Real Balompédica Linense La derrota ante el Córdoba, la más amplia de la Balona en casa desde febrero de 1998

  • Los albinegros no encajaban cinco goles en el Municipal desde noviembre de 2016

Jugadores del Córdoba celebran uno de sus goles ante la desolación de la Balona, el domingo

Jugadores del Córdoba celebran uno de sus goles ante la desolación de la Balona, el domingo / Erasmo Fenoy

La goleada encajada por la Real Balompédica Linense el pasado domingo a manos del Córdoba CF (0-5), sin consecuencia clasificatoria alguna para los albinegros -que una semana antes habían sellado su ascenso a la Primera RFEF-, es la más amplia que el equipo de La Línea recibe en el Municipal desde que el 15 de febrero de 1998, fecha en la que cayó a manos del extinto CD San Fernando (1-7), en la jornada 25 del grupo X de Tercera división. Los albinegros, con Manolo Cruz en el banquillo, se rehicieron y sellaron la permanencia una semana antes de que finalizase la competición, con un triunfo en El Palmar sobre el Atlético Sanluqueño (1-2).

De acuerdo a los datos que ofrece BalonaDatos, la centenaria escuadra linense no recibía cinco goles en su ya maltrecho estadio desde el seis de noviembre de 2016, cuando sucumbió al Mérida por 2-5. Manolo Ruiz, a quien más tarde relevaría Juan Mari Sánchez y posteriormente Julio Cobos, era el preparador de los locales.

Curiosamente, fue el propio Mérida en la segunda vuelta de aquella misma temporada (dos de abril de 2017) el último equipo que, en Liga, le había endosado una manita a los balonos (5-1).

La última derrota –en Liga- de la Balona por cinco goles de diferencia se remonta al 11 de octubre de 2014, fecha en la que firmó un 5-0 en contra en el Nuevo San Ignacio a manos de El Palo, en Málaga.

Rafa Escobar rotó aquel sábado a buena parte de su plantel porque cuatro días después su equipo afrontaba un decisivo partido de Copa con el Cádiz… de un tal Antonio Calderón. El conjunto amarillo venció 1-2 tras una parada espectacular en el último segundo de Aulestia a un remate del portero balono Mateo, que había subido a rematar, y aplazó un año el desembarco de los linenses en las eliminatorias con rivales de Primera. "Otro año será" acababa la crónica de Europa Sur. Y si, fue.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios