Real Balompédica Linense Bryan Barrios se incorpora a la Balona y solo falta Ashley Williams

  • El defensa hondureño completa dos días de viaje para llegar a La Línea

  • El desembarco del meta liberiano aún no tiene fecha confirmada

Bryan Barrios, en la antesala de vestuarios del Municipal de La Línea Bryan Barrios, en la antesala de vestuarios del Municipal de La Línea

Bryan Barrios, en la antesala de vestuarios del Municipal de La Línea / RAG

El defensa Bryan Barrios entró por primera vez a última hora de este sábado en el Municipal de La Línea, la casa de la Real Balompédica Linense, el club que le ha abierto las puertas de Europa. Cuando superó la puerta de la grada de Preferencia que da acceso al túnel de vestuarios hacía casi dos días, dos largos días, que había abandonado su casa en Honduras. Un viaje que, seguro, le había valido la pena. Igual el maltrecho estadio no era el lugar que había imaginado pero el futbolista tocaba por fin el que fue su sueño desde pequeñito, pertenecer a un club de este lado del océano.

La llegada de Bryan Barrios, que este domingo continúa con el jet-lag, supone que casi toda la plantilla de la Real Balompédica está ya en la ciudad. Casi, porque entre los jugadores que han sido anunciados aún falta el meta liberiano Ashley Williams, pendiente de resolver los cada vez más complicados trámites para llegar a España desde su país en medio de la crisis sanitaria generada por el Covid-19 (coronavirus).

El curso pasado, entonces sin pandemia de por medio, ya se retrasó la incorporación del congoleño Kaya, que acabó la temporada cedido en el Córdoba B, y del sierraleonés Alhassan  Koroma. Y acabaron llegando. 

En este caso el retraso se antoja menos trascendente, ya que la Balona se vio forzada el sábado a anunciar que aplazaba sin fecha el comienzo de sus entrenamientos, que estaban previstos para la semana entrante con una concentración en el Marbella Football Center de San Pedro de Alcántara (Málaga). La causa es que a estas alturas la Federación aún no ha puesto fecha al arranque de la competición hasta que exista un protocolo bendecido por el Consejo Superior de Deportes para prevenir de una posible expansión del coronavirus.

Paradójicamente, los jugadores de la Balona ya se han sometido a los exámenes médicos previos al comienzo del trabajo, que han tenido lugar en Centro Andaluz de Medicina del Deporte (CAMD), en San Fernando.

La incierta realidad sobre el presente de la competición en la Segunda división B ya está generando, por cierto, gastos a la directiva que encabeza Raffaele Pandalone, por cuanto el club corre con el pago de los domicilios de la casi totalidad de los integrantes de la plantilla y, en buena parte de los casos, resulta casi imposible que estos regresen a casa de manera temporal hasta que se fije la fecha en la que se llevará a cabo el primer entrenamiento de pretemporada.

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios