Antonio Calderón fue incluido en el once ideal de la segunda fase que hizo público el acreditado periodista Rafa Máinez.

A lo largo de la temporada varios clubes preguntaron a la Balompédica por la duración de su contrato y las condiciones de su clausula de rescisión. Al día de hoy forma parte de la plantilla que comandará Antonio Ruiz Romerito, pero tampoco sería una sorpresa mayúscula que se produjese un traspaso antes de que comenzase la competición.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios