Real Balompédica Linense Calderón, aquí tienes tu casa

  • La Balona iniciará 2020 con un prometedor doble compromiso en el maltrecho Municipal

  • Los albinegros arrancan el cinco de enero con el Talavera, que solo ha ganado una vez fuera

  • Una semana después llega el Villarrobledo, que no se ha estrenado como visitante

Antonio Calderón aplaude a sus jugadores, el sábado en San Fernando Antonio Calderón aplaude a sus jugadores, el sábado en San Fernando

Antonio Calderón aplaude a sus jugadores, el sábado en San Fernando / Román Ríos

La Real Balompédica Linense iniciará 2020 con dos encuentros en su maltrecho estadio. Que ya para entonces no tendrá ni torretas de iluminación artificial. Los albinegros, que precisan acentuar la mejora iniciada con su brillante victoria en San Fernando, recibirán de forma consecutiva Talavera (una victoria a domicilio) y Villarrobledo (que aún no se ha estrenado como visitante). En medio de los festejos puede parecer lo contrario, pero será un momento decisivo de la temporada.

Antonio Calderón no pudo estrenarse mejor en el banquillo de la Real Balompédica: con un triunfo de mérito que lograron los albinegros en San Fernando el pasado sábado merced a un auténtico golazo de Tomás Sánchez. Después de que en su primer encuentro la Balona tuviese enfrente a un rival de enjundia, el calendario le ofrece con la llegada del año 2020 una [supuesta] oportunidad de hora para terminar de completar el despegue.

La situación de la Balona en el fin de año dista mucho de ser la de 2018. Los albinegros se fueron de vacaciones tras empatar a dos en Don Benito enlazar con ello 13 jornadas sin conocer la derrota y en la cuarta posición del grupo IV de Segunda B, con 33 punto (los mismos que ahora tiene el Yeclano). Un año después los linenses tienen 25 (ocho menos) y están anclados en la octava posición, o ocho puntos de la zona noble.

De ahí que el arranque del año sea más que importante para desvelar si la Balompédica acabará por reengancharse a la pelea por los objetivos más ambiciosos y el calendario, dentro de la dificultad extrema que esta temporada entraña cualquier rival, se ha alía con los albinegros. Nada que ver con aquel arranque de 2019 (Cartagena, UCAM Murcia) que propició una doble derrota que, aunque entonces era casi imposible adivinarlo, marcó el inicio del declive.

El próximo día cinco (12:00) la Balona recibe a un Talavera de la Reina que después de caer a manos del Sanluqueño (1-2) en la última jornada de 2019 llegará como residente de la plaza de promoción, empatado con el Algeciras a 19 puntos.

Después de nueve viajes el equipo cerámino solo ha logrado un triunfo como forastero, fue el 27 de octubre y muy cerquita de La Línea, en el Nuevo Mirador, donde se impuso por 0-3. Además ha cosechado tres empates y cinco derrotas. Para colmo, el mismo día de Navidad hizo oficial –aunque ya estaba más que confirmada- la salida al fútbol polaco de su mejor artillero, Samu Corral.

Una semana después (día 12, también a las 12:00) la Balompédica recibe a un Villarrobledo anclado en puestos de descenso con solo 18 puntos y al que los números señalan como el peor visitante del grupo, entre otras cosas porque no conoce la victoria lejos del Barranco del Lobo. Un solo punto en nueve viajes y en ellos cinco goles a favor y dieciséis en contra. Las necesidades de la Balona obligarán a que el emotivo regreso del exbalono Jesús Castellanos a La Línea, ahora como entrenador del rival, sea solo un aliciente más.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios