Educación

Escuelas Católicas acusa a la Junta de "discriminación" en la reapertura de los colegios concertados

  • Advierte que no se les ha dotado de recursos higiénicos para retomar el proceso de escolarización

Carlos Ruiz, secretario general de Escuelas Católicas de Andalucía. Carlos Ruiz, secretario general de Escuelas Católicas de Andalucía.

Carlos Ruiz, secretario general de Escuelas Católicas de Andalucía. / Belén Vargas

La organización Escuelas Católicas de Andalucía (ECA), con más de 400 colegios concertados y 225.000 alumnos en Andalucía, ha denunciado ante el consejero de Educación y Deporte, Javier Imbroda, la discriminación generada hacia los titulares de estos centros con respecto a los públicos en relación a la dotación de artículos higiénicos y sanitarios necesarios para su reapertura la próxima semana, cuando se retome de forma presencial el proceso de escolarización.

La ECA recuerda que en las instrucciones del 13 de mayo la Viceconsejería de Educación, en su apartado sexto, establece que tanto centros públicos como concertados reciban dotación de material por parte de la Administración educativa, siendo únicamente necesaria la adquisición por parte de los centros si esta fuera insuficiente. No obstante, y sorpresivamente, en la comunicación remitida a los centros por parte de la Consejería de Educación y Deporte se establecía una clara diferencia entre los dos tipos de centro.

Así, en el caso de los centros públicos se indica que “aquéllos que pudieran necesitarlos pueden dirigirse a las delegaciones territoriales, que disponen ya desde mañana de mascarillas e hidrogeles, y en las próximas fechas, de guantes, para iniciar el procedimiento de recogida de los artículos que pudieran necesitar”. Sin embargo, esta previsión queda excluida de la comunicación realizada a los centros concertados, que deberán abastecerse de este material sin contar con el apoyo económico u organizativo de la Consejería de Educación.

Desigualdad entre centros

Ante esta situación, Escuelas Católicas de Andalucía recuerda que, conforme al artículo 3 de la Ley de Educación de Andalucía (LEA), ambos centros, públicos y privados concertados, son parte integrante del sistema educativo andaluz y a ambos van dirigidas las instrucciones citadas cuando en su apartado segundo, relativo al ámbito de aplicación, hacen referencia a centros sostenidos con fondos públicos. Además, ambos tipos de centros se ven obligados a la apertura y consiguiente adquisición de material como consecuencia de dichas instrucciones, con el objetivo de participar en el proceso de admisión de alumnos y garantizar así su escolarización, cuestión que beneficia a toda la ciudadanía.

“No alcanzamos a comprender la exclusión de una parte del sistema educativo andaluz, la red de centros concertados, de la dotación de los artículos necesarios para que el proceso de admisión se realice con todas las garantías, tanto trabajadores como para familias”, indica Carlos Ruiz, secretario general de Escuelas Católicas Andalucía.

“Esto genera una clara discriminación entre ambas redes complementarias, pública y concertada, que va en contra de las manifestaciones que el consejero ha realizado desde el inicio de su gestión, defendiendo siempre la igualdad entre ellos”, añade Ruiz, quien insta a Imbroda a adoptar las medidas necesarias para extender la dotación de artículos sanitarios e higiénicos necesarios a la red de centros privados concertados de Andalucía. “De lo contrario, el consejero estaría consolidando centros, profesores, PAS, familias y alumnos de primera y segunda categoría. En definitiva, una grave injusticia”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios