Real Balompédica Linense Ismael Chico, para toda la vida

  • El centrocampista expresa su agradecimiento al presidente, al club, a la afición y al míster tras consumarse su renovación

  • El capitán asegura que no hay problemas en la caseta y que la plantilla "trabaja para salir de una mala dinámica"

Escribir que Ismael Flores Palomino [Ismael Chico] será balono de por vida es incurrir en la redundancia por antonomasia. El capitán será balono esté o no esté en la estructura del club. La Real Balompédica Linense anunció el pasado día seis que el capitán de la primera plantilla seguirá vinculado a la entidad cuando finalice su etapa como futbolista, en principio al finalizar la campaña 2019-2020 para la que su contrato era prorrogado. Este miércoles el presidente, Raffaele Pandalone, y el propio centrocampista lo que hicieron fue escenificar esa renovación de votos. Un acto que tuvo lugar por expreso deseo del empresario italiano, que entiende que la continuidad del intachable futbolista de La Atunara no podía saldarse con una foto de un apretón de manos enviada por correo electrónico, como si se tratase de un futbolista cualquiera. En esto Pandalone lleva toda la razón.

“Teníamos que darle la importancia que se merece, porque Chico es alguien importante en la Balona y además es un linense y como hay mucha gente que piensa que la Balona debe ser de la gente de La Línea”, recalcó Pandalone.

“Tengo una excelente relación con él y es un capitán de los que necesita cualquier club y mi deseo es que se quede en la Balona el mayor tiempo posible, para que siga con el trabajo que ya está realizando Carlos Guerra”, significó en referencia al exzaguero, que ahora desempeña funciones de Team Manager en el cuerpo técnico.

Ismael Chico ejerció durante la rueda de prensa de Ismael Chico. Del mejor Ismael Chico. De lo que ha sido, es y será: un chico humilde y de cantera. De alguien que mira por la Balona y que es consciente del momento que atraviesa.

El futbolista expresó su agradecimiento a todos por hacer posible su permanencia en el club. Casi se sonrojó cuando se percató de que se había olvidado de los medios de comunicación. “Ponerlo ahí, como si lo hubiese dicho en la rueda de prensa, que es que se me ha olvidado de verdad”, instó a los informadores en medio del abucheo cómplice de estos y de las bromas propias del momento.

“Me gustaría darle las gracias al presidente y al club por la confianza que depositan en mí”, dijo el capitán.

“Me ofrecieron la renovación hace un par de meses, llegamos a un acuerdo y solo faltaba la firma. Estoy muy contento, confían en mí, me siento bien físicamente y trataré de ayudar en todo lo que pueda y responder a esa confianza tanto en el campo como en el vestuario”, abundó.

“También me gustaría darle las gracias a la afición que me demuestra cariño y respeto, así como al míster, porque él me comentó en su momento que si él seguía la próxima temporada le gustaría contar conmigo”, apostilló el centrocampista, en lo que se antoja como una confirmación de la información ofrecida por este periódico el lunes de que Jordi Roger y el presidente ya tienen apalabrada la continuidad del técnico.

Ismael Chico, sin esperar a preguntas, envió un mensaje de tranquilidad a una afición en estado de alerta tras lo que el mismo jugador definió como “una dinámica negativa”, en referencia a las últimas ocho jornadas, en las que los de La Línea solo han logrado una victoria.

“Sé que son muchos los que creen que hay problemas en el vestuario y todo lo contrario”, garantizó. “Que la gente esté tranquiliza, que no existe ningún tipo de problemas, estamos todos contentos con el cuerpo técnico, con el míster y trabajando para salir de una racha por la que atraviesan todos los equipos”.

Ismael Chico restó importancia al hecho de que durante la presente semana la plantilla no solo no haya gozado de jornada de descanso, sino que este miércoles se entrenó en doble sesión. “Ya lo hemos hecho otros años, cuando los resultados no llegan hay que currar más”.

“Yo muchas veces le comento a los compañeros que mi madre se levanta a las siete, sale a las tres, lleva treinta años trabajando en una residencia de ancianos y cobra menos que nosotros”, reflexionó.

Somos unos privilegiados, trabajar dos horas más o dos horas menos… es algo como los estudiantes, que si no sacan buenas notas, hay que echarle una horita más", finalizó.

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios