Real Balompédica Linense Nacho Miras, el portero sensato

  • El Clásico encumbra al meta ubetense de la Balompédica

  • "No hay que sacar pecho que los hagalos debilitan", recalca

  • "Mi objetivo no es hacer olvidar a Javi Montoya, sino crecer", afirma

Nacho Miras, en el interior de una portería

Nacho Miras, en el interior de una portería / Erasmo Fenoy

Nacho Miras salió algo más que reforzado del Clásico del Campo de Gibraltar del pasado domingo. Dos intervenciones estelares del portero de la Real Balompédica, especialmente una en el segundo periodo, condujeron al equipo de La Línea al empate en el Nuevo Mirador. El cancerbero ubetense desliza con la conversación que sueña con ser “el mejor portero del mundo”. El domingo, por lo pronto, fue el que todos los balonos aplaudieron que defendiese el marco de su equipo. “Pues yo hubiese preferido el triunfo y haber sido menos protagonista”, se apresura a subrayar.

“Sabía que era un partido importante para mí, sin duda el más importante de mi carrera”, reflexiona el guardavallas, que se sabe fortalecido pero se conduce con extrema humildad. “Todos los domingos se sale al cien por cien, con ganas de hacerlo bien y de ayudar a los compañeros, pero sabía que el Algeciras nos iba a apretar y que la Balona necesitaba que estuviese a mi mejor nivel, así que lo afronté con muchas ganas, con la ilusión de ser importante”.

“Nunca sabes cómo se va a dar un encuentro, pero esta vez tuve la fortuna de hacer dos buenas paradas,  que es lo que se queda la gente, aunque yo me quedo con la satisfacción de haber ayudado al equipo y con haber demostrado a los aficionados que no tienen por qué dudar ni de mí ni de la Balona, porque cuanto más juntos estemos, más vamos a tirar entre todos para adelante”, reflexiona en voz alta.

“La verdad es que en el campo no te da tiempo a pensar en lo que has hecho o has dejado de hacer, todo sucede a una velocidad enorme, recuerda. “Sabía que Álvaro [Romero] es muy rápido, ya había tenido una muy parecida frente al San Fernando y cuando toqué el balón solo pensé que la jugada seguía, que el partido continuaba y que había que poner los cinco sentidos en ayudar si volvía a hacer falta, nada más”.

“Hasta que acaba todo y ves que hemos logrado el empate no te paras a valorar que con esas intervenciones has ayudado a mantener el resultado, pero también es verdad que ése es el trabajo de los porteros, para eso jugamos”, abunda.

No fue hasta el final de la contienda cuando el guardarredes albinegro recibió la felicitación de sus compañeros, como después ha sucedido con diferentes aficionados en la ciudad. “No hay que sacar pecho, otro día esa ocasión la meten y no se está hablando de mí. Hay que seguir trabajando para ser útil, porque los halagos debilitan esto no para y el domingo llega el Marbella”.

Nacho Miras desembarcó en el vestuario del Municipal en el verano de 2019. En su primera andadura en la centenaria entidad linense solo disfrutó de minutos en la Copa Federación. En el semana a semana en la Segunda B Javi Montoya, hoy en el Mérida, era poco menos que intocable. Sin embargo, Miras no tiene la sensación de llevar sobre sí la pesada carga de una herencia. “A mí no me pesa, lo que consigue es motivarme”, defiende.

“No es la primera vez que digo que Javi Montoya es uno de los grandes porteros de la categoría, contrastado y muy valorado”, sostiene. “La temporada pasada es verdad que no disfruté de minutos, pero sí que pude trabajar junto a él, ver cómo se maneja en el día a día un portero de su nivel”.

“Por eso cuando me ha llegado la oportunidad mi objetivo nunca fue hacer olvidar a Montoya, sino demostrar mi nivel y crecer cada día en la Balona”, subraya. “Más que un lastre ha sido y sigue siendo una motivación, porque al final yo quiero ser el mejor portero del grupo, el mejor portero del mundo y en eso pienso, a él le estoy agradecido por todo lo que me ayudó”.

"Nuestra afición exige porque la Balona le importa"

El portero de origen jiennense entiende que la igualada en el campo del líder debe servir para que la afición cierre filas en torno a la Balompédica. “Yo también soy aficionado al fútbol y a veces hay que entender que la hinchada exige porque quiere lo mejor para su club, porque le importa la Balona”.

“Ahora tenemos por delante tres partidos en casa en cuatro jornadas y nosotros no estamos tan mal como parece”, sostiene Nacho Miras, haciendo suyas las afirmaciones de Pito Camacho tras el encuentro en Algeciras.

“Es comprensible que haya una sensación de que estamos peor porque hemos ido de más a menos, pero ahora es el momento de sacar buenos resultados y engancharnos a la Liga y para eso necesitamos que nuestra gente nos apoye y confíe en nosotros, porque lo estamos poniendo todo de nuestra parte” solicita. “En el fútbol hay dinámicas y estoy convencido de que ahora llega una positiva para nosotros”.

 

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios