Sevilla

Dos madres unidas por la tragedia

  • Los padres de Laura Cerna, la profesora que fue descuartizada en agosto de 2010, se trasladan a Sevilla para seguir su causa y entrevistarse con la familia de Marta.

Comentarios 4

Sandra Cerna y su marido Thomas han recorrido más de 7.000 kilómetros para trasladarse desde Florida a Sevilla para interesarse por el estado de la causa que se sigue contra el asesino de su hija Laura, la profesora de inglés de 49 años que fue apuñalada y descuartizada la noche del 30 de agosto de 2010. Durante los días que van a pasar en Sevilla, los padres de Laura Cerna Baird se han entrevistado con los padres de Marta del Castillo y tienen incluso intención de acudir mañana a la Audiencia de Sevilla para seguir una de las sesiones del caso contra los cuatro acusados por la desaparición de esta joven.

Será una coincidencia paradójica, puesto que en la misma sala estarán Eva Casanueva y Sandra Cerna, las madres de dos víctimas de crueles asesinatos, y también Rosalía García Marín, la madre del Cuco, que ha sido citada a declarar en la vista oral y que en estos momentos está en el centro de la polémica por haber concedido una entrevista pagada a la cadena Telecinco. Sandra Cerna quiso que el encuentro con los padres de Marta fuese privado, "de madre a madre". Quería mostrar a los padres de Marta el "respeto" que les tiene y la "dignidad" con la que están siguiendo todo el proceso de su hija, además de que, según dijo, "necesita el ánimo de ellos".

La visita de los padres de Laura, la "sevillana americana" como la llamaba cariñosamente Sandra, tiene además otra finalidad. Sandra y Thomas ejercieron de abogados defensores en Nueva York durante su trayectoria profesional y ahora que se acerca el juicio contra Antonio Gordillo, el asesino de Laura, quieren interesarse por el estado del proceso y reunirse con la fiscal jefe de Sevilla, María José Segarra.

Sandra Cerna es consciente de las diferencias entre los dos sistemas legales -el de Estados Unidos y el español-, pero con su visita quiere preparar que en el juicio se expongan con claridad todas las evidencias que hay contra Antonio Gordillo. "Nuestro caso es distinto al de los padres de Marta. Desgraciadamente encontraron el cuerpo, que ha dado muchas evidencias de la brutalidad del ataque", asevera Sandra en alusión a las heridas defensivas que tenía su hija en los brazos. Eso unido al hecho de que "no había necesidad de quitarle el vestido", muestran la personalidad del acusado.

Sandra Cerna añade que es muy importante dejar constancia de todos estos detalles a los jueces que van a enjuiciar al "monstruo" que mató y descuartizó a su hija, porque la razón por la que Laura murió fue porque Antonio Gordillo "tenía fama de mujeriego y de muy macho, y mi hija se negó, algo le enfureció y por eso está sin ropa y con las marcas defensivas".

Los padres de Laura abogan porque el acusado cumpla la máxima pena posible -la Fiscalía ha pedido 25 años- y no pueden, por mucho que respetan las leyes españolas, dejar de comparar cuál sería la pena si el delito se hubiera cometido en Estados Unidos. "No creo en la pena de muerte, porque eso es el Estado mantando, pero sí en la cadena perpetua o 50 años. Lo que le hizo al cuerpo de mi hija tiene una condena de 15 años pero aquí en España sólo cinco meses. Es la ley de España y tengo que respetarla".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios